¿Ansiosa? Estos aromas te ayudarán a contrarrestarlo

Fecha

, Cuerpo & Alma

Por Alexandra G Roca Foto Fuente externa 

La ansiedad se puede reflejar en distintas áreas, tanto psicológicas como físicas. Según un informe de la Organización Mundial de la Salud, el 40% de la población mundial está sufriendo de insomnio. Así mismo, otras personas están viendo como han cambiado sus hábitos alimenticios, o su estado de animo en este periodo de confinamiento.

Siempre y cuando los niveles de ansiedad sean controlados y no nos veamos forzados a acudir a un médico, podemos intentar distintas formas para relajarnos como la aromaterapia, basada en el uso de aceites esenciales derivados de plantas.

Las células olfativas están conectadas por prolongaciones nerviosas a nuestro cerebro, por lo que si controlamos lo que olemos podemos estimular y propiciarnos un estado de relajación.

Evelyn Fernández, CEO de Aromelia nos da una guía de cuatro aromas y sus propiedades, ideales para tener en casa y poder disminuir los niveles de ansiedad.

  1. LAVANDA. El aceite esencial de lavanda ocupa el lugar número uno en lo que tiene que ver con terapias alternativas con aromas. Sus propiedades relajantes disminuyen los niveles de ansiedad, los episodios de dolor de cabeza y la tensión muscular ligada al estrés.
  2. NARANJA. El aceite esencial de naranja tiene propiedades antidepresivas, antiespasmódicas y antisépticas. Su aroma está relacionado con el incremento de los pensamientos agradables en la mente y, por ello, se utiliza con regularidad en las terapias contra la depresión.
  1. CANELA. Aunque se trata de un aceite esencial muy común, se considera como una de las mejores fragancias para mejorar el equilibrio emocional. Su penetrante olor traspasa con facilidad los receptores de la nariz y, dado que estimula el sistema nervioso central, mejora el estado de ánimo y calma los nervios.
  1. GERANIO. El olor del aceite esencial de geranio actúa como estimulante del sistema nervioso central y la zona encargada de producir serotonina en el cerebro. Una vez es percibido a través de la nariz, el cerebro se relaja y controla los síntomas causados por el estrés y la ansiedad. También cuenta con efectos calmantes y tranquilizantes que contribuyen a mejorar la calidad de sueño en pacientes con insomnio.

 

Artículos relacionados

Controla la ansiedad por comer

Ansiedad en momentos de crisis

Ansiedad, el trastorno de moda

Crianza en tiempos de pandemia

 

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.