Maquíllate, pero antes -y después– cuida tu piel

Fecha

, Tutoriales

Colaboración Dra. Michelle Herrera, especialista en dermatología cosmética, antienvejecimiento y láser  @dra.michelle @mlcmedicallasercenter FOTO WAYHOME studio

Hay tantos productos que logran un acabado natural que maquillarse es cada vez más práctico. Sin embargo, la onda “al natural” exige algo que se puede pasar por alto: que el cutis luzca saludable. Toma nota de los pasos más importantes, antes y después de poner arte en tu rostro.

¿Quieres tener una piel en su punto antes del maquillaje? Estos los cinco pilares para lograrlo

1 Limpieza. Maquillarse con residuos de otros cosméticos es una práctica cada vez más común. Lo ideal es retirar cualquier exceso utilizando limpiadores suaves, no abrasivos. Se recomiendan los libres de alcohol o parabenos.

2 Conoce las bondades del tónico. Ayuda a eliminar restos de impurezas en pieles grasas y mixtas, y minimiza la producción de brillo, sobre todo en la zona T.

3 No obvies el paso del protector solar. Se recomienda antes de la hidratación. Selecciona el más conveniente de acuerdo al tipo de piel: gel, si es grasa y crema para la seca.

4 Hidratar. Es un paso vital; debe ser aplicado tomando en cuenta el tipo de piel. El exceso de hidratación en una piel grasa o con tendencia al brillo puede arruinar el mejor de los maquillajes. Y en una piel seca y desvitalizada, no hidratarla puede provocar que el efecto final des maquillaje luzca cuarteado y sobre todo, con poca luminosidad.

5 Toma mucho líquido. De seguro te ha pasado que llegas a tu sesión de maquillaje con los labios agrietados porque el día anterior no ingeriste suficiente líquido. Sobre todo, en los casos de maquillaje profesional, es importante ingerir agua, pues donde primero se observan los signos de deshidratación es en los labios. P

Después de…

Aplica agua termal como fijador de maquillaje. Además de que ayuda a conservarlo por más tiempo, sentirás la piel fresca. Igual, ayuda a evitar cualquier tipo de enrojecimiento, sobre todo en pieles sensibles y reactivas.

Todas sabemos que debemos retirar el maquillaje antes de acostarnos. Desmaquillarse correctamente es esencial para la salud dermatológica, lo cual debes hacer diariamente para eliminar los contaminantes que quedan adheridos del ambiente.

Remueve el maquillaje correctamente. Debe hacerse de la forma menos abrasiva posible. Evita las barras jabonosas y exfoliantes.

La clave de una piel sana es tener una rutina básica de acuerdo al tipo de piel, siguiendo los pasos básicos de limpieza, tonificación, hidratación y protección.

Atención especial a los ojos. Además de retirar el maquillaje completamente, recuerda que el área donde generalmente más intentas ocultar el oscurecimiento (ojeras), arrugas o imperfecciones, son los párpados, por tanto, presta especial atención y siempre aplica crema especializada para cuidado de los párpados luego de retirar el maquillaje.