Viaje al pasado con Chayanne

Fecha

, Entrevistas

Por Airam Toribio Fotos Rubén Martín

¿Que no es jueves de TBT? No importa, la “vice”, Margarita Cedeño, nos hizo hacerlo. Conoce lo que nos dijo Chayanne hace varios años sobre su música, el look que más le gusta, su consejo para mantener un matrimonio saludable, y obvio, lo que más le gusta de República Dominicana.

Mencionar su nombre te remonta a los 90s pero te mantiene también en el presente. ¿¡Qué cosa más rara, verdad?!

Y bueno, pues anoche, en entrevista con Santiago Matías, la vicepresidenta y candidata a la misma posición en las próximas elecciones, nos recordó que Chayanne es como el vino, y que además, es muy querido en RD.

Entonces nosotros, también quisimos recordarte algo: esta entrevista de 2014 que no habíamos compartido en digital y que tiene respuestas totalmente vigentes. Y es que Chayanne lo vale: más de 40 millones de discos vendidos en todo el mundo, ser estrella de telenovelas y una lista inmensa de premios, además de un carisma inigualable lo avalan: con el paso del tiempo aún su sonrisa derrite, su voz emociona y su pasos de baile… bueno, llene usted el espacio en blanco, pero vamos a decir que enloquecen.

Hablar con él, es sentir que estás charlando con tu amigo de infancia. Te hace sentir cómoda; no es arrogante, como tampoco lo es su música. La sonrisa que vemos en sus fotos se puede sentir a través del teléfono. Es un grande con alma de niño; y un hombre de corazón sensible, eso lo notamos en las letras de sus canciones y el sentimiento que le imprime.

Tu público es uno de los públicos más fieles a un artista… Yo tengo una belleza de gente. Y si hablamos específicamente de Santo Domingo, las veces que me he presentado, desde que tengo 10 u 11 años hasta el último concierto… con la gente que he trabajado allá, desde empresarios hasta la prensa, me siento agradecido, hay mucho cariño.

Tu música se debate entre las baladas y un ritmo tropical bailable, ¿podrías decir que así es tu personalidad? De suave a volátil… A mí en cuanto rompen el hielo por ahí me meto (risas). Sí tengo la romántica, eso soy yo, creo en el amor, en dar cariño; como dice la canción Humanos a Marte, en llevar flores, aunque lo vean de la manera que lo vean porque siempre está el amor, la alegría, la fuerza, el ser apasionado, por ejemplo, con el equipo de deporte que te guste y gritar, ¡dale!

¿Cómo haces para todavía mover el esqueleto como hace 30 años? Porque mi papá me dijo que únicamente cuando se miraba en el espejo, era que notaba el pasar del tiempo, porque de cerebro y corazón tenía 20 (risas). Me siento súper, corro siete millas, voy al gimnasio; soy de alimentarme saludablemente; el deporte lo llevo en la sangre por ser isleño. Ese gusto por los deportes me ayudó a la salud y a seguir haciendo ejercicio y las cosas que amo, además de ayudarme con mi desplazamiento sobre el escenario. Ahora mismo me siento bien. Cuando ya empiece a usar un bastoncito, en ese momento te llamaré y te diré que tengo el bastón más chévere del mundo.

O sea, que te alimentas muy saludable. Sí, yo como bastante bien.

¿No comes alcapurria? Sí también. Como de todo, menos piedra. De todo, pero bien balanceado.

Y de RD, ¿qué te hace agua la boca? ¡Todo! Yo sólo pienso en Santo Domingo y ya se me agua la boca (risas). El mangú, los dulces típicos…

Me siento agradecido de RD, de su gente; hay mucho cariño

 

¿Cuál es el secreto para mantener un matrimonio por 22 años? Amor, tolerancia, no es lo que yo diga ni lo que tú digas, sino lo que nos convenga a todos. Es conversar y no acumular demasiada agua como para ahogarte. Hay que ir drenando, compartiendo situaciones, porque la realidad es que no estarás riéndote todo el tiempo. Cuando estés enojado, decir, ok, estoy aquí, así que desahógate, y comparte; voy a escuchar para que sepas que estoy contigo. Cuando se calmen las aguas vemos qué es lo mejor para los dos; no puede haber egoísmo, eso es lo que me ha ayudado.

Has mantenido una imagen que ha variado poco a través de los años, ¿con cuál de todos tus looks te sientes más cómodo? Con el que me levanto, mi look natural. Lo que pasa es que sabes que cuando estás en una actuación, o en una novela, entras en personaje.

Te sucede que miras tus fotos del pasado, y piensas, ¿cómo rayos me puse eso? Uno lo puede pensar para bromear con las amistades y quizá bromear ahora contigo del estilo de chaqueta que se usaba, que tenía muchas hombreras, pero era el momento de utilizarlas, entonces dices, lo viví. Y aquello, nos llevó a hoy. Es decir, gracias al disco de vinilo que poníamos de El Gran Combo o Kool & The Gang, ahora podemos tomar el teléfono y no tener que estacionarnos o agarrar tráfico, bajamos la música ahora mismo en este segundo. Entonces, hay que apreciar toda esa evolución; todo ha cambiado rapidísimo.

 

Aparte de tus canciones, ¿qué otro tipo de música encontraríamos en tu celular? Todo lo que se está escuchando urbano, me encantan la salsa y el merengue también; Bruno Mars, Phil Collins… Yo soy un abanico musical, escucho de todo. Una tarde tranquila me puedes encontrar escuchando una cancioncita de flamenco.

Mencionaste que las cosas han evolucionado. En términos de familia, ¿cómo se puede ser padre en estos tiempos donde hay tanta información? Debe haber comunicación desde cuando apenas estás sembrando la semilla. Tienes que hablarle de todo, de las drogas, de sexo, de una forma natural; cuando se pierde el equilibrio es cuando se abusa. De esta manera que hablo abiertamente contigo, con dulzura y en su momento, porque tan poco es que de la nada traerás la conversación. Intento tomar los mismos ejemplos que se viven en el momento, si estamos en el cine, en un restaurante, que fue como lo hicieron conmigo; quizá menos porque había más tabú, pero que sepan por ti qué es lo que pueden encontrar y los caminos de las decisiones que tomen. colaborar hoy.

 

 

 

 

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.