¿Será que no me quiere?

Fecha

, Ana Simó dice…

Hola Dra., admiro mucho su forma de aconsejar. Soy una joven de 23 años estableciendo una relación  con un hombre de 32, divorciado. Nunca había vivido esa experiencia, pues siempre estuve con chicos menores que yo. Mi problema es que terminé con él hace cuatro meses porque no nos entendíamos; él decía que yo era su novia y cuando nos veíamos en la calle o compartíamos con amigos y conocidos no me trataba como tal, parecía una desconocida; entonces me decía que quería algo discreto y eso no me gustó. A pesar de ello aguanté humillaciones. Nos dejamos porque decía que era muy desesperada.

Volví con él para darle una segunda oportunidad y el mismo día que nos vimos nos acostamos. Duró alrededor de un mes llamándome pero últimamente lo hace pocas veces, no se preocupa por mis sentimientos.

Le he enviado mensajes diciéndole que lo necesito, que me siento mal y sola, y que estoy insegura de él. Él me responde que me quiere muchísimo pero no lo demuestra, siempre está ocupado y sólo nos vemos para estar en la cama.

Lo que me confunde es que dice que me quiere, que le gusta cuando hacemos el amor y que no me preocupe por nada; hemos hablado de boda.

Una vez  salimos a un bar y me presentó como su novia delante de sus amigos, hasta me dio dinero y nunca se lo he pedido. Fue muy caballeroso y atento pero no me ha presentado a sus padres y dice que quiere que lo nuestro llegue lejos pero ni duermo pensando que esta con una mujer. Siento que estoy enloqueciendo, pues no me interesa nada más que él. Ayúdeme por favor. ¿Cuál cree usted son sus intenciones conmigo? Todo me es confuso, pues dice que me quiere pero no parece. Hay momentos que quiero ir a su casa pero dice que no le gusta que lo visiten sin avisarle. Doy todo de mí para que esté siempre contento y satisfecho conmigo sexualmente, pero yo no sólo quiero sexo quiero amor. No quiero terminar con él de nuevo, tengo mucho miedo de que me deje. No sé qué hacer, estoy deprimida, siento que no valgo nada, he pensado hasta el suicidio por falta de amor. Anónimo

Mi querida: Siempre he estado convencida que los hechos valen más que mil palabras. Leo tu carta y si haces el ejercicio también tú de leerla me hablas de cómo has tenido que rogar por unas migajas de amor de alguien que no te demuestra con acciones su deseo de estar contigo.

Solo tú le puedes dar valor a lo que eres y mereces, pero no con palabras más bien con hechos.

¿Para qué estar con alguien que sólo en la cama es que te demuestra interés? ¿Crees valer eso? ¿No mereces amor en su máxima expresión?