Aclaremos qué es un(a) Coach

Fecha

, Cuerpo & Alma

Por Alexandra G Roca Foto Fuente externa

El termino ¨coach¨ es uno que ha tomado protagonismo en los últimos años en nuestro entorno, y es que nos hemos dado cuenta que la felicidad plena es más compleja de lo que pensábamos, así como nuestras capacidades son mayores de las que imaginábamos. El ser coach es una profesión para la cuál hay que formarse, no es un psicólogo y no basta con promover frases motivacionales. Conversamos con la coach Kirssy Lorenzo, certificada por coaching ontológico de México, para que nos aclarara sobre su profesión y el impacto que puede tener en la vida de cada coachee como individuo, y a nivel empresarial.

¿Cuál es la función de un Coach? ¿Para qué sirve y en qué áreas de la vida puede ayudar? El coach dispone de herramientas para apoyar a sus clientes (personas o empresas) en diversas áreas, por eso se hace en la primera sesión un levantamiento que se llama la rueda de la vida donde  se identifican las áreas de oportunidad que suelen ser: profesión, finanzas, relaciones, diversión u ocio, romance, salud, familia, negocio, espiritualidad, entre otras. Algunos coaches optan por especializarse en una o más de estas áreas.

¿Cómo se prepara una persona para ser Coach?

Para ser coach el pre-requisito es ser un profesional, no importa el área, puesto que la formación parte desde que eres un adulto productivo y funcional.

Existen diversas escuelas cada una con su filosofía, y la persona interesada en certificarse como coach, se acerca a aquella cuya oferta programática y económica se parezca más a sus necesidades.

Una vez elige el proceso de formación a de durar entre varios meses a 1-2 años.

Existen profesionales con mucha experiencia en un campo X de su haber profesional. Pero eso no lo convierte en un coach. Puede llamarse asesor, experto, mentor, pero no es coach. Para ser coach necesita formarse con las herramientas específicas del coaching que no necesariamente haya adquirido en 20-30 años de ejercicio en cualquier campo de expertise.

¿Los coaches se especializan en un área/materia o dan herramientas útiles para cualquier ámbito? Existen las dos posibilidades. Que se especialicen o que trabajen a lo general. El que se queda en lo general, dispone de herramientas para trabajar diversas áreas, ya que las herramientas del coaching operan sobre la mente del cliente, por lo tanto si este aprende a ver sus circunstancias (trabajo, pareja, salud, espiritualidad, hijos, etc.,) de formas distintas, cambia los resultados que está alcanzando en dichas áreas.

¿En qué se diferencia de un psicólogo? El psicólogo se prepara profesionalmente para trabajar la salud mental y parte de este trabajo implica trabajar con aquellas personas que presentan trastornos de conducta y disfunciones, para lo cual el coach no dispone de herramienta. Cuando a mi oficina llega una persona con este tipo de situaciones, uno le recomienda a un psicólogo, sexólogo o psiquiatra, según sea el caso.

El coach trabajo con personas del común que necesitan mejorar sus resultados en un área X de sus vidas y que con las herramientas del coaching  puede mejorar.

¿Cuál es la dinámica de las sesiones con los coaches? El coach trabaja en sesiones de 45 min aproximadamente. Puede ser semanal o quincenalmente, dependerá del nivel de compromiso del cliente y de su economía. Un proceso de coaching toma entre 4-6 sesiones promedio. Dependerá mucho de la pericia del coach, de la participación del coachee y de cómo fluye el proceso.

En el país está aumentando la tendencia a ser coach, ¿puede todo el mundo ser coach? En todos los países esta tendencia está aumentando, es una de las carreras del siglo. De hecho todas las empresas deberían tener un coach, porque no solo le puede ahorrar mucho dinero a la hora de evitar cancelar o perder un profesional valioso en una situación X. Sino que el coach dentro de una empresa es responsable de garantizar un clima laboral que evite las situaciones de conflicto, que mejore la comunicación efectiva y que ayude a los miembros de la empresa a desarrollar su potencial y satisfacción en el ámbito laboral.

Ahora, que una persona se convierta en conferencista, no lo vuelve un coach. El coach certificado, está preparado para trabajar con personas en procesos de uno a uno, no es una formación ni para dar conferencias, ni para escribir libros, ni para brindar talleres. Para esas tres cosas, se requiere otras formaciones y prácticas, por lo tanto aunque parezca que hay muchos coaches, no necesariamente los hay. Y no necesariamente estos estén adecuadamente formados.

Los verdaderos coaches, los que tienen 1-2 certificaciones, son invisibles. Porque la difusión de la profesión ha sido tan limitada, que estos se han quedado en sus posiciones laborales de origen, por miedo a no poder vivir de un profesión hermosa que aman, pero que nadie conoce.

¿Cree que la cultura del coaching y la toma de conciencia y autoevaluación de cada individuo es algo pasajero, o realmente se está creando una sociedad más consciente? Creo que el coaching llegó para quedarse, no en RD, en todo el mundo, porque el trabajo que hace el coach, no lo está haciendo otra profesión.

Nueve tipos de personalidad.

Lo que te puedo decir es que habiendo nueve tipos de personalidad ya los coaches contamos con estadísticas de quien viene a coaching, quien no cree en el coaching, quien difama al coaching, etc.,

Por lo cual, hay personas (principalmente altos ejecutivos, políticos, figuras públicas exitosas) que creen en el coaching y pueden cuantificar y cualificar sus resultados. Hay personas que fueron a dos sesiones y no volvieron, escépticos que fueron a 1 y jamás…otros vuelven de cuando en cuando como para engrasar los motores. Son 9 tipos de personalidades distintas en todo el mundo, cada una rechazando y aceptando este proceso. Si creo que se están creando personas más conscientes que desde sus hogares, están influyendo a la vez que ellos cambian, en que sus hijos cambien, y  eso claro que está cambiando a la sociedad.

Como Coach, ¿cómo se puede crear un balance entre el bienestar personal, las metas planteadas y el saber que vivimos en la sociedad de la inmediatez, en la que una de las principales metas suele ser demostrarle al otro el poder y sabiduría que se tiene?

El hablar de poder, el hablar de sabiduría es un asunto de personalidad, no hay que ser coach para eso. Tal vez el coaching es el camino que las personas encuentran para sentirse con “más razón”. Pero eso estaba en ellos antes de inventarse el coaching.

No todos los que estamos en este mundo del coaching,  buscamos mostrar lo que sabemos o incitar a la gente a ser poderosas o exitosas. Un éxito con el corazón vacío, no es éxito. Un poder a base de manipulación, no es poder es tiranía. Muchos coaches hacemos esto porque amamos mucho. Y es tanto nuestro amor por el otro, que queremos que estén bien. Y para eso, compartimos lo que sabemos, porque queremos que la gente coja menos piques. Porque queremos que las personas usen mejor sus capacidades. Porque vale la pena tener una vida donde trabajes, pero también dispongas de tiempo para las personas importantes para ti, inclusive tú. Porque no tiene sentido desgastarte en un trabajo que mañana te robará la salud. Y entonces, no hay manera de evitar todo esto, sino lo comunicamos a través de nuestros libros, charlas inclusive gratuitas, talleres, etc.,

¿Cuáles son los primeros pasos para poder salir del sentimiento de “estoy perdido o desorientado” y empezar a caminar en dirección a alcanzar los objetivos personales y profesionales? Lo primero es que tú puedas entender qué te pasa. Para ello “la rueda de la vida” es una ayuda bastante simple, con este ejercicio la gente ve qué exactamente le pasa, qué área de su vida no está siendo satisfactoria. Posteriormente a eso, necesita entenderse y descubrir cómo fue que llegó ahí. Para ello un test de personalidad le brinda el autoconocimiento necesario para comenzar a trabajar esas áreas que no nos llenan, de mano de un experto.