Conoce a María Batlle y dale follow

Fecha

, Columnas

Por Alexandra G. Roca Fotos María Batlle Fuente Externa

 

Maria Battle es una mujer que ha transformado el arte hasta convertirlo en su estilo de vida. Ser artista va más allá de las obras pictóricas, también incluye la obra humana donde servir es el centro de tu vida.

 

Artista de profesión y corazón, además es Presidenta de la Fundación María Batlle, Coordinadora de Inclusión y de la Bici en la Oficina de la Alcaldía del D.N. Bajo el marco de la columna Dales Follow, conversamos sobre sus proyectos actuales y su importancia.

 

La conversación con María Batlle:

 

  • Harvard, Yale, Columbia y Georgetown, ¿cómo llegan tus proyectos de inclusión a algunas de las universidades más prestigiosas del mundo?

Como artista, en el 2013 trabajaba en visualizar la música a través de la pintura. Conocí personas sordas en La Romana y comencé a explorar los beneficios de la música en su educación. Así comenzó mi fundación. Cuando no estaba trabajando con estudiantes escribía correos 24/7 buscando conectar con personas alrededor del mundo que entendieran la visión de innovar la educación inclusiva a través de la música. Me invitaban anualmente a Harvard con Yo Yo Ma, el violonchelista virtuoso, luego presentamos una cátedra en Columbia, y ya llevamos 7 años colaborando. Con Yale también nos invitan a presentar cátedras y en Georgetown nos otorgaron un fellowship.

 

  • ¿Qué sacaste de esta experiencia?

Los equipos de estas universidades se convirtieron en asesores de nuestros proyectos. Encontré en Yo Yo Ma y las demás personas, un espacio seguro para inventar, y eso era lo más importante porque aquí en mi R.D. me enfrentaba a diario a comentarios como “¿Y a quién le importan las personas sordas?”.

 

  • ¿Por qué decidiste compartir tus escritos en el medio digital El Mitin?

El Mitin es un medio especializado en política dirigido a una juventud con mucha conciencia social y ganas de participar. Nos ayuda a entender la política dominicana sin sensacionalismo. El Mitin es mi forma de conectar con el día a día de la política dominicana. Primero fui su fan número uno, y ahora también soy columnista sobre temas de inclusión.

 

  • ¿Qué nos falta como sociedad?

Más Guardianes de la Democracia, legalizar el aborto, legislar por los derechos de las mujeres y la ciudadanía LGBTQ+. Separar la iglesia del Estado. Separar la Constitución de la Biblia. Entender que la política no es caridad, que los derechos no son limosnas y que sí se puede gobernar sin discriminar. Necesitamos personas jóvenes que defiendan los derechos humanos entrando a los espacios políticos para salirnos de este heteropatriarcado. Nos hacía falta Tokischa.

“Necesitamos personas jóvenes que defiendan los derechos humanos entrando a los espacios políticos para salirnos de este heteropatriarcado”

 

  • Eres la coordinadora de Inclusión del Distrito Nacional. Cuéntanos un poco sobre qué están haciendo actualmente.

Ser servidora pública y contar con el apoyo incondicional de la Alcaldesa Carolina Mejía y toda la familia ADN, en temas de inclusión ha sido una de las experiencias más increíbles. Trabajamos 24/7, en equipo. Entre las iniciativas con más impacto están: haber incluido al CONADIS, CONAPE y CONANI en el Comité de Prevención, Mitigación y Respuesta del D.N., impulsar la primera Mesa de Inclusión de la JCE y también la primera Mesa Senatorial de Inclusión del D.N. con la Senadora Faride Raful; impulsar la primera ordenanza de inclusión del Distrito Nacional, el programa de accesibilidad en las aceras, la alianza con el PNUD, y ahora trabajaremos la inclusión en los museos y espacios culturales de la mano de UNIBE y la Comisión Nacional Dominicana para la UNESCO.

 

  • ¿Por qué apoyas las tres causales?

Estoy a favor de legalizar el aborto en general. Las tres causales es un mínimo de derechos que se está demandando, en esta sociedad machista, que se refieren a aquellos casos en el que: 1. Representa un riesgo para la vida de la mujer. 2. Sea fruto de violación o incesto. 3. Inviabilidad fetal. Esto no debería ser ni siquiera una conversación hoy en día. Ya está bueno de no garantizarnos a las dominicanas nuestros derechos humanos. Debemos de tener el derecho de decidir. Aquí nadie votó por la iglesia, que saquen sus rosarios de nuestros ovarios. Es una vergüenza que seamos parte del grupo de países que prohíbe totalmente el aborto.

 

 

 

Lee y descarga gratis
la reciente edición de Pandora

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.