Moda sostenible: propuestas dominicanas ayudando al medio ambiente

Fecha

, Tendencias

Por Nohely Betances Foto Fuente externa

La moda sostenible, también llamada “moda ética” o “slow fashion”, es una parte de la creciente filosofía del diseño y tendencia de la sostenibilidad, cuyo objetivo es crear un sistema que pueda ser apoyado indefinidamente en términos de ambientalismo y responsabilidad social. Según Earth Pledge, una organización sin fines de lucro comprometida a promover y apoyar el desarrollo sostenible: “al menos 8.000 sustancias químicas se utilizan para convertir las materias primas en los textiles y el 25% de pesticidas son utilizados para el cultivo de algodón no orgánico. Esto provoca daños irreversibles en las personas y en el medio ambiente biofísico, y también dos tercios de la huella de carbono de las prendas se producirá después de su adquisición”.

Pudimos conversar con Andrea Tejada, propietaria de Antemar y con Shaina Alonzo de Ozeanos Swimwear, dos marcas dominicanas que están ayudando al medio ambiente con sus propuestas sostenibles

Antemar

¿Qué es la moda sostenible y porqué es importante? Como insider en la industria, veo la moda sustentable (o slow fashion) como la respuesta de la industria de la moda hacia el consumismo masivo que predomina en la forma de compra del consumidor actual.Y es que es increíble ir a las tiendas cada dos semanas y ver cosas nuevas, pero no es sostenible. Este patrón de compra masiva no solo genera mucha presión en la demanda por la rapidez, también genera demasiados desechos y la industria lo sufre porque esos desechos y rapidez de producción para satisfacer la demanda insaciable de cosas nuevas todas las semanas (conocida como fast fashion) hace que la industria de la moda sea la primer o segunda en clasificación de industrias menos responsables con el planeta. Pero no todos pensamos en eso cuando botamos esa blusa que ya gasté en dos salidas y ya toca comprar una nueva. En esto radica su importancia, además que una tendencia de la moda que se convierte en una forma de consumo y la primera que apuesta por ayudar al planeta. Los grandes jugadores de la industria han tratado de evitarla y hacer vista gorda por años, pero ya llegó el turning point. Tenemos que cambiar la forma de consumo y demandar como consumidores. Se necesita moda diseñada y producida para optimizar recursos del planeta como el agua o la energía, con una producción controlada que genere los mínimos desechos por consumo y mano de obra bien remunerada. Pero también necesitamos un consumidor responsable y ese es el verdadero reto.

¿Qué repercusión tiene en el medio ambiente comprar fast fashion? Ni te cuento jaja. Fast fashion para cumplir con los tiempos de demanda establecidos tiene que recurrir a condiciones extremas de trabajo, sin considerar el uso del agua (por tintes o procesos químicos) y energía por la producción constante. Además, contempla, energía de centros de distribución, emisiones por transporte y podemos seguir. Esto crea una moda no comprometida con un desarrollo social ni sustentable.También se ha vuelto excesivo la compra de materias primas textiles para satisfacer la demanda mundial y esto ha llevado a que el 98% de los textiles actuales sean derivados del petróleo, plástico o algodón de tierras explotadas. 8-10% de las emisiones globales la provoca la industria de la moda. Cada jean se toma 3,000 litros de agua aproximadamente para producirse. Es una locura el uso de recursos del planeta para vestirnos “a la moda”.Todo para que el 20% de la ropa nueva en el closet no se use siquiera. Algo tiene que cambiar.

¿Qué consejos le darías al lector de como consumir responsablemente? En primer lugar: la responsabilidad es tuya. Cómo consumidor tenemos el poder de cambiar lo que nos ofrecen las empresas si dejas de conformarte y rechazas este fast fashion. Lo más fácil para dar el paso es empezar por una planeación pensada (casi estratégica) de tu closet. Armar un armario cápsula donde definas el estilo, colores y formas con una cantidad seleccionadas de piezas. Tu closet se vuelve y esos “es que me hace falta” se van a la mitad. Solo compras lo que realmente necesitas. Después explorar la segunda mano, dejar de visitar las tiendas y darle una segunda oportunidad a la ropa usada. Ir a buscar esas prendas que realmente necesitas a tiendas de segunda mano es toda una experiencia, te encuentras con muchas propuestas que complementan tu estilo y tu bolsillo lo agradece y nadie más lo tendrá. Y claro, si vas a comprar ropa nueva (porque se vale) optar por marcas con una cadena de valor transparente, que usen materia prima sustentable y cuiden al planeta de la una manera auténtica. Apoya al consumo local y sustentable.

Ozeanos Swimwear

¿Qué es la moda sostenible y porque es importante?  Es aquella moda que pretende ser responsable con el medio ambiente, pues cuando hablamos de moda sostenible nos estamos refiriendo a la moda de segunda mano, aquella hecha con materiales reciclados, procedimientos éticos, procesos de fabricación eco amigables, aquella que utiliza materiales orgánicos, entre otros. La moda sostenible es sumamente importante pues nos permite generar una economía “circular” lo que ya de por sí lo hace “sostenible”, también, estamos apoyando los derechos humanos de los trabajadores, el comercio justo, comprando una prenda de alta calidad (que dure más para comprar menos) y lo más importante: estamos consumiendo conscientemente.

¿Qué repercusión tiene en el medio ambiente comprar fast fashion? La moda rápida es un tema muy debatido en estos días y es un tipo de moda donde las marcas producen prendas de baja calidad a un menor precio con la finalidad de que el consumidor compre mayor cantidad con mayor frecuencia. Cuando compramos “fast fashion” estamos generando más contaminación en el medio ambiente, apoyando comercios que NO todos son justos con sus trabajadores y  apoyando las grandes compañías a que sigan produciendo colecciones masivas en un año.

¿Qué les inspiró en hacer trajes de baño con botellas plásticas recicladas? La contaminación por plástico en la República Dominicana fue lo que nos motivó a hacer un cambio y convertirnos en una marca ecológica utilizando una tela hecha de botellas plásticas recicladas. Luego de ver estadísticas, documentales y situación actual, quisimos tomar acción de inmediato para disminuir un poco nuestra huella ecológica y tratar de salvar los océanos un bikini a la vez.