Las dos caras del Ghosting: quien lo da y quien lo recibe

Fecha

, Temas

La era digital ha traído consigo muchos cambios, incluyendo las formas de interacción. Sin embargo, esta facilidad no ha sido del todo positiva en materia de relaciones interpersonales, ya que así como conoces personas de manera rápida, de igual forma pueden desaparecer como “fantasmas”, esto es ghosting. 

 

Por Pamela Toribio  Ilustración Ghosting Fuente Externa

 

El ghosting consiste en simplemente desaparecer luego de haber iniciado el proceso de conocer una persona a través de mensajes de texto o redes sociales. El término fue elegido como uno de los vocablos de 2015 por el diccionario británico Collins.

Para conocer un poco más de este tema conversamos con el terapeuta de parejas del Centro Vida y Familia, Ramón Almánzar, quien confirmó que actualmente recibe con frecuencia pacientes que han sido víctimas del ghosting, y según lo que ha podido observar, en muchos de los casos los involucrados no llegaron a ser pareja. Esto pasa cuando las personas se están conociendo o “saliendo” y por alguna razón, generalmente irresponsabilidad, uno de los dos decide no seguir con la dinámica sin dar ningún tipo de explicaciones.

 

Pero, ¿qué pasa con esa persona que queda a la espera de alguna respuesta? La psicóloga clínica y terapeuta familiar, Laura Pichardo, nos explicó que quienes han sido víctimas de ello, experimentan confusión, sentimiento de abandono, tristeza, culpa, desilusión y rabia.

 

Entonces, es necesario trabajar estos sentimientos en base a lo sucedido y no desde la ilusión de lo que pudo ser. Esto quiere decir, que como en todo proceso emocional, es necesario vivir las distintas etapas (negación, enojo, negociación, tristeza y aceptación), para sanar la herida.

 

Los expertos no recomiendan a la persona que queda “enganchada” seguir insistiendo en recibir una justificación. Persistir ante la realidad de que la otra persona no da la cara o asume la responsabilidad, probablemente traerá más inestabilidad emocional. En este sentido, la idea es trabajar el proceso de cierre a nivel personal. Lo ideal es que busques ayuda para entender lo que pasó. En muchos casos con una buena psicoeducación por parte del terapeuta la persona logra entender el tema. Algunos no vivirán un duelo como tal, sino un shock o impacto emocional.

Qué te lleva a hacer ghosting

Al tratar de explicar este tipo de actitud, Laura señala que así como hay personas que son muy empáticas, conectadas con los demás y sensibles a las situaciones del entorno,
hay otras que, por sus características, sus traumas no resueltos o su forma de ver la vida, se distancian y les cuesta conectar con la vida emocional de otros.

 

Existen diversos factores que pueden llevar a este tipo de afrontamiento: una historia no superada donde antes se ha vivido abandono, falta de recursos para la confrontación, dificultad para asumir responsabilidades y falta de empatía.

 

Una persona que tiende a hacer ghosting solo puede cambiar su actitud si lo acepta, lo entiende y lo asume. Aceptar que se tiene un problema es el inicio del camino al cambio. A partir de allí comenzar un proceso interno de cuestionarse el por qué éste ha sido su estilo de abordaje. Esto conlleva a entrar en contacto con sus miedos y dolores; aprender a asumir la responsabilidad de sus decisiones, aunque esto implique en ocasiones enfrentarnos a una situación incómoda o dolorosa. Cuando sea necesario, abrirse a iniciar un proceso de terapia que te ayude a buscar las respuestas que necesitas y a aprender a vincularte de forma más saludable con las parejas.

 

Es importante recalcar que el ghosting no es una ruptura, aunque a algunos les afecte como tal. Cuando hay una relación de pareja, generalmente las personas saben por qué la otra persona se ha ido, aunque no le dé explicaciones, porque ha habido, en la mayoría de los casos, conflictos contundentes.

 

Sin embargo, los expertos definen como una irresponsabilidad terminar cualquier tipo de relación o interacción de manera abrupta. Es como elegir el lado fácil de la vida, no tener que afrontar las cosas de manera madura. No es una obligación quedarse con nadie, pero se debe dialogar.

 

Formas de interacción como posible causa

Almánzar reconoce que definitivamente en estos tiempos se ha ido perdiendo la empatía y el ponerse en el lugar del otro. A mayor crecimiento socioeconómico, y ahora mediado por la tecnología, se ha observado una disminución de las habilidades sociales de interacción humana.

 

Hoy en día, aunque interactuamos más a través de las distintas plataformas digitales, las destrezas que se requieren en estos espacios jamás serán iguales a aquellas que son necesarias para el contacto íntimo y físico con otra persona.

 

La digitalización definitivamente ha ayudado a desarrollar cierta incomodidad al momento de personalizar las relaciones… la tecnología plantea el mínimo esfuerzo para lograr muchas cosas, y esto le encanta al cerebro humano. Pero más que responsabilizar a la digitalización, la mirada debe estar puesta en nosotros y en no olvidarnos de las cualidades que nos hacen humanos, de la empatía, el respeto y la honestidad en el vínculo con los demás. 

 

Dile no al ghosting

Para evitar que pase este tipo de comportamientos en futuras relaciones, la experta señala que lo ideal es que todo el mundo tenga la conciencia de que, cuando está saliendo/conociendo a alguien, ésta es una gran probabilidad. Aceptarlo de antemano sería una buena estrategia de defensa.
El que una persona se aleje sin hablarlo y sin dar la cara, no es algo que dependa de nosotros. Quizás lo más importante es observar y cuidar elementos básicos en la relación de pareja, como son:

• Estilo de comunicación. El cual necesita ser abierto y claro. ¿Es capaz tu pareja hablar sobre sus emociones? ¿Dialoga sobre las cosas que le preocupan?

• Capacidad de resolución de conflictos. ¿Cómo resuelven las dificultades? ¿Recurre tu pareja a la evasión o se sienta a resolver de forma asertiva?

• Conexión emocional. ¿Percibo que mi pareja conecta con mis emociones? ¿Evade abordar los aspectos emocionales?

• Capacidad de asumir la responsabilidad. Ante las situaciones que ocurren, ¿suele mi pareja asumir su responsabilidad? ¿Tiende a responsabilizar a los demás?

Lee y descarga gratis
la reciente edición de Pandora

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.