Una transformación al concepto de amor propio

Fecha

, Telegrama

Hay una frase que está resonando en mí desde el año pasado: Elige la mujer que quieras ser, y luego preséntate como ella todos los días. Tuve unos meses donde quería lograr tantas cosas, pero me costaba tanto hacerlas posibles. Estaba desmotivada, desgastada. Esa desmotivación se llevó mis ganas de trabajar en mí y en mis objetivos.

En medio de todo eso, y meditando en por dónde rayos iba a empezar a hacer el cambio, descubrí que decirme mentalmente esa frase diariamente era el empujón que necesitaba. De inmediato empecé a notar pequeños cambios en mi rutina, en por ejemplo, algo tan sencillo como levantarme más temprano para desayunar rico o para jugar con Dante antes de ir a trabajar.

Esa frase me ayudó a darme cuenta de que el confinamiento me hizo bajar la guardia, y está bien, porque quizá en determinado momento era lo que quería pero ya no. Así que nueva vez iba a necesitar de mi mayor esfuerzo para transformar una circunstancia producto de mis decisiones. Quererse, darse su valor, es algo que se trabaja todos los días. Entonces, empecé a invertir nuevamente en mí: dinero, tiempo (ratos a solas o con mi familia o amigos cercanos), en mi imagen, en divertirme incluso a través de las redes sociales (si me sigues seguro habrás notado ese switch), en mejores técnicas de organización porque las que tenía ya no me estaban funcionando (sí, llega un momento en que los procesos que una vez fueron infalibles, fallan). Se llama evolución, algo que siempre transformará tus “protocolos”. En fin, empecé a invertir en la Airam que quería ser. ¿Y sabes qué? Lo curioso es que esa Airam que quiero ser no es la misma que quería ser hace tres o cinco años. Mi perspectiva de la vida y mi concepto del amor propio se transformó en menos de 12 meses. Antes quizá se trataba de invertir más en mi físico y ahora se trata de invertir más en pasatiempos, momentos y cosas (sí, cosas), que me generen recuerdos de calidad.

He descubierto, a través de estos procesos, que parte importante del tan de moda tema del self love consiste en fluir, sobre todo cuando ya estás más cerca de los 40 y estás viviendo en medio de una pandemia. Y esta edición me enseñó algo muy importante: le ponemos –a veces motivados por la sociedad– mucha presión a buscar nuestra “mejor versión”.

Creo que lo mejor que he leído recientemente de un experto sobre el amor propio está en esta edición, con una lectura que arranca en la página 36. Empieza a leer por ahí, y luego, procede al resto de las historias increíbles que están contenidas en las demás páginas. Historias que si lees entre líneas, hablan del valor que se dieron a ellos mismos, de la fuerza energética que le pusieron a sus sueños para empezar a construir su propio significado de éxito

Lee y descarga gratis
la reciente edición de Pandora

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.