¿Cómo detectar los trastornos de personalidad de tu chico?

Fecha

, Sexo y relaciones

Por Sarah Carrasco Foto Alphaspirit

Para muchos, lo que define lo que somos es una tarea que requiere de mucha introspección, mientras que otros –según la cultura general dominicana– nacen con una personalidad definida. La realidad es que todos tenemos características que nos identifican… somos individuos formados por sentimientos, emociones, actitudes y pensamientos a veces muy disímiles. Dichas cualidades están determinadas “por nuestra historia familiar, hábitos, relaciones interpersonales y acontecimientos vividos”, afirma la médico psiquiatra y terapeuta familiar, Patricia Medina del Centro de Salud y Familia. “Así que cuando hablamos de un trastorno de personalidad estamos frente a rasgos que hacen que la persona se comporte o actúe de una manera muy rígida”, agrega la especialista.

Aunque esto servirá de guía, tampoco se trata de que intentes ser tú la experta y andes con una “lupa” viendo los rasgos de tu hombre para detectar si hay algún trastorno de personalidad; la realidad es que muchos no muestran signos de que algo esté ocurriendo.

Algunos de ellos

  • Obsesivos-compulsivos. Tienden a ser personas muy responsables, son excelentes empleados, pues siempre están pendientes de que todo quede a la perfección. “Muchas parejas que se encuentran con personas con este trastorno pueden llegar a funcionar como pareja, sin embargo, cuando las exigencias por la perfección, la rigidez (en cuanto a horarios) y la puntualidad se vuelven prioridad, entonces sí puede haber un problema” dice Medina.
  •  Clúster B (histriónico, antisocial y narcisista). Son dramáticos e inestables en las relaciones. Usualmente recurren a cualquier cosa para evitar un abandono real o imaginario. “Tienen comportamientos autodestructivos y amenazan frecuentemente con suicidio; también hay alteraciones de la identidad, entre otros”.
  • Narcisistas. Tienen un patrón de grandeza, necesidad de atención y falta de empatía con los demás. Por lo general son muy cultos y lo dejan saber para que los demás le envidien. En relaciones minimiza, humilla y maltrata a su pareja.
  • Antisociales. Son incapaces de ajustarse a las normas y reglas sociales. En ellos predomina el engaño, la manipulación, impulsividad, agresividad, el daño a los demás, la ausencia de remordimiento e irresponsabilidad constante. Con la pareja pueden ser agresivos, tanto física como emocionalmente.
  • Histriónicos. Presentan un patrón de emotividad excesiva y búsqueda de atención constante. En muchas ocasiones se sienten incómodos en situaciones donde no son el centro de atención. “Considera que las relaciones son más cercanas de lo que realmente son”.

¿Qué hago?

Para saber cómo enfrentar la situación primero se necesita saber la causa. La terapeuta indica que no existe un único origen de los trastornos, ya que se pueden combinar una serie de elementes como la genética, a sociedad e historia (o vivencia) personal de cada individuo. Cuando entramos a una relación, debemos de saber y entender que la otra persona tiene una composición social compleja de años de creación. No te alarmes si tu pareja muestra señales de trastornos, lo que debes preguntarte es si ha afectado tu relación o a ti como individuo. De ser así debes tantear su temperamento ante la opción de ver a un especialista.

La especialista explica que en ocasiones sólo se dan rasgos de algún tipo de personalidad pero el individuo no es rígido en su comportamiento, por lo que es capaz de modificar conductas. En otros casos son tan rígidos en sus conductas que no es posible llegar a cambios o acuerdos.

Pero ojo, la terapia únicamente funcionará, siempre y cuando el paciente reconozca que este comportamiento está afectando su vida y necesita hacer cambios.

Mitos y realidades

“Las mujeres son las que padecen de trastorno límite de personalidad y los hombres de trastorno antisocial”.

La realidad es que ambos sexos pueden presentar cualquiera de los dos, sin embargo se ha detectado con mayor frecuencia que las mujeres presentan trastorno límite e histriónico y los hombres antisocial y narcisista.

¡Atención! Diversos trastornos de personalidad pueden lograr que la persona evite las relaciones de pareja e incluso las sexuales.

“El que tiene un trastorno de personalidad no puede tener otra enfermedad mental”. Totalmente errado, puede aparecer otro diagnóstico en una persona con trastorno de personalidad, como bipolaridad, depresión mayor, ansiedad, etc.