#OrgulloLGBTQ: Leisy García

Fecha

, Entrevistas

Por Alexandra G Roca Foto Fuente externa 

Leisy García, mejor conocida en las redes como Leisy Fit, tiene una empresa que oferta programas de entrenamientos físicos personalizados y de prevención privados y empresariales. No es la primera vez que esta joven abogada de profesión, que descubrió que el fitness era su verdadera pasión, está con nosotros, pero en esta ocasión llega a Pandora más que para asesorarnos, para inspirarnos con su historia.

¿A qué edad y como te diste cuenta? Siempre tuve cierta curiosidad pero no fue sino hasta los 18 años que me atreví a aceptarlo y darme la oportunidad de contarlo a mis personas cercanas.

¿Qué sentiste en ese momento?  Liberación. Por primera vez sentí que todo encajaba.

¿Qué te ayudó a asimilarlo/aceptarlo? Creo que mi forma de ser. Siempre me ha gustado ser yo misma sin pretensiones y nunca pensé en las consecuencias que me podría traer ser abiertamente lesbiana. No les voy a negar que fue un proceso difícil al principio, pero algo en mí sabía que luego todo iba a estar bien.

¿Qué significa y qué implica ser gay hoy en día? Afortunadamente, mi generación tiene un gran camino labrado. Sin embargo, aún hay mucho que hacer. Hay lugares en el mundo en donde ser gay o ser hetero es lo mismo, no es necesario hacer la distinción ya que se entiende que somos humanos y es lo que importa. Por igual, hay otros países donde es hasta ilegal y estamos los latinoamericanos que todavía estamos en el proceso de lucha. Ser gay en RD no es fácil, hay más tolerancia dependiendo de tu clase social pero no hay tanta aceptación como quisiéramos.

¿Cómo se lo comunicaste a tus allegados? Mis padres lo sospechaban y me sentaron para hacerme la gran pregunta, no lo negué… fue muy doloroso verlos decepcionados de mí a pesar de todo lo que había logrado en mi vida hasta ese entonces. Ya en mi trabajo y a mis amigos cercanos se los había dicho, pero se me hacía muy difícil hacerle frente a mi familia. El tiempo ha sido nuestro mejor aliado ya que actualmente me aceptan y aceptan mi relación. Me siento estable, amada y aceptada en mi familia.

¿Qué sentiste después de hacerlo? A pesar de lo difícil que fue el primer año, sentí que me quité un peso de mis hombros.

¿Qué le recomiendas a aquellas personas que no han tenido la fuerza de hacerlo? Al final del día lo único que importa es ser honesto contig@ mism@ y hacer lo que te haga feliz. Tus padres tomaron sus propias elecciones, tus vecinos no pagan tus cuentas, un “me gusta” en Instagram no te hace mejor persona. Salir del closet no significa decirle a todo mundo tu preferencia sexual, significa sentirte cómodo en tus propios zapatos y no esconder tu esencia.  Obviamente no para todo el mundo es tan sencillo, a mí me funcionó tener un buen grupo de apoyo, ir a terapia si lo consideras necesario, pero nunca quedarte callad@.