Dama de negro

Fecha

, Entrevistas

Fotografía Pine Box Visual Studio (Karoline Becker) Dirección de arte y estilismo Mánnelik Ortega Modelo Valeria Vázquez, Miss Supranational 2018 Maquillaje Eliotte Casimiro Peinado Carlos Falla Asistencia de estilismo Monique Bodden Vestuario y calzado Sinead Fachelli Accesorios Daniel Espinosa y Elise

Conversamos, en su visita a RD, con Valeria, la boricua que se convirtió en la primera caribeña en ostentar el título de Miss Supranational.

¿Cómo llegas a este concurso? Su director nacional, Miguel Deliz, me ofreció la oportunidad de participar como la candidata para representar a Puerto Rico. Me conocía de las pasarelas boricuas, pues llevo modelando más de cinco años. Se comunicó conmigo y mi manager para presentarme la propuesta.

Previo a Miss Supranational sólo tenía experiencia en una competencia de modelos, pero de reina de belleza como tal, no.

¿Cuáles cualidades debe tener quien lleve esta corona? Alguien que más allá de lo físico tenga belleza interna; que sea sociable, simpática y real.

En la página web del concurso se menciona que trabajarás en pos del self love. ¿Por qué crees falta tanto autoamor en el mundo? ¿Te pasó a ti? ¿Cómo entiendes se trabaja el quererse más? Hoy día vivimos en una sociedad donde las tasas de suicidio aumentan; ahora a las personas se les hace más fácil ridiculizar y atacar a otros por medio de las plataformas sociales. La sociedad cree que puede decirte cómo vivir tu vida; qué está bien o mal. Lo que para unos es un juego o un chiste, para otros es un ataque severo a su autoconfianza. Entonces aquí entra mi enfoque, promover un mensaje de autoamor.

Recuerdo en mis años de secundaria donde me miré al espejo y me afirmé “Yo soy linda, yo soy bella”, y comencé a creérmelo, cosa que antes no pasaba, pues me sentía rara por ser siempre la más alta del grupo. Y ya entrando a este mundo de los certámenes de belleza, la gente cree que tiene derecho a criticarte; lees muchas cosas absurdas. Entonces, si no tienes tu confianza en 100, te vas destruyendo moralmente. ¿Cómo se trabaja? Es algo totalmente mental, comienza a creértelo un día y verás el cambio.

Lo mejor de los concursos de belleza es… Conocer tantas chicas maravillosas de todas partes del mundo con diferentes idiomas, culturas y costumbres. Es algo que te hace crecer como persona.

Y lo más difícil… Mantener el paso y ser puntual con la agenda programada. Son tantas cosas que a veces hasta te privas del sueño, pero jamás lo puedes aparentar.

¿Qué esperas del año en que llevarás el título? Espero disfrutarlo al máximo y tomar de él lo más que pueda en términos de oportunidades para mi crecimiento personal y laboral.