Beneficios del diálogo interno

Fecha

, Temas

Por Alexandra G Roca Colaboración Priscilla Montero, psicóloga clínica y de bienestar emocional

Foto Fuente externa

No son una ni dos las veces que nos sentimos extraños y algo ”raros”, cuando nos pillamos teniendo un dialogo con nosotros mismos, en escenarios como tapones, o antes de dormirnos. Usualmente nos encontramos analizando y autoaconsejandonos o criticándonos sobre situaciones puntuales que quizás nos causan inquietudes, o simplemente repasando los acontecimientos del día.

Sobre este tema, la Psicóloga clínica de la salud y bienestar emocional, Priscilla Montero realizó un escrito en instagram (@bienestarintegral.rd) que nos llevó a una serie de preguntas sobre esta costumbre.

 

”Muchas veces nos sentimos agobiados por algo que nos puede estar sucediendo en el momento, ahí es cuando necesitamos tomar una pausa, respirar, cerrar los ojos y tener una conversación contigo mismo. ¿Cuál es ese habito que tienes dentro de tu rutina que te aporta en esas conversaciones contigo mismo?

Recuerda que todos debemos de practicar el hacer una pausa en nuestras rutinas y preguntarnos lo que necesitamos. El hablar con nosotros mismos no necesariamente se necesita de la palabra, o esquivar el acompañamiento de otro ser, es mas bien esa conexión que desarrollamos para estar con nosotros, entendernos y descubrirnos observando con curiosidad de la manera en que nos estamos desenvolviendo. El bienestar inicia desde adentro comenzando por nosotros mismos.”

1. ¿Qué tan frecuente hablamos ‘’solos’’?
El hablar solos no debe de ser interpretado como el hecho de tener una conversación literal con nosotros mismos, es decir algo parecido a la “locura” con un monólogo. Hay veces que nos decimos cosas en voz alta como si fuéramos un tercero. El hablar solos va más allá de decir palabras al aire a nosotros mismos, es más bien hacer una pausa y darnos cuenta que estamos presentes dentro de tanto ruido de afuera.

Posiblemente hablamos solos siempre porque nuestro cuerpo y nuestra mente constantemente se comunican, la diferencia radica si nos escuchamos o no.

2. ¿Hablar solos demuestra qué…?

Hablar solos demuestra una genuina conexión con nosotros mismos, es esa forma de escucharte a ti, conocer tu lenguaje y las vías que te comunica tu ser de eso que necesitas. El conversar con nosotros mismos de manera interna significa que nos observamos, nos miramos incluso en momentos en que queremos “defendernos”; hablar, poner las cosas en nuestra mente y cuestionarnos, halagarnos es una forma incluso de encontrar respuestas. Cuando hablamos debemos de aprender a escucharnos para seguir conectando con nuestro ser.

3. ¿En qué nos beneficia?

No estamos en una posición defesinva porque no estamos enfrentando la crítica de terceros, sino que aplicaremos la autocritica a través de los patrones aprendidos. Nos ayuda a encontrarnos, entendernos, abrazarnos y seguir creciendo. Más bien es un símbolo de respeto a nosotros mismos, como si fuéramos esa primera persona que le prestamos atención, le comentamos y contamos nuestras cosas de inmediato y a ese ser que escuchamos a toda costa. Nos fomenta la empatía, la compasión y el seguir aprendiendo de nosotros, entendiéndonos.

4.¿Cuál es el escenario ideal para tener una conversación con uno mismo?

Con la práctica llega un momento en que podemos conectar en cualquier momento o escenario para “hablar con nosotros” pero el momento ideal podría ser sin tener interferencias, aturdimientos o sacudidas emocionales, igualmente aprovechar esas situaciones para observarnos y cuestionar eso que nos moviliza, el porqué y de que manera me comunico conmigo en esas situaciones. ¿Me reclamo?, ¿ me atormento o me presiono yo mismo? , ¿ me entiendo y me escucho respetando mis necesidades?

Siempre tendremos oportunidades para encontrarnos y tener esa conversación con nosotros. Posiblemente sea en momentos de calma, como forma de análisis, agradecimiento y observar lo que sucede cuando estamos expuestos a personas, situaciones y experiencias. Igualmente en esas sacudidas emocionales, aquí hay un mayor reto porque estamos emocionalmente más intensos pero es parte de nosotros también y aquí sacamos mucha información de eso que necesitamos, esperamos y “gritamos”.