Qué conlleva ser “vegan” en la actualidad

Fecha

, Salud

Sea o no una moda pasajera, la realidad es que cada día son muchos los que se suman a la corriente del veganismo, que promueve una vida libre de carnes en el más amplio sentido de la palabra.

Texto: Leandro A. Sánchez   Foto: Fuente externa

 

Seguramente el caso de Kathya te resulta familiar: un noche quedó cenar con sus amigos de siempre, y una vez en el restaurante no ordenó su plato favorito, camarones al ajillo. A ti te llamó la atención porque la conoces bastante bien, pero lo dejaste pasar. En otra ocasión volvieron a reunirse, pero en su casa; había preparado unos ricos bocadillos, pero a pesar de los deliciosos que estaban te resultó extraño que en todos, el ingrediente principal era una maravilla recién descubierta por ella, queso vegano. Así, que de buenas a primeras te armaste de valor y le preguntaste qué estaba pasando con su vida. A lo que ella, con una tremenda sonrisa, de oreja a oreja, respondió: soy vegana.

Así como Kathya habrán muchos más, sobre todo en estos tiempos que vivimos, donde el acceso a la información ha propiciado el que las personas se empoderen y aferren mucho más a sus creencias y visión de vida. Pero como todo en la vida, en el balance y hacer las cosas con conciencia, está la clave de éxito. Por eso, como si de un manual para principiantes se tratase, te enlistamos los puntos de debes considerar si dentro de tus planes está pasar a una nueva etapa en su vida, donde la carne en sus múltiples formas sea cosa del pasado.

1. Lo primero que debes saber es que si optas por este tipo de alimentación no podrás ingerir, como ya bien sabes, productos alimenticios de origen animal. ¿Pero qué tan amplio puede ser el rango? Pues bastante, desde carne de ningún tipo (cerdo, vaca, cordero, pescado, mariscos, pollo, etc.), hasta huevos, lácteos y miel.

2. Muchas razones mueven a las personas a convertirse en veganas: problemas de salud; cuestiones éticas, al no querer que los animales sufran, o motivos ambientales. Sin embargo, a pesar de esto, lo que sí está demostrado es que sí no tienes razones de peso, difícilmente sea sostenible a lo largo del tiempo, y tarde o temprano vuelvas a comer carne, pues  el mercado actual ejerce mucha presión. De hecho, “The green revolution” , un estudio realizado en Gran Bretaña, reveló que un 58% de quienes se convirtieron al veganismo lo abandonaron al poco tiempo (el 38% porque les parecía demasiado difícil mantener la dieta).

3. Resulta innegociable que antes de iniciar una dieta de este tipo cuentes con la debida asesoría de un médico nutricionista que te ayude a incluir todas las vitaminas y minerales necesarios para mantenerte saludable. Lo ideal sería someterte a una serie de análisis clínicos para comprobar que estés en estado optimo. Así, una vez inicies no hayan recaídas y asumas que fue por el cambio.

4. Hay quienes han decidido dar un paso más allá y no sólo se abstienen de comer productos de origen animal, sino que también rechazan el uso de cualquier objeto/artículo que implique su explotación. Con esto nos referimos a ropa de cuero o productos estéticos que contengan sustancias procedentes de animales. Además, no resulta extraño que rechacen por igual el que sean usados para experimentos científicos o pruebas de laboratorio.

5. Una de las recomendaciones más acertadas es no dejar la carne de golpe, de la noche a la mañana, sobre todo si protagoniza tu dieta actual, hasta que te habitúes a las verduras, cereales y productos menos conocidos como el tofu o la quinoa, por citar dos de los más proteínicos.

6. Se debe estar claro desde un principio que este tipo de alimentación implica mayor planificación y dedicación a la cocina, especialmente porque hay tener muy en cuenta qué alimentos comer y cómo combinarlos para que la dieta sea equilibrada y cubra todas las necesidades del organismo.

 

 

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.