Ansiedad del “proveedor”

Fecha

, Temas

Por Pamela Toribio Foto principal WAYHOME studio

Socialmente se conoce como proveedor a aquel que cubre las necesidades básicas y sirve de soporte económico, moral y emocional dentro de la familia. La psicóloga clínica, Lytza Álvarez Crestana, explica que en nuestra sociedad existen expectativas sobre cómo los hombres deberían comportarse para ser considerados masculinos y que esto incluye suplir las necesidades de sus familias y que muestren lo que tradicionalmente se ha percibido como aspectos que lo caracterizan: fuerza, dominio y control.

Esto no es solo lo que la sociedad espera de ellos, sino lo que muchos de nosotros hemos visto en nuestras casas y que, en ocasiones, inconscientemente fomentamos. A partir de estas creencias se crea una presión en los hombres que sienten que tienen que adherirse a comportamientos específicos de la masculinidad.

Cuando el valor de una persona es definido por el dinero que gana o por lo dominante que puede ser, en el momento en que sienta que no esta cumpliendo con esa expectativa, sentirá miedo a perder su valor y disminuirá su percepción de control.

Temor de perder el trabajo

Luis Bidó, quien desde hace dos años trabaja en una oficina gubernamental, nos dijo estar seguro de que quedará sin trabajo luego de la toma de posesión del nuevo gobierno. Esto ha ocasionado que la incertidumbre se apodere de sus días, trayendo consigo el lanzamiento de su proyecto personal. Sin embargo, también nos cuenta desde ya está tomando medidas de reducción de gastos en el hogar.

Lytza nos explica que es normal que tanto supervisores como supervisados experimenten ansiedad laboral durante tiempos de crisis. Un ambiente no favorable para la industria donde trabajamos genera incertidumbre sobre el desempeño de los empleados y de la empresa, incluso propiciando dudas sobre seguridad de empleo. Para disminuir esa ansiedad, es recomendable hacer reuniones de seguimiento más frecuentes, así todos los empleados se hacen una idea más rápido de la proyección del desempeño y tienen más tiempo de tomar acciones correctivas.

Perder un trabajo puede ser emocionalmente devastador y que pase en estos momentos de gran incertidumbre puede agregar factores estresantes a la mezcla. Esto puede ser equivalente a perder un ser querido; la trayectoria emocional puede incluir cualquiera de las etapas de duelo que van desde la negación, ira, negociación, tristeza, y finalmente, aceptación y esperanza.

¿De qué trata?

La psicóloga clínica Iliana Flores González, define la ansiedad como un proceso emocional mental que se caracteriza por una gran inquietud, falta de control e inestabilidad emocional. Está relacionada a lo desconocido y por consiguiente, deja secuelas como la irritabilidad, trastornos del sueño y otros generalizados. Todo es producto de la inseguridad y la incertidumbre. Es el resultado de la lucha interna por mantener el autocontrol. Así mismo, se debe aceptar que la relación llegó a un fin porque una o ambas partes así lo desean. Esto no minimiza ni elimina los buenos deseos y sentimientos que existieron mientras estuvieron juntos, ni que seguirán estando en un futuro. Lo mejor es atesorar esas vivencias y lecciones aprendidas para aplicarlas de forma personal y con los compañeros venideros.

Cuando tenemos ansiedad, hay sensación de nerviosismo, agitación o tensión, preocupación excesiva, falta de concentración, músculos tensos y pensamientos recurrentes.

En estos momentos es totalmente normal sentirse de esta manera; la falta de control y de seguridad al sustento acostumbrado para un proveedor o proveedora produce ansiedad y descontrol en el estado de ánimo. La responsabilidad frente a su familia prolonga este tipo de sensaciones en donde se conjuga, además de la propia realidad que envuelve todos los estratos de la sociedad, el temor a perder la fuente de sustento.

Afrontando la “crisis”

Frente a esta posible realidad de crisis, lo primero que González sugiere para la familia, es hacer un plan de acción en base a los gastos fijos y establecer la cobertura de las necesidades básicas familiares. A seguidas, preparar un esquema de cómo cada miembro de la familia podría ayudar frente a la realidad que les envuelve. Finalmente, evaluar los recursos o posibles fuentes de ingresos en tiempos de crisis (hacer lista de prioridades)

La única forma de eliminar los procesos ansiosos es fortaleciendo los que sí podemos controlar. Cómo manejar los ingresos, qué nueva estructura puede implementar la familia o el proveedor como tal, disminuyendo los gastos innecesarios y a la vez implementando nuevos esquemas de colaboración en el hogar.

¿Crees que tienes ansiedad?

Si padeces estos indicativos, podrás identificarla, y por ende, tratarla

  • Sensación de peligro inminente
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Respiración acelerada
  • Sudoración
  • Temblores
  • Dificultad de concentración
  • Necesidad de evitar situaciones de la vida cotidiana
  • Problemas para conciliar el sueño
  • Problemas gastrointestinales
  • Sensación de debilidad o cansancio

Busca ayuda si…

…la ansiedad interfiere con nuestras

actividades y vida diaria.

… es difícil de controlar.

…no es proporcional en

comparación al peligro

real existente.

…dura mucho tiempo.

Tips que te ayudarán a sobrepasarla

  • Cuidar la sana alimentación, con ella aumenta la salud física.
  • Mantener los protocolos de seguridad, higiene y distancia social.
  • Implementar una rutina de ejercicios cardiovasculares.
  • Meditar un momento del día sobre temas de interés o crecimiento emocional.
  • Evitar ver noticias antes de dormir.
  • Hacer reuniones virtuales con familiares sobre temas de cómo cada uno puede aportar en diferentes perspectivas.
  • Implementar juegos de mesas, nuevas comidas sencillas desde casa, comer juntos en familia, escuchar las diferentes opciones y buscar soluciones juntos.

 

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.