Jacqueline Then, la diseñadora que ha movido a su gremio a favor del servicio médico de RD

Fecha

, Entrevistas

Por Sophia Sanabria

Ignorar la pandemia no es una opción para nadie. Hemos tenido que recurrir a opciones drásticas como el distanciamiento social y regímenes de higiene más estrictos. Aún estando lejos unos de otros, hemos encontrado formas para comunicarnos y seguir con la vida como la conocíamos. La diseñadora de moda, Jacqueline Then, por ejemplo, decidió tomar acción colocando su profesión a favor de los médicos dominicanos. Ella nos cuenta cómo tomó acción para suplir materiales a los ahora llamados héroes sin capa.

 

¿Por qué decidiste sumarte a esta causa? 

El  pasado 30 de marzo desperté con la noticia de que los médicos dominicanos no contaban con los materiales necesarios para tratar pacientes con COVID-19, por lo sus quejas estaban siendo presentadas a través del Colegio Médico Dominicano.

Esta situación fue una alarma para mí, ya que en el país este tipo de recursos suelen ser limitados y en la actualidad la ayuda de otros países es limitada, debido a que todos nos encontramos en la lucha mundial contra el Covid-19.

Inmediatamente me comuniqué con mi equipo, adquirimos los materiales necesarios y empezamos a crear batas, botas, cubre cabezas… Además, pude crear una herramienta para recaudar fondos en GoFundMe.com llamada “COVID-19 materiales para doctores en República Dominicana”, donde solicitaba ayuda económica para seguir comprando materiales e instrumentos para defender a nuestros doctores.

Creo que es tiempo de que las cosas se hagan de manera diferente en la República Dominicana, donde todos accionemos. No es momento para limitarnos a observar. Es nuestro deber liderar proyectos que sirvan como herramientas para causar un impacto positivo con mejores resultados para nuestro país.

Foto: Erika Santelises

¿El gobierno apoyó tu iniciativa de poner tus talleres a su disposición?

Las importaciones de estos materiales no son una opción viable por el momento, ya que es una necesidad inmediata para nuestros médicos, por esto mi primer llamado al gobierno fue poner a disposición mi atelier y mi equipo para producir localmente de manera segura. Entendí que era necesario unir fuerzas con el gobierno para que lo hiciéramos en conjunto y de manera más efectiva. Lamentablemente, no hubo respuesta, pero eso no limita la intención.

La idea es ayudar al país y las redes sociales han sido un apoyo increíble. Por esa vía las personas respondieron activamente donando dinero, materiales… voluntarios en todo el país se sumaron a este llamado y accionaron hacia ayudas inmediatas.

¿Se han sumado colegas a esta labor?

Claro que sí, Jusef Sánchez se unió con su atelier y equipo de trabajo, Verónica Lora hizo un equipo de más diseñadores como Kalos Núñez y Ana Terrero quiénes formaron un grupo de estudiantes de diseño de moda que confeccionaron cubre cabezas y botas.

La maestra de Chavón, Maritza Soto también se unió desde su casa realizando batas. Michael Garcibi realizó muchos de los patrones y prototipos. Carolyn Olivo, Luz Valera, Patricia Jiménez, Amarilis Rojas, entre más voluntarios.

El diseñador José Jhan donó dinero y también se hizo eco desde sus redes. De igual forma lo hicieron Oriett Domenech, Alis Custodio y Mónica Varela.

¿Cómo es la logística de repartición y producción?

Primero adquiero los materiales y según tengamos los requerimientos técnicos de corte, confección o ambos, se reparten primero las telas para corte con los patrones y luego se envía para ensamblar con hilos y elásticos.

¿Cuántos hospitales reciben esta ayuda?

Los 38 hospitales que actualmente están autorizados hasta el día de hoy a atender casos de COVID 19 por el Ministerio de Salud Pública.

¿Te acompaña alguna empresa o institución durante esta labor?

Tengo la colaboración de UNICEF para entregar todas las donaciones recibidas. Además sirven de canal para las compras de las mascarillas “N95-fpp” a un precio no especulativo y de manera transparente.

Aproximadamente más de 30 personas están involucradas en todo el proceso de corte y confección, y diariamente se nos suman de 5 a 8 nuevos voluntarios.

En otro tono, como diseñadora de moda dominicana, ¿has sentido el impacto económico a causa de esta pandemia?

Claro, temporalmente nuestro atelier se encuentra cerrado, por lo que no estamos confeccionando piezas para nuestros clientes regulares mientras dure la cuarentena.

Sabemos lo difícil que es perder a un ser querido, en este caso una colega: Jenny Polanco. No podíamos dejar pasar la oportunidad de preguntarte qué aprendiste de ella.

Lamenté mucho una pérdida temprana de una colega tan admirada. Ella me deja la enseñanza del paso a paso, de la constancia, de su visión de expansión, siendo la única diseñadora dominicana con cinco tiendas a nivel nacional, su amor por lo hecho aquí y la identidad de marca que busca exaltar lo dominicano.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.