Ansiedad en momentos de crisis

Fecha

, Cuerpo & Alma

Colaboración Priscilla Montero (@bienestarintegral.rd) Foto Fuente externa 

La alarma ante las situaciones de peligro que nos envía el cuerpo, activa nuestra mente y nos pone en alerta. Por primera vez, en una era de la interconectividad, e inmediatez, en un mundo sin fronteras, en el que la información es instantánea pero también la desinformación,  estamos viviendo una crisis mundial de salud por la pandemia del COVID-19, que nos ha llevado a un caos que nos genera incertidumbre y ansiedad. 

Conversamos con la psicóloga clínica Priscilla Montero sobre cómo reacciona nuestro cuerpo ante situaciones de peligro y cómo podemos controlar esa ansiedad para poder actuar de manera preventiva y racional. 

Es importante tener salud física para tener salud mental, pero… muchas veces el malestar interno, es decir psicológico lleva la delantera y se encarga de llevarnos al malestar físico o más bien a las enfermedades. ¿Qué quiere decir esto? Que nuestro sistema de defensas puede bajar dependiendo del estado de animo que tengamos, igualmente cuando estamos a la espera de una catástrofe nuestro cerebro trata de “protegernos” y nos va creando escenarios para guardar el cuidado. ¿perfecto no? El problema es cuándo esas alertas que nos envía el cerebro se convierten en contra producente para nosotros. Ese malestar que experimentamos nos sale de las manos convirtiéndose en lo que conocemos como ansiedad.

Esto funciona de manera interna:

Al estar en “peligro” o en amenaza se activa nuestro cerebro reptiliano, ese que busca defenderte a toda costa, esto quiere decir que mantenemos el sistema nervioso simpático activo preparado para la corrida necesaria. El estado de pánico nos hace nublar otras alternativas más “inteligentes” ya que buscamos simplemente reaccionar para defendernos. ¿es necesario? Claro. ¿todo el tiempo? No.

Si permanecemos en estado de alerta actuamos de forma egoista, teniendo en cuenta solamente nuestras necesidades cuando en circunstancias de peligro es adecuado considerar el bien común para que todos funcionemos de la mejor manera.

Si nos mantenemos en activación todo el tiempo sin hacer una pausa, posiblemente hagamos todo lo que los demás hacen, de manera desmedida y sin el razonamiento alguno. Queremos todo de manera inmediata pensando que así podremos protegernos.

Hoy, a nivel mundial estamos con miedo, temores y sobre todo con necesidades que se encuentran escasas para vivir. Hoy nos enfrentamos a al COVID-19, un virus que ha generado altos niveles de ansiedad en la población haciendonos actuar de forma impulsiva e irracional.

¿Qué hacer en momento de crisis para calmar la ansiedad?

  1. Guardar la calma. Esto no quiere decir que actuemos como si nada pasa, más bien tener calma es hacer una pausa y accionar con medidas inteligentes que nos permitan mantener un estado de animo estable.
  2. Medidas internas, a los demás no podemos controlarlos. Enfocarnos en nosotros mismos, en mantener la higiene y tomar las precauciones de lugar para no dañar a los demás.
  3. Evitar exponernos a muchas personas para evitar alteración física y mental.
  4. Durante las crisis masivas es importante que funcionemos nosotros como apoyo de los demás, de la misma manera los demás como apoyo de nosotros.
  5. Hacer ejercicios de respiración y recordarnos de que podemos hacer las cosas hasta un punto, no tenemos el control de todo. Muchas personas cuándo sienten que no tienen el control de la situación pueden entrar en crisis alterando su paz y la de su entonro.
  6. El respeto es lo más esperado y positivo. Si no comparto tus mismas ideas debo de respetar la de los demás sin ser partidario de activar una mayor preocupación en los que me rodean.
  7. Utilizar la crisis como una forma de analizar y aprender de la situación. Mas que nada en estos momentos sale a relucir una cosa, y es la igualdad en todas las personas. ¿a qué nos referimos? Sin importar raza, estatus social y tampoco el país en donde vives, todos tenemos las mismas demandas y necesidades. Ojalá todos podamos aprender el valor de las cosas y sobre todo mantener la unidad siempre. Cuando estamos en peligro lo estamos y esto nos ha demostrado que sin importar lo que tengamos TODOS deseamos lo mismo: recursos para subsistir, tranquilidad y salud que es lo mas importante.

Recordemos que de cada vivencia surge un aprendizaje, está en nosotros optar por momentos de crisis como oportunidad de cambio buscando el bienestar propio y para los demás. Igualmente proteger nuestra salud mental ya que sin ella no podemos proporcionar salud física.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.