Moda sostenible, más que una tendencia

Fecha

, Noticias

Por Sofía Sanabria Foto Fuente externa

Entre lecturas y mucha investigación sobre el futuro de la moda hay una gran conclusión: no se puede concebir un futuro sin sostenibilidad. Leer sobre este tema y conversar con expertos en la materia es aterrador y a la vez esperanzador, aún cuando suenan como ideas contrarias, estos sentimientos coexisten perfectamente entre tomar acción o no hacerlo sobre las problemáticas ambientales que tienen como causa la producción masiva de ropa, entre otros procesos no amigables con el medio ambiente.

La contaminación mundial provocada por la industria de la moda, según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), se puede traducir en el 20% del desperdicio de agua a nivel global y el 8% de los gases de efecto invernadero y en los 93,000 millones de metros cúbicos de agua cada año.

¿Y qué responsabilidad tengo yo? ¿Y eso no es asunto de quién produce las piezas de ropa? ¿Por qué es problema mío?… o en buen dominicano, ¿cuál es el show?

Imagina que invites a una persona a tu casa y comience a abrir todas las llaves y deje el agua correr, y a destruir todo a su paso… Ahí yace nuestra responsabilidad, la invitación que le hacemos a las marcas que no cuentan con líneas de procesos sostenibles. El consumidor es quién dicta y pone las reglas.

En nuestro país existen personas dedicadas a la labor de concientización e impulso de la moda sostenible a nivel del comercio y de producción. Yohanan Nuñez, la cara detrás de @yohanature es un científico dominicano, quien esclareció algunas dudas sobre este tema.

Recientemente publicaste en tu plataforma de Instagram un post sobre “El Impacto Ambiental de la industria de la moda. Como científico y joven de forma llana queremos saber… ¿qué tan mal estamos? En el país NO se hacen cumplir las leyes de manejo de desechos textiles, estamos tan mal que en la provincia Pedernales, dentro de un Parque Nacional existe un vertedero de ropa llamado “Monte Boutique”.

¿Cuáles son las prácticas que deben reemplazar los productores textiles? Revisar la cadena de valor de principio a fin, que la materia prima sea obtenida de manera sostenible, que los trabajadores del sector tengan sueldos dignos, que las tinturas usadas sean biodegradables, es todo lo que hay que cambiar.

Los consumidores jugamos un rol muy importante en el desperdicio textil, ¿qué podemos hacer para reducir el impacto? Utilizar ropa de segunda mano, reutilizar las piezas que tenemos lo más posible, romper el estigma de que hay que botar una pieza perfectamente útil porque ya te han visto con ella “varias veces”.

En tu post expresaste dos ideas que sin duda llamaron mi atención, puesto que desconocía totalmente que el constante lavado de la ropa no es beneficioso para el medio ambiente, ¿puedes abundar sobre esto? En el país, dado que no se tratan las aguas residuales, las sustancias nocivas para los animales y plantas liberadas con los detergentes terminan en el océano donde afectan el desarrollo de diversos ecosistemas.

La segunda idea es “siempre paca, nunca fast fashion”, ¿Hay realidad en esta frase jocosa? Es la diferencia entre crear valor en la reutilización de piezas con perfecto valor estético en vez de comprar piezas DISEÑADAS para durar poco, y cuyo único propósito es explotar nuestra disposición al consumismo, aunque el daño sobre el planeta sea irreparable.

 

Sin duda alguna, la moda sostenible no es una tendencia que olvidaremos en algunos meses. Es una problemática que requiere ser atendida por todos los actores dentro de la industria de la moda, desde su productor hasta el comprador que decide a quién invitar a su casa… o en este caso, a su clóset.

Lee y descarga gratis
la reciente edición de Pandora

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.