Tres tips para ejercitarse en casa

Fecha

, Salud

Colaboración Giselle Mueses, Fitness Coach / Trainer

 

Cuando queremos empezar con un gran cambio en nuestras vidas, cómo lo es hacer ejercicios por primera vez o ejercitarse en casa (si nunca lo habías hecho antes), debemos empezar con pasos pequeños pero constantes, para lograr crear un hábito. Después de ahí, todo se nos hace más fácil.

 

Tips para ejercitarse en casa

 

1. Coloca en tu agenda una hora fija para ejercitarse, como si fuera una cita de trabajo y cumple con ella cómo tal. Casi siempre hacer ejercicios antes de iniciar tu jornada laboral, a primera hora de la mañana, es la mejor idea.

 

  • De esta forma aseguras de que ningún compromiso laboral te hará cancelar tus ejercicios.
  • Elegir un horario fijo te ayuda a poder entrenarte de manera constante, sin distracciones, ni interrupciones.
  • Busca un ambiente en tu casa donde puedas estar cómoda, tener un espacio mínimo para moverte y donde te puedas aislar de las posibles interrupciones de la casa como llamadas telefónicas o los niños.

 

2. No necesitas tener muchos equipos caros para poder entrenar en casa.

  • Al inicio, lo ideal es trabajar con el peso de tu cuerpo, haciendo ejercicios funcionales que pongan a trabajar muchos músculos al mismo tiempo (que aumentan tu gasto de calorías) como las Sentadillas, las Pechadas, el Peso Muerto, Zancadas, entre otros.

 

  • Combina estos ejercicios con abdominales y ejercicios con botellas llenas de agua o de arena, para trabajar brazos, hombros, espalda y pectorales. También las puedes usar para trabajar tus piernas. Para hacer tu entrenamiento más intenso, realiza 3 a 4 series de muchas repeticiones (mínimo 30 repeticiones por cada serie) y ve agregando peso, usando botellas más grandes

 

3. Cuando desarrolles resistencia muscular y te sientas lista para usar más peso, empieza a adquirir mancuernas desde 5 a 15 libras y bandas elásticas (qué se colocan en la puerta) para darle variedad a tu entrenamiento.

 

  • En cuanto a la frecuencia, no te fijes metas ambiciosas y difíciles de mantener, como por ejemplo, empezar con una rutina de 5 a 6 veces por semana, durante una hora. Si tu cuerpo y tu mente no han tenido tiempo de adaptarse a este cambio, se te hará muy pesado mantenerlo y abandonarás. Mejor, empieza con una frecuencia de 3 días por semana, media hora cada sesión.

 

  • Con el paso de los días, le vas aumentando tiempo a cada sesión de entrenamiento hasta llevarlo a una hora y luego empiezas a aumentar los días paulatinamente, hasta llevarlo a 5 días a la semana.

 

Después que creas este hábito (en 21 días aproximadamente) te darás cuenta de que en vez de tener que hacer ejercicios como una obligación, desearás hacer ejercicios, te hará falta.

 

OJO: ponle más enfoque a la consistencia en tus ejercicios que a la cantidad o a la intensidad. Con el tiempo, estás dos últimas mejorarán, si eres siempre consistente. Así que no pares, ¡no te bajes!

 

Para más consejos, síguela @gisellemueses

 

Lee y descarga gratis
la reciente edición de Pandora

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.