Organización nupcial, edición presupuesto

Fecha

, Temas

Por Florenzza Foto Fuente externa

Si tuvieras de frente a un organizador de bodas, probablemente le hicieras un cuestionario digno de un reportaje periodístico. No te culpamos. Se trata de uno de los días más memorables en la vida de una pareja. También uno de los más costosos. Y como el presupuesto es lo que mueve o paraliza a que tengas la boda de tus sueños, nos acercamos a las expertas de Florenzza (@FlorenzzaRD) para responder algunas de las preguntas que pudieran estar dando vueltas en tu cabeza.

 

¿Por qué una boda resulta tan costosa?  Una boda es entendida costosa porque actualmente la gente la percibe como un evento de lujo, cuando la realidad es que se trata de uno donde lo importante es la unión de dos personas rodeadas de sus seres queridos; un día para disfrutarlo sin la necesidad de salirse del presupuesto establecido. Con la idea de hacer una boda diferente, al evento se han ido agregando “suplementos” para hacerla destacar, lo cual incrementa el presupuesto, pero la realidad es que no debería ser considerada costosa porque todo puede ser adaptado a las prioridades de la pareja (comida, decoración, música, etc.). Claro, siempre llevando a cabo un evento equilibrado en todas sus partidas en base a lo disponible, monetariamente hablando. El mercado ofrece opciones de distintos precios y de mucha calidad, que es una de las variables más importantes. Sólo hay que saber seleccionar.

¿Existen planes de pago para las wedding planners?  En nuestro caso firmamos un contrato con todos nuestros novios donde hacemos un acuerdo de pago según las necesidades que nos presenten. El costo de reserva es un monto fijo que no negociamos. Apartir de allí el método de pago lo adaptamos a las comodidades de cada cliente.

Consejos presupuestarios antes de decidir armar tu boda…

1 Tener claras tus prioridades y que vayan de la mano con tu presupuesto.

2 No cierres contrato con absolutamente ningún suplidor sin primero equilibrar tu presupuesto, pues luego se pueden quedar “cortos” en alguna partida.

3 No turbarse buscando demasiadas opciones, ya que pueden traer consigo inseguridad, lo que a su vez atrasa el proceso de depuración con otros suplidores.

¿Cómo pueden los novios –y sus planners– sujetarse al presupuesto preestablecido?

Teniendo claro desde un inicio sus prioridades. Sin embargo, el trabajo de una wedding planner toma protagonismo cuando te ayudan a tener todo lo que quieres y necesitas para que sea la boda de tus sueños con un presupuesto aterrizado.

¿Cuál es el tipo de festejo que sale menos costoso? Las bodas, sean en un lugar cerrado o abierto, pueden tener el mismo presupuesto, todo dependerá de las preferencias y necesidades del cliente. Lo que sí incrementa los costos de una boda es salir de la ciudad, debido a que todo implica un transporte extra.

¿Se puede financiar una boda? De poder financiarla, pues sí, todo se puede. Y en caso de, saldarla en un año sería lo ideal. Pero la verdad no recomendamos a ninguna pareja iniciar su vida de matrimonio con un financiamiento “innecesario”, pues ahora toca ir armando su hogar, lo que conlleva gastos inesperados. Preferimos ayudarlos a armar una cena íntima o una boda cóctel junto a su círculo cercano. Tu boda nunca debería ser razón de deslumbrarle los ojos a nadie.

¿Necesitan todos los novios una wedding planner?  Muchos no saben la verdadera tarea de un wedding planner y por eso se cuestionan si realmente la necesitan. Es la persona que te ayuda a coordinar todos los aspectos de la boda; te asesora en la toma de decisiones y hace las gestiones respecto a los suplidores, siempre manteniendo todo bajo el presupuesto del cliente… Algunos novios quizás entenderán que no necesitan un wedding planner porque tienen el tiempo y la capacidad para organizarla, e incluso algo de conocimiento, pero la verdad es que vivimos en una sociedad moderna donde todos trabajamos y es bueno poder delegar uno de los días más importantes de tu vida a un experto que sepa cómo llevarlo a la realidad. La organización de bodas es un servicio que ha surgido para evitar pérdidas de dinero innecesarias, ahorrar tiempo y disgustos; es un asistente durante ese periodo tan especial, acostumbrado a realizar sueños, por lo que evitará inexperiencias y novatadas, que se traducen en pérdida de dinero.

¿Sale más costoso armar una boda flash o una planificada en un año o más? Sale más costosa una boda flash… Debido a la prisa no tendrás las mismas opciones y tiempo para elegir. Además, muchos suplidores no estarán disponibles.

¿Presupuesto limitado es sinónimo de una boda de poca calidad? ¡Para nada! Una boda de calidad es en la que todos los aspectos están equilibrados y son proporcionales al presupuesto de los novios. Es lo mismo que decir, “si una boda no es grande, entonces no es buena”.

¿Por qué una boda resulta tan costosa?  Una boda es entendida costosa porque actualmente la gente la percibe como un evento de lujo, cuando la realidad es que se trata de uno donde lo importante es la unión de dos personas rodeadas de sus seres queridos; un día para disfrutarlo sin la necesidad de salirse del presupuesto establecido. Con la idea de hacer una boda diferente, al evento se han ido agregando “suplementos” para hacerla destacar, lo cual incrementa el presupuesto, pero la realidad es que no debería ser considerada costosa porque todo puede ser adaptado a las prioridades de la pareja (comida, decoración, música, etc.). Claro, siempre llevando a cabo un evento equilibrado en todas sus partidas en base a lo disponible, monetariamente hablando. El mercado ofrece opciones de distintos precios y de mucha calidad, que es una de las variables más importantes. Sólo hay que saber seleccionar.

¿Existen planes de pago para las wedding planners?  En nuestro caso firmamos un contrato con todos nuestros novios donde hacemos un acuerdo de pago según las necesidades que nos presenten. El costo de reserva es un monto fijo que no negociamos. Apartir de allí el método de pago lo adaptamos a las comodidades de cada cliente.

Consejos presupuestarios antes de decidir armar tu boda…

1 Tener claras tus prioridades y que vayan de la mano con tu presupuesto.

2 No cierres contrato con absolutamente ningún suplidor sin primero equilibrar tu presupuesto, pues luego se pueden quedar “cortos” en alguna partida.

3 No turbarse buscando demasiadas opciones, ya que pueden traer consigo inseguridad, lo que a su vez atrasa el proceso de depuración con otros suplidores.

¿Cómo pueden los novios –y sus planners– sujetarse al presupuesto preestablecido?

Teniendo claro desde un inicio sus prioridades. Sin embargo, el trabajo de una wedding planner toma protagonismo cuando te ayudan a tener todo lo que quieres y necesitas para que sea la boda de tus sueños con un presupuesto aterrizado.

¿En qué es lo que más se puede ahorrar?

Lo primero es definir cuáles son tus prioridades, porque existen infinitas formas de ahorrar. Por ejemplo:

1 Lista de invitados. Si somos sinceros, las bodas pequeñas son las que más se disfrutan, ya que los invitados son realmente los que la pareja desea. Una boda no se trata de cumplir con compromisos, sino de contraer matrimonio con la persona que amas y de compartir dicha unión con seres queridos.
2 Decoración. Trabajamos muchas decoraciones y hemos llegado a la conclusión que las más lindas son en las que se pueden apreciar los pequeños detalles. Es decir, no es la que tiene más flores ni en la que cuelgan más lámparas, sino las que tienen un concepto como base.
3 Música. No todos tienen la posibilidad de pagar un artista invitado, pero eso no hace que la fiesta u hora loca sea desanimada. Está comprobado que el alma de la fiesta de una boda son los novios.
4 Comida y bebida. En A&B existen infinitas opciones y no es necesario que siempre sean las más gourmet. Lo importante es que el menú tenga equilibrio, es decir, un poco de todo y adaptado al público invitado.

¿Qué cosas se deben poner “sobre la mesa” para establecer un presupuesto realista? Hay que tener claro qué queremos con nuestra boda. Aquí algunas preguntas que se deben ir respondiendo los novios, incluso antes de su entrevista con una wedding planner o suplidor.

* ¿Quiénes nos gustarían fueran parte de este día?

* ¿Cuántas personas quisiéramos asistieran?

* ¿Cómo queremos se sientan nuestros invitados?

*¿Qué tipo de boda: romántica o fiesta?

*¿Cuál es nuestro presupuesto?

* ¿Queremos que sea al aire libre o en un espacio cerrado?