”Que una mascarilla no te quite la sonrisa”

Fecha

, Arte

Por Alexandra G Roca Foto fuente externa

Si algo nos mantiene con buen espíritu, nos levanta el animo y nos hace reír, en tiempos en los que la tristeza y la ansiedad están merodeando, es el arte. Con él como aliado nada parece imposible, los problemas se minimizan y el alma se calma. El fotógrafo italiano Tiziano De Stefano, fundador de Spotlight Production, realizó la exposición ”Que una mascarilla no te quite la sonrisa”, como una invitación a dejar los pensamientos negativos a un lado y un llamado a la solidaridad y a la compasión para hacer frente a esta pandemia.

Conversamos con él sobre cómo pudo llevar a cabo la producción y qué se vivió en el set.

** Todas las fotografías fueron realizadas conforme los protocolos establecidos por Salud Pública a nivel nacional, así como los protocolos de seguridad establecidos por la Organización Mundial de la Salud. De igual modo, fueron tomadas en espacios abiertos, manteniendo la distancia establecida y gracias a la colaboración de familiares y amigos de la Fundación.

¿Cómo surge la exposición? Aunque parezca extraño, la idea surge de una visita al supermercado para abastecerme en los primeros días de la cuarentena. Al entrar, lo primero que noté fue un ambiente tenso, todo el mundo distante y frío, no con la misma calidez que caracteriza a los dominicanos y que me cautivó la primera vez que llegué a este país hace casi 25 años.

El dominicano por lo general tiene una actitud que te invita a acercarte, pero ese día lo que parecía era que nadie quería que se le acercaran, ni que le hablaran aunque fuera para preguntarle donde estaba algo. Ese día al llegar a casa sentí deseos de hacer algo, pero no tenía muy claro qué. Al otro día me vino una idea de crear una especie de transparencia en las mascarillas, y que de repente se pudiera reflejar algo que está escondido (algo oculto que sólo se ve con una transparencia de la mascarilla), y que pudiera ser una sonrisa, la sonrisa de los dominicanos, de la gente.

¿Cuántas personas participaron? En total retraté a 34 personas, 35 si me cuentas a mi.

¿Qué caracteriza la exposición y qué buscas con ella? Para mi lo que caracteriza esta exposición va de la mano con el mensaje que la misma busca transmitir, es esa dualidad que en cierta forma es parte de la esencia de toda persona y de la vida en general, y es que en todo lo malo siempre hay algo bueno.

La idea en “Que una mascarilla no quite tu sonrisa”, más allá de la “sonrisa” en sentido literal, es lo que representa esa sonrisa, es la actitud alegre y positiva que nos caracteriza a los dominicanos. Esa calidez y espíritu solidario.

La exposición busca transmitir un mensaje de solidaridad y esperanza en esta época de distanciamiento social, haciendo uso del arte de la fotografía como vehículo o medio para llegar a los demás. Es una invitación a dejar los pensamientos negativos a un lado y a no permitir que nada ni nadie nos quite nuestra sonrisa.

¿Fue difícil captar las sonrisas ante tanta angustia, tristeza y ansiedad? Si supieras que no, como te decía anteriormente, cada una de las personas me recibió con una sonrisa genuina.

De manera que el proyecto, a su vez, fue como un aliciente para ellos mismos, por eso, más que nada, fue tan gratificante, porque siento que ellos más que colaboradores fueron a su vez reflejo de que el proyecto realmente valía la pena y el mensaje que buscamos transmitir cumplió su cometido.

¿Cómo se llevó a cabo con las medidas del distanciamiento social?Bueno, antes de desplazarme a los diferentes lugares, tomé en casa las medidas de precaución con mis equipos, salí con mi mascarilla y llevé guantes. Las personas fueron fotografiadas de manera individual, en sus respectivos hogares y a parte de ellos, yo era la única persona allí presente, no tenía un equipo de producción ni nada. Yo mismo llevé y preparé el fondo para que saliera igual en todas las fotos. De igual manera no era necesario estar cerca de la persona para tomar las fotos, el lente que utilicé me permitía mantenerme a distancia y obtener la imagen en las dimensiones deseadas.

Debo aclarar que aunque fue en sus hogares las fotos no fueron tomadas dentro de las casas sino en lugares abiertos, como marquesinas y terrazas. La mayoría de las fotos fueron tomadas en días distintos, sin embargo siempre llevaba guantes adicionales y limpiaba mis equipos con toallitas desinfectante antes de guardarlos y antes de usarlos en otro espacio diferente.

Háblanos un poquito de la fundación, ¿cómo nace? La Fundación Tiziano De Stefano nace de un antigua aspiración que, a su vez, dio inicio a la escuela Workshop Express y es hacer uso del arte de la fotografía como vehículo o medio para llegar a los demás e impulsar cambios sociales. Nuestra meta principal es generar un cambio positivo en las personas, las familias y en el ámbito social, donde el objetivo es construir una mejor sociedad, reducir la exclusión social y crear un impacto socio-educativo.

La Fundación Tiziano De Stefano busca promover el desarrollo de la cultura fotográfica con el compromiso de fomentar, a través de la fotografía y las artes visuales, la responsabilidad social de la República Dominicana, teniendo como principal foco los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) aprobados en 2015 por la ONU como “una oportunidad para que los países y sus sociedades emprendan un nuevo camino con el que mejorar la vida de todos, sin dejar a nadie atrás”.

¿Quién es Tiziano De Stefano? Tiziano De Stefano es un fotógrafo italiano, radicado en República Dominicana desde hace más de 20 años, fundador de Spotlight Production, una empresa Europea de fotografía comercial especializada en producciones fotográficas. Ha realizado campañas publicitarias para las más importantes instituciones públicas y privadas, y agencias de publicidad del país, así como editoriales y reportajes de revistas.

Es creador de “PhotoStore RD” el primer y único banco de imágenes online de la República Dominicana, el cual está compuesto por un catálogo con más de 9,000 fotografías.

En 2016 constituyó “Workshop Express” un centro de capacitación en el área de la fotografía que se encarga de realizar talleres y conversatorios los cuales tienen como objetivo principal promover el desarrollo de la cultura fotográfica y proporcionar los conocimientos y herramientas necesarias para que jóvenes y aficionados puedan seguir incursionando y abriéndose camino en las diferentes especialidades de la fotografía.

A lo largo de su trayectoria, y como parte de ese proyecto, ha impartido más de 50 talleres dirigidos a aficionados y fotógrafos profesionales. Ha sido conferencista en las principales universidades del país.

Desde el 2019 es influencer de la cámara Mirrorless Nikon Z 7 por Latinoamérica.

 

 

 

Artículos relacionados

Fotografía y creatividad al alcance de todos 

Arte ”recreado” en tiempos de cuarentena 

Lo bueno y lo malo ¿circunstancias de la vida? 

Moda que sostiene

Lee y descarga gratis
la reciente edición de Pandora

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.