Seguros 001

Fecha

, Temas

Por Alexandra G Roca Foto Maker Co.

Los imprevistos son la forma favorita de la vida para ponernos a prueba, retar nuestra paciencia y la forma en la que reaccionamos ante lo que no controlamos. Sin embargo, existen múltiples formas en las que podemos minimizar el daño de algunos como los accidentes, enfermedades, robos y demás elementos que pueden poner en riesgo tanto nuestro bienestar y patrimonio como el de nuestra familia. Este, resulta ser un tema que puede incomodar a muchxs, porque nadie quiere encontrarse vulnerable ante las adversidades que podemos enfrentar, pero hay muchas dudas respecto a cómo podemos actuar a tiempo.

La Directora de Negocios de Grupo Monteros, Carolina Montero, especialista en seguros de personas, nos dio un insight sobre los seguros, sus funciones y relevancia ya que son una de las herramientas que podemos tener en nuestro poder para apalancarnos de ellos y  poder salir adelante.

¿Cuáles son las diferentes ramificaciones de los seguros?  

Existen dos grandes áreas:

Seguros de riesgos generales: que cubren el riesgo de pérdida o deterioro en las cosas o en el patrimonio.  Estos pueden abarcar desde robos y asaltos, automóvil, incendio y líneas aliadas, fianzas, avería de maquinaria, responsabilidad civil, todo riesgo de Construcción, Interrupción de negocios, entre otros.

Seguros de persona:  cubren los riesgos que puedan afectar a la existencia, integridad o salud de las personas. Estos tipos de seguro son: seguro de salud local  e internacional (individual, familiar y colectivo), seguros de vida individuales y colectivos, seguro de viajes y seguros de incapacidad profesional.

De forma sencilla, para qué sirve cada uno.

Seguros de salud local: son una herramienta diseñada para ofrecer cobertura para servicios médicos solo a nivel nacional.

Seguros de Salud Internacional:  Son una herramienta especialmente diseñada para ofrecer la más amplia gama de cobertura de salud a nivel internacional y en su mayoría, ofrecer también cobertura nacional.

Seguros de vida: están diseñados para ofrecer protección en caso de faltar a destiempo. En algunos seguros de vida también se ofrecen ahorros con rendimientos que pueden funcionar para planificación económica, crecimiento de patrimonio además de la protección.

Seguros de viaje: este seguro brinda coberturas médicas al viajar al exterior. En este tipo de seguro, las aseguradoras la proporcionan a través de sus centrales operativas de atención al momento del evento, ofreciendo al viajero una protección real al momento de un accidente, enfermedad, etc.

Seguros de incapacidad Profesional:  Son planes diseñados para ofrecer cobertura y el resguardo de ingresos que necesita tras sufrir una discapacidad por accidente o enfermedad. Algunos seguros de salud internacional incluyen este tipo de cobertura también.

¿Se pueden unir dos seguros, por ejemplo ¿el laboral y uno privado o familiar? ¿Cuáles serían los beneficios?  Los seguros se pueden unir, sí. Los beneficios en muchos casos podrían ser tener mayor y mejor cobertura para diferentes necesidades médicas ya que pudieran llegar a complementarse el uno con el otro.

Ahora bien, es importante que antes de unir los seguros se evalúe cómo y con qué planes hacerlo ya que es posible que se terminen contratando pólizas con características que quizás no necesite, que esté sobre asegurado o infra-asegurado por el simple hecho de desconocimiento sobre el tema, y no contar con un servicio de asesoramiento adecuado; ya que las aseguradoras te ofrecen su abanico de planes pero no necesariamente de ofrecer un análisis y optimización que se necesite.

Antes de sacar un seguro, ¿Cuáles son las tres cosas más importantes que debes contemplar?

La primera sería identificar cuales son tus necesidades en cuanto a coberturas y alcance (si quieres solo cobertura en Rep. Dom. o si te gustaría evaluar opciones que contemplen cobertura tanto nuestro país como en el extranjero).

La segunda es tener un corredor o asesor de seguros ya que, por el conocimiento especializado en materia de seguros, tienen la experiencia y las aptitudes necesarias para elegir la póliza correcta que se adecua a tus necesidades y al presupuesto del que dispones con el objetivo de satisfacer al máximo tus preferencias.

La tercera y no menos importante, evaluar el perfil de las aseguradoras. Un corredor puede ayudarte con esto, pero no esta de más que tengas conocimiento de su solidez, cómo responde a sus clientes y tiempos de respuesta, sus reaseguradores.

 Cómo el cliente utiliza su seguro: Esto va a depender del tipo de plan que sea (si es un seguro local o internacional) y el tipo de coberturas que contemple el mismo (qué montos de cobertura tiene por servicios médicos).

Partiendo de lo dicho anteriormente, a nivel general, si el asegurado busca servicios de salud dentro de la red de proveedores de su aseguradora (asistir a los  centros  médicos contratados por el seguro, laboratorios, farmacias) o a una consulta con algún especialista dentro de la red de la aseguradora, la cobertura suele ser de forma inmediata o “directa”.  Esto es que el asegurado entrega su carnet y obtendría la cobertura correspondiente a su plan.

En caso de que el asegurado opte por un centro médico no contratado o por algún especialista que no este en la red de su aseguradora, normalmente deberá pagar la totalidad por los servicios prestados y deberá someter a reembolso.  El porcentaje de reembolso va a depender del tipo de plan que tenga este asegurado.

Esto son solo informaciones generales, el tema de cómo utilizar correctamente el seguro es mucho más amplio y es donde un asesor o corredor toma protagonismo ya que al ser profesionales expertos en el tema, pueden asesorarte para que realmente le saques provecho a tu seguro.

Sobre el pago de los seguros: Por lo general, para “activar” un seguro de salud, como parte de los requisitos de las aseguradoras es el pago del mismo antes de que este entre en vigencia. Los seguros tienen flexibilidad en sus frecuencias de pago. Un asegurado puede optar por hacer un pago mensual, trimestral, semestral o anual de su seguro.

  ¿Qué pasa si no lo pago?  La aseguradora da un período de tiempo (período de gracia) para que el asegurado pague la prima (el importe económico establecido en el contrato), sin afectar o cancelar la póliza. Hay que tener en mente que, en caso de cualquier eventualidad o necesidad de utilizar el seguro y su cobertura durante este período de gracia, no será posible hasta que no se realice este pago.

La duración de este tiempo de gracia para efectuar o concretar el pago de la prima, es de aproximadamente 15 días. Al pasar este tiempo, y de no haber abonado la suma correspondiente, la póliza pasa a ser cancelada.

Esto quiere decir que no se podrá contar con el seguro y como resultado, habrá que realizar el proceso nuevamente desde el inicio, corriendo el riesgo de no contar con la cobertura ante cualquier emergencia o imprevisto.  Por esto es importante tener siempre pendiente el pago del mismo, ya que son precisamente lo que nos dan la seguridad necesaria ante cualquier suceso que se nos salga de las manos y un día de retraso puede ser demasiado tarde.

 ¿En caso de que ya tenga alguna condición de salud, no pudiera contratar un seguro? Todas aquellas condiciones, diagnostico o síntomas de salud que se padecen antes de entrar a un seguro se conocen como “Preexistencias.”

Si ya tienes una condición preexistente no quiere decir necesariamente que ya no seas “asegurable”. Depende de la condición de salud que sea, cómo te encuentres actualmente y cómo se maneje en el proceso de suscripción. Por esto, es muy importante la asesoría que te brinde un corredor de cuál es la aseguradora y plan que más te conviene.

¿Cuál es el rol y las responsabilidades de las aseguradoras para los asegurados? Las compañías aseguradoras son las que ofrecen los planes y las coberturas y deben de garantizar que toda la cobertura, alcance y atenciones médicas sean cumplidas y cubiertas tal cual lo especifique el contrato póliza.

¿Cuáles son las funciones de tu corredor?

Un buen corredor de seguros debe de:

  • Defender los intereses sus clientes ante las compañías aseguradoras. Velar porque las condiciones del contrato se cumplan.
  • Mejorar cobertura y optimizar costos.
  • Intervenir a favor de sus clientes frente a una necesidad de cobertura.
  • Brindarle al mismo un abanico de posibilidades, un comparativo de todas las compañías de seguros.
  • Salir al mercado en busca de nuevas alternativas, para poder satisfacer necesidades de manera personalizada.
  • Obtener las mejores condiciones de contratación para cada caso.
  • Intervenir en los procesos de: suscripción, reclamación y renovación.

Tres mitos sobre los seguros

Mito #1: “Antes de contratar un seguro de salud o de vida debo ser un experto”

Realidad: Cuando adquieres un seguro de vida o un seguro de salud, no es necesario que seas un experto en seguros. Sin embargo, al momento en que un siniestro pueda ocurrir, deberás enfrentarte a una compañía de seguros que sí tiene un amplio conocimiento sobre el tema y sus tecnicismos. De aquí parte la importancia de contar con un corredor de seguros.

Mito #2: “Tener un corredor de seguros encarecerá el costo de mi seguro”

Realidad:  tener un corredor o asesor es valor agregado sin costo adicional; nuestro servicio y expertise no tiene ningún costo adicional para el cliente.

Mito #3:  “Me sale más económico ahorrar para cualquier imprevisto que tener un seguro de salud”

Realidad: Hay personas que por falta de información creen que es mejor ahorrar un dinero extra para utilizar en caso de que se presente una condición de salud de alto costo teniendo la certeza de que con estos ahorros va a poder hacerle frente a esta eventualidad. Un famoso “fondo de emergencia para salud.”

La realidad es que las emergencias y eventualidades llegan sin avisar y cuando hablamos de salud no solemos escatimar. ¿Cuánto pudiéramos prever o ahorrar para estos fines? ¿Sabemos el costo de los tratamientos y servicios local e internacionalmente? ¿Y si se presenta más de una eventualidad de salud? ¿Esto que hemos ahorrado o previsto será suficiente?

Los seguros son herramientas de protección y prevención. Sí, con los seguros estamos pre-pagando un servicio y cobertura que no sabemos si vamos a utilizar o cuándo la vamos a necesitar, pero tenemos la tranquilidad de que, si nos llega a pasar, contamos con una cobertura o liquidez inmediata sin afectar nuestro patrimonio financiero.

 

Sobre el Grupo Monteros 

Con mas de 15 años en el mercado, el Grupo Montero ofrece asesoría especializada en todo lo referente a seguros de persona.  Como corredores de seguros, se dedican a intermediación entre sus clientes y las mejores compañías de seguros en nuestro país.

Diseñan estrategias y buscan soluciones que contribuyan a que sus clientes experimenten la tranquilidad que proporciona estar bien protegidos en los pilares más importantes: salud y vida.

Así mismo, acompañan a sus clientes durante todo el proceso: desde seleccionar cuál es el seguro que se ajusta a sus necesidades, la administración de este, hasta el momento en el que ocurre un siniestro y necesita obtener servicios de salud.

Lee y descarga gratis
la reciente edición de Pandora

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.