#WCW María Elisa Camargo

Fecha

, Entrevistas

Por Airam Toribio Fotos Yael Duval Dirección de arte y estilismo Enyer Díaz Maquillaje Andrews Saldaña Peinado Nadiel Beltrán Bolas decorativas Casa Cuesta

La verás en Los Leones haciendo el papel de una psicóloga muy peculiar, Elvira. Antes quizás la viste en las exitosas novelas Floricienta o en La marca del deseo, por sólo mencionar dos producciones. Esta actriz innata nos cuenta que ha ido perfeccionando su talento de muchas formas, entre ellas, viendo series, ahora que quiere hacer carrera en Hollywood. Y aunque su nuevo norte es verse en la pantalla grande anglosajona, uno de sus grandes sueños era participar en una producción dominicana. “Amo RD, su gente, su comida…”, nos dice María Elisa, quien conoce muy de cerca nuestra cultura gracias a un antiguo amor. De hecho, su rincón favorito del mundo es Bahía de Las Águilas. ¡Y no la culpamos! ¡Nuestra RD es hermosa!

“¡Hablo hasta por los codos”, nos advirtió antes de sentarse a charlar con Pandora! ¡Y así fue! Marieli , La Camargo, Alacrana, Mae, Cangreja… como le apodan sus allegados, habló y posó para el lente de esta edición, la última de la década, en una entrevista muy sustanciosa y de crecimiento, a la que bien podríamos ponerle como soundtrack “All I want for Christmas is you”, de Mariah Carey (su favorita de la época navideña). Con María Eliza aprendimos qué se requiere para empezar de cero y conocimos los grandes aprendizajes que le dejó esta década. ¡Es una conversación imperdible!

Top negro bordado en cristales, de Giannina Azar. Aretes de Elize. Pantalón de látex color de Yudelka Fashion. Zapatillas disponibles en Zu Shoes.

Naciste en Ecuador pero tu acento es colombiano… ¿te consideras ecuatoriana o colombiana? ¡Uy!, ¡qué difícil! Siento que mi acento es como un mix; de repente se me sale la mexicanada y cambio a una colombianada o al acento ecuatoriano. Mi popurrí muchas veces carece de identidad o en su defecto posee todas las identidades. Soy de sangre 100% colombiana pero nací y me crié en Ecuador hasta los 17 años, cuando emigré a Colombia. Entonces, realmente soy un mix.

Sufriste de bullying cuando pequeña y ahora vives el sueño de muchas, ser actriz. ¿Cómo se convierte en mariposa una persona atacada? Bueno, no me etiquetaré como atacada, aunque sí de alguna forma fui víctima porque me molestaban por llevar el cabello como un honguito o porque era flaquita y me desarrollé como mujer tarde, a diferencia de las otras niñas de mi generación… Siempre fui “marimachita” y me molestaban por eso, o por “feita”. Aunque aquello no era nada terrible, sí me ayudó a desarrollar otras destrezas sociales, como la inteligencia, el liderazgo y el sentido del humor, para sobrevivir en este mundo tan heavy de los niños. También el amor que me brindaban en el hogar me ayudó a creer en mí misma para plantearme cualquier mundo de posibilidades y salir a lograrlo, qué es en lo que estoy haciendo ahora.

En Los Leones interpretas a Elvira, psicóloga. ¿Piensas que todos necesitamos de esa guía que nos ayude a solventar mejor los problemas? Pues mira, yo muy poco he usado la terapia, pero he asistido. Y cada vez son más las personas cercanas que me retroalimentan sobre cómo les ha ido asistiendo donde un terapeuta. A mí en particular me sirvió para superar mi único heartbreak, me sirvió para desahogar, para soltar… En fin, me parece muy válido el ejercicio de hacer terapia con una tercera persona que tenga esa capacidad de ayudarte a navegar a través de tus problemas e inseguridades.

¿Qué haces cuando un problema necesita solución? ¡Órale!, pues voy y lo soluciono. Soy mucho de actuar, no te voy a decir que no le doy vueltas a las cosas, pero definitivamente cuando tomo una decisión trato de ser consciente, y saber con qué conflictos y obstáculos traen la decisión tomada. Por ejemplo, ahorita estoy explorando nuevos mercados, rechazando proyectos que no representan crecimiento en mi carrera, y eso es duro porque me lleva a salir de mi zona de confort. Es necesario entonces ponerte en contacto contigo misma, estar muy presente y dejar el miedo de pedir ayuda.

Cuéntanos cómo fue trabajar para este filme dominicano. ¡Ay! ¡Fue un sueño hecho realidad! Desde hace rato yo venía tocando puertas en el cine dominicano, precisamente porque hace unos años estuve en una relación con un chico dominicano y viajaba mucho a la isla; empecé a ver y a sentir el proceso de evolución del cine en República Dominicana, así que le tenía ganas. Pero cuando finalmente me ofrecían algo, estába trabajando en Telemundo; el timing no había funcionado. Pero llegó cuando tenía que llegar, justo cuando terminó mi contrato con dicha cadena. ¡Y fue maravilloso! Entrar al cine dominicano y hacer algo con la calidad de Los Leones, con excelente fotografía, estrellas de la talla de Ozuna y con comediantes tan brutales como “Los Reyes”, y un director como Frank Perozo –a quien venía admirando como actor–, fue un sueño hecho realidad. Sin embargo, lo más cool es que todos con los que trabajé fueron maravillosos seres humanos; me sentí muy valorada profesionalmente.

 ¿Qué es lo que más atesorarás de este filme? Pues creo que lo he dicho ya, la gente ante todo, mi experiencia humana fue realmente mágica. Entonces, lo que atesoro es a los nuevos seres humanos que forman parte de mi vida: Zumaya, Frank, Pascal, los chicos del elenco… También el rodaje en Nueva York, que es algo que estaba en mi bucketlist; a todo el equipo de Caribbean Cinbemas. Además de los momentos junto a la prensa y el hecho de que fue mi primera experiencia en cine dominicano.

 ¿Cómo anda ahora el corazón de María Elisa? La verdad es que estoy súper tranquila, en un momento de cambios muy fuertes. Después de trabajar cinco años con Telemundo y cinco años antes con Televisa, ahora estoy en ese momento donde ya no quiero estar atada a ninguna empresa, sino perseguir cosas más grandes. Y si bien no es que no esté abierta a conectar con un ser humano, estar soltera siento me sirve para mi propósito de enfoque en mi carrera.

Dicho esto, para mí el tema del novio o no novio me parece una etiqueta muy básica; al final es más rico conectar con la gente. Uno debe permitirse hacerlo espiritualmente, independientemente de si hay tensión sexual o no. Ya me puse muy hippie (risas)… y es  porque tengo una filosofía de relaciones abiertas que es un poquito controversial. Pero estoy sola, contenta y con el corazón lleno de muchos amigos y conexiones mágicas.

 Más allá del tiempo, ¿en qué se diferencia grabar una telenovela de una película? Pues primero el tipo de dirección y actuación; el tono es diferente. Digamos que la telenovela está entre la película y el teatro, mientras que hacer un filme es más natural, más orgánico, y era algo que estaba buscando.

 ¿Cómo es empezar de cero? Desde aquella decisión, ¿qué has logrado hasta ahora? Bueno, empezar de cero no es pa’ muchachos. La decisión la tomé en enero de este año porque no tenía la opción antes, ya que tenía contrato con Telemundo. Sin embargo, el timing ha sido maravilloso. Amo Telemundo, es mi hogar, pero quiero probar cosas nuevas, probarme a mí misma que puedo hacer cosas distintas. El mercado de California exige un nivel de calidad más fuerte, que es lo que estoy buscando ahora más allá de la exposición o el dinero. Por eso me mudé allí. No ha sido fácil. Tras finalizar mi contrato con Telemundo, quería hacer series, entrar a Hollywood, y me salió cine y Hollywood de alguna manera, gracias a Los Leones y una pequeña pero sustanciosa participación como Marisol en la serie de época Warrior, de HBO Cinemax (la segunda temporada sale en el 2020). Me puedo considerar muy afortunada, aunque eso no quiere decir que no haya tocado puertas que no se han abierto. Es un proceso que ha requerido de mucha meditación. Enfrentarte a puertas cerradas es algo que tienes que asimilar con coraje para poder seguir adelante.

Háblanos de Pencils of Promise. ¡Ante todo gracias por esa pregunta! ¡Qué bonito, qué especial que pregunten por mis causas sociales! Pencil of Promise es una fundación que conocí a través de un amigo y que va mucho conmigo. Unirme a ella nació de mi necesidad de devolverle a la vida tantas cosas bonitas a las qué muchos llaman bendiciones. Aunque te hablo de puertas cerradas y demás, mi carrera en general ha sido muy grata, al igual que mi vida personal, siempre rodeada de amor.

Se trata de una fundación bastante integral orientada a la educación, porque no solamente construyen escuelas, sino que también capacitan maestros, proveen materiales, ayudan a que las mismas familias sean parte de la construcción de las escuelas y proveen uniformes, entre otros. Se trasladan a los países donde detecten la situación sea más grave.

También soy aliada de otra fundación en Los Ángeles, Assistant League of LA, donde un grupo de mujeres llevan 100 años haciendo lo mismo por los niños del área.

Agradecer es increíble, pero siento que hay que ir más allá, siempre hay que devolverle a la vida las tantas cosas que te ha dado. La plenitud se encuentra mucho más en dar, aunque suena a respuesta de reina belleza.

¿Qué te gusta hacer cuando estás en casa? Adopté un gatito, así que me encanta jugar con él. También leer y ver series y películas para estar actualizada con el tono de lo que se está usando a nivel actoral y de dirección. Además, me gusta bailar sola, poner la música y simplemente bailar.

Esta es nuestra edición de Navidad e inicio de año. ¿Cómo celebras esta época? ¿qué planes tienes? Siempre celebro esta época con mi familia. Soy hija única, así que papá y mamá son mi todo, mi núcleo, mi burbuja… entonces como además mi cumpleaños es cerca de Navidad, siempre procuro estar con ellos y en Colombia. Ya para Año Nuevo siempre me permito explorar un lugar nuevo; éste me voy a Brasil a encontrarme con mi mejor amigo, antes de regrasar a Los Ángeles.

A modo personal, ¿cómo definirías esta década que termina? Pues si hubieras conocido a la María Elisa del 2010… definitivamente soy otra persona casi casi por completo. A nivel de filosofía de vida y también en la forma en la que me relaciono con las personas o conmigo misma. Ahora tengo mucho más contacto con con mi verdadera persona, pues me he quitado un poco las capas de lo que la sociedad espera de mí.

Vestido de lentejuelas y cristales diseño de Giannina Azar. Aretes de @coketafashionrd.

 

“Algo que muy pocos saben de mí es que le tengo pavor al agua fría, que uso pijamas con las que llevo más de 10 años y que odio el apio”.

 

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.