Nashla Bogaert: “Me siento mucho más consciente de las cosas que quiero proyectar”.

Fecha

, Pandorama

Por Patricia Crusset

 

En nuestra edición de noviembre nos acompaña en portada Nashla Bogaert, quien nos dedicó un espacio para conectar a un nivel más profundo con una conversación amena y refrescante.

 

“Como mujer, me siento mucho más consciente de las cosas que quiero proyectar”.

 

Nashla Bogaert

Ella, con la energía de quien acaba de tener una productiva sesión de entrenamiento, inicia la conversación, en una ya fresca mañana otoño. No parece una entrevista, simplemente cuatro amigos hablando, mientras se organizaban los detalles para iniciar con el maquillaje y el peinado. Nashla se anda sin poses, suma una sonrisa auténtica y hasta con cierto aire infantil. En cambio, en sus palabras demuestra mucha reflexión, el peso de la responsabilidad que tiene la sociedad actual y, sobre todo, de quien trabaja tanto delante como detrás de las cámaras.

 

Está clara de lo que le gusta, agradecida de lo que ha logrado y con la visión encaminada hacia lo que quiere. El trabajo es su pasión, su energía, lo que la motiva.

 

Dio el gran salto del mundo de la televisión al cine, no sólo como actriz, si no como la mujer que crea y dirige producciones de cine y documentales. Y en el 2019 la vimos regresar a la pantalla chica por la puerta grande: como socia y una de las productoras del proyecto de temporada más ambicioso que hasta el momento se ha desarrollado en el país: Dominicana’s Got Talent, el cual ya lleva dos temporadas.

 

Desde 2003, cuando partió de su natal San Francisco de Macorís, hasta finales de este 2021 es mucho lo que ha evolucionado Nashla. Y con ella empezamos a celebrar un cierre de año, todavía atípico por la pandemia, aunque sí con muchas esperanzas renovadas y la mirada puesta en un futuro prometedor en el arte local.

 

Nuestra conversación

  • ¿Qué ha cambiado de la Nashla de ahora a la que entró en 2003 a los medios de comunicación?

Creo que la madurez, porque una, como mujer y viviendo en una sociedad que genera bastante presión hacia nuestro género, el que pasen los años te va creando cierta madurez enfrentándote a esa sociedad. Me siento mucho más consciente de las cosas que quiero y del discurso que como persona deseo defender. Aunque puede que en 10 años piense distinto, eso es parte de la filosofía de vida: ser maleable y expandir tus conocimientos.

 

  • Siempre hay figuras que marcan un antes y un después en la carrera de un artista, que te impulsan o te alientan y consuelan cuando surgen las dudas, ¿quiénes han sido durante tu trayectoria?

A nivel profesional, te puedo decir que David Maler, mi esposo. Él es de las personas que más atento está a mi crecimiento, se preocupa genuinamente por mí. Trata siempre de inspirarme, de provocarme conversaciones interesantes, que me hagan crecer como mujer y como profesional. Es muy inteligente y con una sensibilidad muy despierta. Siento que la mecánica nuestra es inspirarnos para poder animarnos el uno al otro. La base fundamental del éxito de nuestra relación es eso, justamente, tenernos como referencia mutuamente. También, me alientan mis amigos personales y mi madre. Para mí ellos son los pilares, no necesariamente figuras públicas.

 

  • Precisamente, una de las preguntas es: ¿cómo hacen David y tú para mantener la dinámica de pareja al tiempo que trabajan juntos?

Me gusta trabajar con él y también a él le gusta trabajar conmigo; nos sentimos cómodos en el proceso. No invadimos el espacio del otro y tratamos de ser respetuosos con los puntos de vista de cada quien. Esto es una carrera de arte, no una ciencia exacta. Así que entender que cada quién puede tener un parecer, una filosofía, nos ayuda a respetarnos mucho en el set. Dentro de las películas, él es la persona que más me ha dirigido en mi carrera.

 

Vestido de THN Brida. Aretes de Pamabela

 

  • ¿Crees que es equitativo el rol de las mujeres y los hombres el escenario artístico nacional?

En cuanto a número, creo que hay más mujeres que hombres, aunque más que cantidad o competencia de mujeres frente a hombres, considero que nuestro cine y televisión están creando, aún de manera muy lenta, mejores escenarios para que la mujer se reconozca realmente. Evidentemente vivimos en una sociedad ligera y fuertemente machista. Hay que aprender a ir derrumbando esas construcciones sociales, y como mujeres y hombres tenemos ese rol. Aunque posiblemente no lo veamos ahora, nos tocó ser la generación que comience a cambiar el discurso.

 

  • Tanto en el plano físico como emocional, ¿cuál ha sido el personaje que te ha costado más preparación?

(Piensa…) Hay una película que me significó mucho a nivel emocional: “Lo que siento por ti”, basada en hechos reales, con un guión realizado por los creadores de Quiéreme como soy. Interpreté un personaje que cargaba mucho dolor. Crear empatía con un sufrimiento que he podido ver en otras vidas, respetarlo y tratar de hacerle justicia, representó un gran desafío para mí. También, hacer la producción ejecutiva del proyecto de tele- visión más comprometedor de la televisión dominicana, que es Dominicana’s Got Talent y llevar a cabo la realización de proyectos cinematográficos es una carga muy importante sobre mis hombros. Encarar eso, cuando mi carrera era interpretación o solo la artista que contrataban.

 

  • ¿Qué han representado estas dos temporadas de Dominicana’s Got Talent?

Fue un trabajo extenuante para captar la atención de las marcas que nos apoyaron. Es un proyecto muy ambicioso en todo el sentido de la palabra…. A nivel de producción, de empleomanía, de demanda para los talentos y de presupuesto. Absolutamente todo era ambicioso. Para hacer la primera temporada nos tomamos unos cuatro años, ya luego el camino es más fácil, pero sí, ha significado mucho para mí. Regresar a la televisión con un proyecto como Dominicana’s Got Talent es volver con una plata- forma que le da oportunidad a la gente, que fue lo que hicieron conmigo cuando yo inicié. Y de esta manera también devuelvo parte de lo que alguna vez me dieron a mí.

 

“Tenemos que ser seres completamente moldeables en función de la experiencia de vida y lo que nos va rodeando”.

 

  • A pesar de los aplausos, cuando se trata de figuras públicas siempre surgen críticas, y en redes sociales la gente es muchísimo más brusca y hasta hiriente. ¿Cómo lo manejas; has tenido que bloquear a alguien de tus redes sociales? ¿Qué ha sido lo bueno y lo malo?

Sé lo que conllevaba ser figura pública. Soy totalmente indiferente a las críticas que tienen como única función hacerte sentir mal. Cuando bloqueo es que porque esa persona ha entrado en un lenguaje ofensivo para mis seguidores. Pero no bloqueo a los que dicen su opinión con respeto, aunque no sea la crítica que más me favorezca o que más cómoda me haga sentir; a esas personas las dejo ser. Con el tiempo, una se va poniendo más fuerte y menos sensible. Tomo lo que me ayuda a mejorar mi carrera.

¡He aprendido un montón de comentarios positivos! Tenemos que ser seres completamente moldeables en función de la experiencia de vida y lo que nos va rodeando.

 

Nashla Bogaert Revista Pandora Noviembre

 

  • Hay quienes dicen que no ven televisión local o que no les gustan las películas que se hacen en República Dominicana, ¿Cuál es tu opinión?

Pienso que no es bueno generalizar, porque es cierto que en la televisión o el cine hay productos que no necesariamente a ti te gusten, igualmente existen otras cosas que te pueden llamar la atención. Es importante que nos demos la oportunidad, hay quienes critican la cartelera de cine porque, a lo mejor, no han visto todas las propuestas dominicanas que se proyectan en el año. Tanto en el cine como en la televisión, hace falta darnos un chance.

 

  • ¿Volverías a la tv local con un proyecto fijo?

Uno nunca puede decir que no volvería porque el mundo es muy cambiante y cíclico. Sí te puedo decir que me inclino por los proyectos de temporada, porque entiendo que el mundo en el que vivimos hoy va muy rápido y muchas de las personas prefieren un contenido más compacto, con cierto tiempo de vida. La televisión ha evolucionado hacia ese lugar y YouTube, como plataforma, le ha dado a la población una opción de ver contenido más corto, preciso y especializado.

 

  • Aún no has explorado la plataforma de YouTube…

No, sin embargo, lo haré muy pronto (risas). Tengo ideas, ¡muchas!, tal vez para mostrar otras partes de mí.

 

  • A quienes se inician en el mundo del arte y la comunicación, ¿qué le recomendarías?

El otro día decía en una charla que cuando cualquier profesional que está iniciando me pide un consejo o clave del éxito, me aterra darles consejos, porque es cierto que la disciplina, el talento, las capacidades,  el estudio constante y la voluntad te ayudan a donde quieres llegar; sin embargo, hay una cosa muy mágica, que es estar en el lugar correcto a la hora justa. Hay gente que le llama suerte, hay quienes le dicen oportunidad. Siento que el consejo que puedo dar es tratar de no compararse con los demás, puedes tener una inspiración o referencia, pero sin la expectativa de que te pase lo mismo. De hecho, te puede suceder algo mejor. Y cuando estés en el momento y en la hora justa, debes estar preparado/a.

 

Vestido de Acuarela Beard.

 

“Me ayuda tratar de disfrutar cada momento sin estar tan obsesionada por el futuro. No sé si eso me lo ha dado la edad, ya estar en los 30, donde se ven las cosas con más claridad”.

 

  • Amante y defensora de los animales, preocupada por el medioambiente, eres de las que además de postear de esos te- mas en redes pasas a la acción. ¿De dónde sientes que viene esa “vena social” tuya?

Las causas sociales vienen por mi formación familiar. La empatía hacia las situaciones de lo demás, incluyendo todo tipo de ser vivo, fue lo que me comenzó a construir la persona que soy hoy. No te sabría decir quién o qué tipo de elemento abrió mis canales hacia ese tipo de sensibilidad, pero siempre ha sido así. Mi interés es  que el impacto que pueda generar como persona vaya a favor de la humanidad y la naturaleza.

 

  • ¿Cómo te cambió la pandemia?

Tengo dos lecturas de la pandemia: La positiva es que pude conectar con ciertas necesidades espirituales, que tal vez por distracción, por vivir en este mundo tan rápido, no me daba cuenta. También ayudó a darle más calor al hogar. En cuanto a lo negativo, me vi con mi familia en el primer pueblo que se cerró por brote y que hubo mucho descontrol, lo cual que me llevó a una depresión. El lado bueno de ese estado de ánimo por el que atravesé fue que canalicé la tensión movilizando ayuda, ocupándome con lo que pudiese. También me ayudó bailar.

 

  • Y ahí fue que te iniciaste en TikTok…

Se podría pensar que es una plataforma como tonta, pero la verdad que es una gran terapia para mí, no te imaginas cuánto. Si no hacía eso, si no encontraba algo que me distrajera posiblemente mi proceso depresivo se hubiese extendido un montón, y fue la sugerencia de una psicóloga amiga de que me ocupara en algo. Siempre me gustó bailar. Y me encantó que cuando compartía los bailes, la gente me decía: ‘síguelo haciendo porque encuentro en ti como un escape’.

 

  • Aparte del baile, ¿cómo mantienes tu paz espiritual?

Hay algo que siempre me ha acompañado: cuando yo no puedo cambiar algo, porque no depende de mí, no me estreso por eso. Es difícil, sin embargo, estoy haciendo un ejercicio enorme para evitar la frustración. También, tratar de disfrutar cada momento sin estar tan obsesionada por el futuro. No sé si eso me lo ha dado la edad, ya estar en los 30, donde se ven las cosas con más claridad.

 

  • ¿Cómo va a terminar Nashla el año?

¡Trabajando! Eso es muy millennial, trabajar mucho. Yo sé que la generación siguiente es más soft en ese sentido y sabe valorar más su espacio, pero en mi caso no hay oportunidad que se pueda desperdiciar. Trabajo todo el tiempo y me siento mal si no lo hago. Ahora mismo estoy en “No me conoces”, un documental que dirigí y está en la etapa de post producción. En diciembre finaliza un rodaje en el comparto escena con Clara Lagos, además de grandes compañeros dominica- nos. Y estoy desarrollando algo que no tiene que ver con ninguna manifestación artística en la que me han visto anteriormente.

 

Nashla Bogaert Revista Pandora Noviembre

Top y falda de Acuarela Beard. Aretes de Elize. Sandalias de ZuShoes

 

“Evidentemente vivimos en una sociedad ligera y fuertemente machista. Hay que aprender a ir derrumbando esas construcciones sociales, y como mujeres y hombres tenemos ese rol. Aunque posiblemente no lo veamos ahora, nos tocó ser la generación que comience a cambiar el discurso”.

 

Créditos

FOTOS  Fernando Santos & Víctor Nicolás

ESTILISMO Acuarela Beard

ASISTENCIA DE ESTILISMO Frederick Paul Jesús y Laura Harada

MAQUILLAJE: Andrews Saldaña

PEINADO: Max Yamil Paulino

LOCACIÓN Y AGRADECIMIENTOS: Casas Del XVI

Lee y descarga gratis
la reciente edición de Pandora

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.