El lado bueno de las redes

Fecha

, Telegrama

Mucho las han criticado, y vamos, ha sido con razón. Pero en los últimos meses, creo que todos los que hacemos vida dentro de las redes sociales nos dimos cuenta de uno de sus lados más positivos: el altruista. Como leí en un post, nos pusimos en modo solidaridad a través de una herramienta que suele tacharse de banal.

Como buena Millennial, soy fanática de las redes sociales, me parecen de los medios más motivadores que existen… para renovarte día a día a través de tu imagen, mejorar tu calidad de vida por medio de los ejercicios o una alimentación saludable; incluso, para gracias a una simple frase tomar la decisión que tanto habías aplazado. Esa es su gran magia, nos ayuda a movernos de nuestra zona de confort, incluso cuando la vida nos dice que quizá no tenemos “vida”. Han logrado lo que muchas revoluciones no han alcanzado: constancia.

Me tomo la libertad de escribir sobre este tema, porque la constancia, inspiración y solidaridad que últimamente reinan en las redes sociales han servido de esperanza a muchas pacientes con cáncer por años: para conseguir los recursos de sus costosos tratamientos, para seguir conectadas a la sociedad mientras se encuentran dentro de una sala de hospital; esperanza para saber que todo va a suceder en orden divino y que en sus procesos, puedan llevar esa misma certeza a otras personas (no dejes de leer nuestro reportaje de la pág.102).

Inspirar, influenciar, está de moda. Aportemos nuestro granito de arena. Tenemos los medios para hacerlo. P

 @AiramToribio