“It’s my papada”

Fecha

, Redes Sociales

Por Alexandra G Roca Foto Fuente externa 

Temida y odiada por tantas, y súper conocida por quienes poseen un rostro redondo, el terror de las fotos al descuido y ni se diga de las publicaciones en redes sociales. Si hablamos de ese pequeño monstruo que esta entre el cuello y la barbilla, la papada.

Pues resulta, que no solo las simples mortales sufrimos de ese “desperfecto”, sino que le pasa a todas, incluyendo a la actriz, Blanca Suarez, novia de Mario Casas, quien fue víctima de bullying por la revista Cuore.

El medio sacó en portada una fotografía de la pareja en la que la retrataron desde un ángulo y en un momento no favorecedor.

“No quiero pensar que se publiquen por envidia. Con estas fotos intentan mostrar que esta gente es como nosotros. Me parece bien, es que todos somos iguales. Pero hay un apretar de tuercas ahí… que no hace falta, entre comillas, humillar para demostrar que somos una pareja normal. Estoy paseando con Mario [Casas] por la calle, eso ya es de persona normal. No hace falta que me saques así”, expresó Suarez a una entrevista en el periódico el País.

A raíz de esta prensa amarillista, desfasada y ridícula, Amy G. Williams, Eva Bedón, María Muñano, Cris Laínez y Auxi Barea –de la agencia de publicidad La Despensa crearon un movimiento en las redes sociales “its my papada” , en la que empodera a la mujer, para dejar de ser objeto, pretendiendo ser perfecta ante los demás. Este entre tantos otros, es uno de los usos positivos de las redes sociales, y de los avances sociales que hemos vivido como mujeres a lo largo de los años.

Its my papada definitivamente promueve el positivismo y el autoestima.

“En muy poco tiempo teníamos un timeline lleno de papadas y muchos mensajes de apoyo al movimiento, con muchas mujeres cabreadas con este tipo de revistas y contenidos. La acogida ha sido súper buena, sobre todo teniendo en cuenta que para muchas mujeres salir en una foto sacando papada es un acto de valentía y un ejercicio de autoestima. Pero en esto consiste la sororidad, ¿no? En hacer algo que quizá no haríamos jamás, por el bien común”, explicó Amy a S Moda.