Los trastornos alimenticios son un mal de hoy

Fecha

, Salud

Por Alexandra G Roca Foto Fuente externa 

Los trastornos alimenticios (TCA) y las dietas de moda no son de ahora. Sin embargo, se ha visto un aumento de casos de personas que los padecen a raiz de la pandemia. Un estudio de la Universidad de Northumbria en Reino Unido, arrojó la pandemia causada por el Covid-19 ha afianzado o empeorado los sintomas de nueve de cada diez personas que padecen de trastornos alimenticios.

La organización para personas con TCA, Beat publicó que han experimentado un aumento del 81% en el contacto en todos los canales de su línea de ayuda.

Conversamos con la nutricionista Marianna Nocera (@thehealthylifer) al respecto.

Como nutricionista ¿Qué es un trastorno alimenticio? ¿Qué elementos toman en cuenta para determinar uno? Los trastornos de la conducta alimentaria son enfermedades graves que se caracterizan por anomalías en los hábitos de alimentación, pudiendo ser por déficit o exceso de ingesta de alimentos, causando así problemas en la salud física y emocional del paciente. Algunas señales pueden ser las obsesiones con la comida, el peso y la forma de percepción corporal.

¿Qué tipo de trastornos alimenticios existen?Existen muchísimos, entre ellos se encuentran la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa, el trastorno por atracón, vigorexia, pica, rumiación, trastorno purgativo, ortorexia y otros…

¿Cuáles son los más comunes? Los más comunes son la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón.

¿Hay una edad promedio en la que es más común que se desarrollen? Realmente, los TCA pueden aparecen en cualquier edad. La anorexia nerviosa es más común que se desarrolle durante la pubertad y los primeros años de adolescencia, antes de los 15 años. La bulimia nerviosa entre 15 y 18 años.

¿Cómo los podemos identificar? Cada TCA tiene un método de identificación diferente.

Los trastornos alimenticios suelen verse siempre desde el punto de vista psicológico, pero la persona necesita acompañamiento de un nutricionista. ¿Cómo entrarías en el plan de recuperación? Para tratar a un paciente con TCA es de suma importancia tener un equipo multidisciplinario, es decir, trabajar de la mano con un psicólogo especialista en el área. Se debe tener una interacción y comunicación continúa con los otros profesionales y llevar a cabo las pautas pactadas en el equipo de trabajo.

El nutricionista se encarga de la parte de anamnesis alimentaria, en la que se encuentra un registro alimentario, para indagar realmente lo que el paciente está comiendo, con quién está cuando se alimenta, la rutina que lleva a diario, gustos y fobias. Se evalúa el estado nutricional, tanto el actual como la evolución, completando una historia clínica-nutricional. Se realizan medidas antropométricas, donde se toma el peso, estatura, circunferencias y composición corporal. Se le crea un plan de alimentación con normas claras y fáciles de seguir. También se debe trabajar con los familiares del paciente ya que son un gran soporte. Y por último, pero no menos importante, se le debe dar un seguimiento contínuo, para saber cómo se está sintiendo con todo el proceso.

Ahora con las diferentes aplicaciones, y como siempre las dietas que se van poniendo de moda, antes eran la dieta de la manzana, la Beverly Hill, Atkins, ahora se llaman Keto, Fasting, … las personas tienen mayor y a la vez menor control a la hora de determinar como llevar una alimentación sana. ¿Qué recomiendas? Tengo sentimientos encontrados con las aplicaciones para contar macronutrientes, porque éstas crean cierto tipo de adicción y obsesión con la comida. También muchas de estas no tienen datos verídicos, ya que permiten a los mismos usuarios registrar los datos de los alimentos. Las personas piensan que por buscar sus requerimientos nutricionales en una página de internet, tienen el problema resuelto, y realmente la nutrición va mucho más allá.

El peligro con estas dietas que se ponen de moda, es que muchas personas las siguen sin pensar en las repercusiones de salud que pueden tener, ya que simplemente las sacan de internet sin siquiera evaluar el estado de salud que presentan y sin saber si tienen una patología de base.

Siempre mi recomendación va a ser acudir a un nutricionista para que te realice una evaluación exhaustiva y te haga un plan acorde a tus requerimientos, necesidades, objetivos, etc.

¿Ves una tendencia en el consumo excesivo de proteína y la omisión de grasas y carbohidratos? Si, es algo que se ve muy a menudo. La gente le tiene fobias a los carbohidratos y a las grasas. Cada macronutriente cumple una función específica en nuestro cuerpo y por esto es que se debe llevar a cabo una alimentación balanceada. Se han visto casos donde personas que no sabían que tenían patologías de base, principalmente renales, se ven afectadas por el consumo excesivo de proteínas.

Cuándo eres una persona que salió de un trastorno y convives con personas que tienen distintos hábitos alimenticios, mejores o peores ¿cómo puedes seguir con la mentalidad y plan saludable sin caer? Los TCA van mucho más allá de tener un simple problema con la alimentación. Por eso la importancia de trabajar de la mano con el equipo multidisciplinario. El psicólogo o psiquiatra, por lo general, tendrá pactado con la familia y/o personas cercanas del paciente una serie de recomendaciones para poder facilitar el proceso e intervención. Además, durante las sesiones, se estará preparando al paciente con  herramientas para poder afrontar de manera adecuada diferentes situaciones de la vida que pudiesen llevarle a recaer.

Tres mitos y tres verdades sobre los trastornos.

MITOS

  1. Los TCA sólo le da a las mujeres.
  2. Tener un TCA es una elección, por lo tanto puedo dejar de tenerlo cuando quiera.
  3. Si no está extremadamente flaca no tiene un TCA.

VERDADES

  1. De cada 10 personas con TCA, 1 es hombre.
  2. No es una elección, es un trastorno psicológico que debe ser tratado por un profesional. No es algo que se deja de tener de la noche a la mañana.
  3. En la mayoría de los casos, la adolescencia es el período de inicio, aunque se puede desarrollar en cualquier periodo de la vida.

Método de identificación de alguien cercano.

Varía mucho dependiendo del trastorno del que se esté hablando. Pero algunos indicadores pueden ser los siguientes:

  1. Pérdida / cambios en el peso
  2. Reducción de la ingesta alimentaria
  3. Evitación de relaciones sociales
  4. Deseo de comer solos
  5. Realizar cualquier tipo de actividad muchas horas al día
  6. Indicios de vómitos o usos de laxantes
  7. Estar en dietas muy estrictas y restrictivas
  8. Identificas episodios de atracones
  9. Sentimientos de culpa por haber comido
  10. Comportamientos extraños con la alimentación como botar o esconder la comida
  11. Ir al baño inmediatamente después de comer
  12. Poner excusas cada vez que haya que comer
  13. Tener callos en los nudillos por provocarse los vómitos

 

Recomendación para tratar el tema si identificamos que algún allegado padece algún desorden.

Abordar este tema con amigos y familiares puede ser difícil, en especial cuando la comida y la imagen corporal suele ser el talón de Aquiles para muchas de estas personas. Primero que nada, saber que estos indicadores no son suficientes para diagnosticar a una persona. Por esto, el primer abordaje debería de ser más bien mostrar tu interés genuino de su salud de manera integral, y lo preocupado que te has sentido en los últimos meses por conductas que te han llamado la atención. Evite juzgar, reprochar, juzgar, hacer comentarios del físico. Más bien, sé empático, ofrécele ayuda, motívale a buscar ayuda de un profesional, etc.

Como familia del paciente, se recomienda involucrarse en el tratamiento, seguir las recomendaciones del profesional, identificar conductas que promuevan el mantenimiento del problema, examinar sus propios comportamientos alimentarios y cambiar por aquellos que sean más saludables (en caso de ser necesario). Valida las emociones de tu familiar, ofrecer apoyo, escuchar atentamente, entre otras.

Lee y descarga gratis
la reciente edición de Pandora

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.