“Diario en Cuarentena” de Wendy Tactuk

Fecha

, Gente

Para nuestra sección “En primera persona”, que nació a raíz del período de confinamiento que actualmente atravesamos, nos comunicamos con la destacada fotógrafa dominicana Wendy Tactuk para que nos compartiera su sentir a través de las páginas de su diario. 

Texto: Wendy Tactuk   Foto: Fuente externa

 

Casi dos meses en cuarentena. Sí, muchos días en los que mi cámara reposa esperando hacer un clic. Días con sus altas y bajas. Unos con todas las energías del mundo para inventar en casa, cocinar algo nunca antes hecho, lavarte el pelo, maquillarte para salir al balcón.. Y otros tantos que no quieres pararte de la cama y sólo deseas quedarte en pijamas todo el día. Esos también son válidos. Días en los que te abrumas con las redes, las noticias y los cientos de mensajes que envían por WhatsApp. Días en los que te pones en los zapatos de quienes están en la calle, aquellos que no tienen opción de poder quedarse en casa y se exponen, ya sea por necesidad o por servicio. Días en los que ves como pasan ambulancias con las luces encendidas y piensas cómo la están pasando los que han sido victimas y están solos en los hospitales esperando sanar. Días en los que otros no sanan, días en los que no tienes idea cómo retomaremos el ritmo cuando todo vuelva a la normalidad, y días que han sacado lo mejor y lo peor de nosotros.

Pero también hay días, muchos de ellos, casi todos, en lo que das gracias por estar en casa con tu familia, por sentarse a la mesa, cuidarlos, compartir, abrazarnos y planificar un futuro con la esperanza de que estos días nos están haciendo ser mejores personas, nos están obligando a reencontrarnos con nosotros mismos. Días que nos han obligado a extrañar la “libertad” que nos mantenía atados a las rutinas. Días en los que aprecias un atardecer  o una noche con una melodía de fondo. Días que nos acercan a los vecinos, a usar la tecnología y mirarnos de lejos, a limar las asperezas, a ser bondadoso. Días en los que valoras a las personas que nos ayudan a diario. Estos días nos tienen más unidos a nuestros seres queridos sin un abrazo, es cierto, pero con esta distancia hemos aprendido el valor de tocar, de sentir, de mirar y de amar.

¿Qué esta cuarentena nos ha cambiado? ¡Por supuesto! Nos ha acercado a lo que realmente tiene valor, nos ha acercado a la fe, a la paciencia y a la esperanza.

El planeta nos mandó a “parar” para poder respirar, porque él también se está renovando. Aprenderemos de nuevo a dejar el miedo a un lado y a sentirnos nuevamente… Con paciencia y fe, todo va a pasar.

 

 

 

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.