Tu propio Ave Fénix

Fecha

, Telegrama

Analizando esta edición me di cuenta cómo su contenido refleja lo que hemos vivido en 2020, y las grandes lecciones que nos ha dejado un año impredecible. Me explico, la de Gaby Espino se trató de nuestra última sesión pre pandemia. ¡Nunca imaginamos lo que vendría! Eso quiere decir que este trabajo es muy apreciado por muchas razones, pero sobre todo, por la libertad de haberlo hecho sin las restricciones que tenemos ahora. Lección número uno: valora los momentos, vívelos con intensidad, toma todas las fotos que quieras, porque no sabes cuándo las circunstancias cambiarán.

Por otro lado, desde hace unas ediciones te hemos ofrecido nuestra sección “Dales follow”, que te invita a seguir cuentas –en su mayoría femeninas– que generan contenido con intención, educativo. Creo que ahora, hasta aquellos que en algún momento decidieron mantenerse al margen de la transformación digital, les ha tocado hacerlo de manera forzosa. Aún así, lo que construyas digitalmente, como mencioné antes, debe tener intención. Bromeaba con una amiga acerca de que una de las grandes recomendaciones de los educadores o coaches de familia hacia los padres siempre ha sido limitar el tiempo de pantalla de los hijos y ahora les toca educación virtual. ¡Qué ironía!, ¿no? Segunda lección: lo que un día no fue la regla, al otro puede ser la norma.

Sin embargo, a veces esa norma nos muestra que nos falta mucho por educarnos y por hacer las paces con nuestro interior, pues hay quienes estos meses han conocido y mostrado lo peor de sí, en muchos casos sin ser conscientes de ello. Tercera lección: “ejercita” tu salud mental con el mismo empeño que generas contenido en las redes sociales. ¡Es tan importante como mantener tu salud física!

Por último, todas nos dimos cuenta, entre otras cosas, de la importancia del ahorro, de darnos nuestro valor y a nuestros seres queridos, y de lo necesario de la empatía como herramienta para alcanzar el bienestar.

En resumen, esta es una edición para reflexionar antes de organizar los planes del último trimestre del año. Recuerda: no des nada por sentado, porque lo único constante es la transformación, y no siempre llega como la hemos repasado en nuestra mente. Esos cambios nos dan el chance de ser nuestro propio estándar de Ave Fénix, en cualquier área que necesitemos trabajar.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.