Zonas vulnerables a proteger

Fecha

, Belleza

Por Leandro A. Sánchez   Fotografía Verona Studio

Tras años de investigación, diversos estudios científicos afirman que el sol es uno de los mayores responsables del envejecimiento y cáncer de piel. Por eso no resulta extraño que se haya popularizado el consejo de usar protector solar diariamente, aunque la exposición no sea directa. Y aunque cada día mas se tiene conciencia de esto, su aplicación trae consigo dudas, pues no todos lo utilizan en las zonas de nuestro cuerpo que lo necesitan. ¿Pero cuáles son? La dermatóloga Luz Amelia Encarnación, especialista en ciruga dermatológica, nos arroja luz al respecto, con miras a no alegar desconocimiento.

Labios. Es una de las zonas de nuestro rostro que envejece primero y desvela los signos de edad. De ahí que sea especialmente vulnerable a los rayos del sol. Un protector labial es fundamental a diario, en especial cuando tomas sol, llevando a cabo una aplicación reiterada.

Axilas. A primera vista podría no parecer una zona a considerar, pero está más desprotegida de lo que se piensa. Además, es una de las zonas más afectadas por la hiperpigmentación, causada por la constante irritación que trae consigo la depilación. Por eso es fundamental prevenir y aplicar protección solar para no contribuir a dicho oscurecimiento. Para tu comodidad, lo ideal sería un protector solar en formato roll-on.

 Párpados y contorno de los ojos. Si a diario utilizas una crema específica para el contorno de los ojos, ¿por qué no hacerlo cuando te expones al sol? Se trata de una zona delicadísima que suele obviarse. Actualmente muchos de los contornos de ojos del mercado, conocidos también como correctores,  incluyen factor de protección, por lo que aplicarlos varias veces al día es clave durante estos días de sol. También existen protectores solares en formato stick que te facilitan el trabajo.

Cuero cabelludo. Es importante recordar que la salud de tu pelo se debe al cuero cabelludo, es decir, a si está seco, graso u obstruido. Por eso, protegerlo es fundamental. De seguro se ha “tostado” y te has arrepentido de no llevar un sombrero puesto. En el mercado existen protectores tipo spray que ayudan a una mejor aplicación.

Manos. Es muy común hidratarlas, pero no protegerlas. Extender la crema con ellas por el resto del cuerpo, no basta. También requieren un fotoprotector específico. Así que ya sabes… si el rostro debe estar súper protegido, en igual condición las manos.

“Usa protector solar todo el año, pero no confíes únicamente en este producto, ya que podría producir una falsa impresión de seguridad. Lo mejor es una combinación de sombra, prendas, protector solar y sentido común”, recomiendan los especialistas del mayo clinic.

Nariz y orejas. “La localización más frecuente del cáncer de piel es la nariz, seguida de las orejas”, confirma la Fundación Internacional del Cáncer de Piel. Igualmente son dos zonas olvidadas. Y aunque la nariz no tanto, porque se incluye al proteger el rostro, sí las orejas. Lo ideal es un bálsamo hidratante/solar creado para estas zonas más delicadas.

Cicatrices y tatuajes. Toda zona afectada por procesos quirúrgicos, heridas o cicatrices (también la tatuada) se convierte automáticamente en una sensible. Urge proteger aquellas áreas que puedan verse sometidas a cambios físicos. Para ello, utiliza protectores de alto espectro.

Escote. Si te expones prolongadamente al sol se recomienda llevar ropa delgada y de colores cálidos para cubrir estas áreas, al tiempo que apliques bloqueador, de igual forma, al ser una zona bastante delicada.