Ansiedad, el trastorno de moda

Fecha

, Salud

Por Alexandra G Roca Foto Fuente externa 

De camino a mi trabajo me tuve que estacionar a un lado de la calle porque sentí que el aire me empezó a faltar, el corazón se me empezó a acelerar y las lágrimas comenzaron a correr por mi rostro de forma descontrolada. No estaba segura de porque estaba en esas condiciones, ni cómo podía calmarme. Me petrifique, no podía seguir manejando, ni parar de llorar y cada vez más se me imposibilitaba respirar. Atine a tomar mi celular y llamar a Ricardo mi mejor amigo para que fuera a buscarme. Llegó a los pocos minutos y su presencia me hizo sentir más segura y protegida y automáticamente empecé a calmarme. Al rato me di cuenta que acababa de tener el primer ataque de ansiedad de mi vida….

La ansiedad parece ser el trastorno de moda, que acompaña fielmente a todo aquel que pasa de los 25 años, y que a pesar de ser una enfermedad mental muy estudiada y que se puede controlar hay mucha desinformación sobre la misma. Según la Organización Mundial de la Salud,  más de 260 millones de personas tienen trastornos de ansiedad, por esto, nos acercamos a la psicóloga clínica, Virginia Pérez Ruiz para que nos explicara que es la ansiedad, sus causas y formas de controlarla y/o prevenirla.

 

¿Qué es la ansiedad? La ansiedad no es más que una proyección de nuestras inseguridades que se dispara por un sistema de alerta sobre algo que se considera amenazante para nosotros, y es ahí donde nuestro mecanismo de defensa invade nuestros pensamientos con ideas o percepciones en muchas ocasiones erróneos.   La función de la ansiedad es mantener alerta al cuerpo para que esté dispuesto a intervenir frente a riesgos o amenazas ya sean reales o imaginarias.

¿Cómo se puede manifestar? Se puede manifestar de múltiples formas, ya que cada ser humano es único e inigualable por esta razón cada quien lo somatiza de diferente manera y se puede presentar tanto físico como emocional,

  • Físicas: Taquicardia, palpitaciones, falta de aire, temblores, sudoración, problemas estomacales, alteraciones del sueño y de la respuesta sexual, entre otros síntomas, va a depender de como la persona canalice su nivel de ansiedad.
  • Psicológicas: sensación de amenaza o peligro, deseos de huir o atacar, inseguridad, sensación de vacío, incertidumbre, dificultad para tomar decisiones, dificultad para estarse quieto o en reposo, preocupación excesiva, expectativas negativas, pensamientos distorsionados e importunos, incremento de las dudas y la sensación de confusión, tendencia a recordar sobre todo cosas desagradables, entre otros.

No todas las personas tienen los mismos síntomas, ni la misma intensidad en todos los casos. Cada persona se puede mostrar más vulnerable o susceptible dependiendo cómo lo canalice.

¿Qué la puede provocar? La ansiedad puede ser provocada por un sistema de alerta ante un supuesto o real peligro, por un miedo anticipado por lo desconocido. La ansiedad es básicamente un mecanismo defensivo que se puede presentar en cualquier persona no importa la edad, ni la clase social.

¿Por qué las mujeres son más propensas a sufrir de trastorno de ansiedad? Más bien se podría señalar que los factores culturales son determinantes. Donde van a influenciar la personalidad del individuo, sus patrones de afrontamiento del estrés, el estilo de vida, factores ambientales y sociales.

Tanto el hombre como la mujer pueden ser propensos a sufrir de trastorno de ansiedad, se podría señalar que las mujeres tienden a sufrir más de ansiedad quizás porque son más expresivas y emotivas, mientras que los hombres en su gran mayoría son más reservados a expresar sus sentimientos y a buscar ayuda profesional para él mismo.

¿Cree que hoy en día la sociedad está más expuesta a sufrir de ansiedad que en otra época? ¿Por qué? Por supuesto que sí, ya que vivimos una época más acelerada, décadas atrás teníamos un horario de trabajo que no pasaba de las 8 horas y nos permitía ir a la casa almorzar al medio día, donde todos los negocios estaban cerrados porque era un momento de compartir en familia y no llevábamos el trabajo a la casa, no existían las redes sociales y mucho menos los celulares, aunque esto nos han facilitado la vida, también hemos dejado de disfrutar la misma. Todo esto son factores que inciden a padecer de ansiedad. Más presión social y competitividad.

Me he dado cuenta que a partir de los 25 años los ataques de ansiedad son más frecuentes o más marcados ¿Por qué? Y ¿Cómo se puede manejar? Los jóvenes de hoy día están más expuestos a las tensiones laborales en un mundo más competitivo sin dejar atrás la presión social. Están enfrentados hacer exitoso sin medir las consecuencias, donde muchas veces se relaciona el éxito con el dinero, si no llegan a lograr el éxito viene la frustración y con ella la ansiedad.
Esta se puede manejar con metas claras y objetivos específicos donde no se deje de lado la parte emocional, tratando de llevar un equilibrio.

¿La ansiedad todavía es un tabú? Hoy día podríamos decir que aún la ansiedad es un tabú. Se ha estudiado lo suficiente y realizado infinidad de investigaciones sobre la ansiedad, muchas personas tienen desconocimiento de la misma ya que la ansiedad no es la única enfermedad mental que azota nuestra sociedad, aunque hoy día exista el tabú, no dejan de ser una dolencia más común de lo que pensamos y que la sufren muchas personas que se encuentran a nuestro alrededor, cargando a sus espaldas con un estigma que suelen llevar en secreto por vergüenza o ignorancia.

¿Hay tratamientos preventivos? ¿Cómo se trata la ansiedad? Es uno de los trastornos mentales más frecuentes en la sociedad en estos momentos. La ansiedad pues, como mecanismo adaptativo, es buena y funcional.
Sin embargo, en algunos casos, este mecanismo funciona de forma alterada, y en lugar de ayudarnos, nos incapacita.
Lo primero es descartar si tú ansiedad podría estar relacionada con tu salud física.
Uno de los tratamientos principales para los trastornos de ansiedad es la psicoterapia. La psicoterapia incluye el trabajo con un terapeuta para reducir los síntomas de ansiedad. Donde se les enseña las técnicas específicas para mejorar los síntomas y poder gradualmente volver a las actividades que le provocaba la ansiedad, para ir desarrollando la confianza y así pueda controlar la situación y los síntomas de ansiedad. Es de mucha importancia acudir donde un profesional de la conducta ya que el tratamiento es adaptado según la necesidad del paciente.