En casa: Toma espectaculares fotos de tu bebé

Fecha

, hijos

Por Aurora Ricart, fotógrafa

La llegada de un nuevo integrante a la familia es motivo de alegría y es común desear contar con imágenes de estos primeros días. En este momento nos vemos imposibilitados de recurrir a servicios profesionales, pero no dejes que esto sea obstáculo para documentar estos recuerdos inolvidables. A continuación les daré algunos consejos sencillos para lograr mejores resultados.

Equipo. Si no cuentas con una cámara, simplemente utiliza la de tu celular. Estos pequeños aparatos, en su mayoría, ya vienen con excelentes cámaras que te darán versatilidad y resolución aceptable para realizar las fotos.

Horario y condición del bebé. No esperes mucho. Lo ideal es que tu bebé tenga menos de 15 días para facilitar las tomas. Estará más dormilón y es menos probable la aparición del acné de recién nacido que típicamente tiende a salir después de los 15 días. En mi experiencia, la mejor hora para tomarle fotos a los bebitos es temprano en la mañana. Mantén el área donde se harán las fotos cálida. Una habitación fría no es el ambiente ideal para un bebé pues ellos prefieren el calor (temperatura ambiente).

Ayuda mucho darles un baño relajante y alimentarlos justo antes de las fotos. Un bebé limpio y con barriguita llena es un bebé feliz. Recuerda sacarle bien los gases para evitar cualquier inconformidad.

Estilismo. Para las fotos de recién nacido siempre propongo el estilo minimalista. Si es niña, opta por accesorios pequeños que no compitan con la bebé. Aquí definitivamente aplica la regla de menos es más. En cuanto a colores, siempre recomiendo el blanco y tonos cremas. Estos reflejan la pureza y serenidad de los bebés. La ropita debe ser lo mas ceñida al cuerpo posible: un trajecito tejido, un ‘onesie’ o hasta optar simplemente por un cubre pañal.

Lugar. Busca en tu hogar alguna habitación donde entre mucha luz. La cama es el mejor lugar para las fotos. Si vistes la misma de blanco puede darte un escenario bonito y seguro para realizar tus capturas. Si deseas, envuelve tu bebé en una manta para que se sienta más seguro. Lo recomendable es contar una sola fuente de luz (ventana) por lo que recomiendo apagar las luces de la habitación.

 

La luz debe iluminar la carita al bebé en 45 grados o que la misma entre en dirección ‘cabeza a pies’. Nunca ilumines desde abajo.

Seguridad. Este apartado es de suma importancia. Si vas a realizar fotos desde arriba lo ideal es ubicar una ventana o ventanal y colocar colchas en el piso, así tus pies están firmes y puedes hacer las tomas que necesites. Sostén tu celular con ambas manos para evitar que se te resbale. Si usas cámara ponte siempre la correa de seguridad alrededor del cuello.

El piso es el mejor escenario cuando hay hermanitos, pues puedes acostarlos juntos y realizar las fotos. Es importante que otra persona esté pendiente de los niños mientras realizas tus tomas. Recuerden que la seguridad es primordial.

En ambos escenarios (cama y piso) evita la luz muy fuerte. Es preferible que la luz sea difuminada con la cortina si tienes visillo. Otra opción es bloquear un poco de luz con una sábana blanca.

Los detalles y poses. Aunque puedes tomar una o dos fotos del cuerpo entero del bebé, la verdadera belleza de los recién nacidos está en sus detalles. Los acercamientos de carita, manitas, pies y hasta ombligo son detalles que no puedes olvidar. Recuerda que esta etapa pasa muy rápido y jamás volverán a ser de ese tamañito.

Edición. No tienes que ser un experto de la edición para lograr fotos bonitas. En la actualidad hay muchos “apps” que te facilitan esta tarea. Mis favoritos son ‘Snapseed’ y “Color Story”. Aumenta la exposición si la imagen ha quedado muy oscura y endereza si ha quedado torcida. La aplicación de filtros queda a tu gusto personal.

Últimas consideraciones. Los fotógrafos profesionales se han entrenado en una gran gama de poses para recién nacidos con nombres como “froggy pose”, “tushy up”, “taco” pero para las fotos en casa debes mantenerlo sencillo. Nos toma años de entrenamiento realizar esas poses y muchas se logran mediante composiciones digitales en photoshop con la unión de dos o mas imágenes. Opta por poses que tu bebé asume naturalmente.

Por más que deseemos fotos “perfectas”, las sesiones de recién nacidos no siempre van como las planeamos. Recuerda siempre tu meta final: capturar este momento que no vuelve. Piensa en los detalles y lo que realmente deseas recordar de esta etapa. A veces, en lo imperfecto está la perfección. En unos años estas imágenes significarán más para ti que la foto “perfectamente posada y lograda”.

 

 

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.