Depresión en ellos

Fecha

, Salud

Colaboración Roxana González, psicóloga clínica e infanto juvenil, especialista en psicomotricidad, terapia de pareja, de familia, jóvenes y niños; y psicóloga bariátrica de @TerapiaBoutique

En general, la sociedad cree que la depresión es cosa de “débiles”, por eso se piensa que es exclusiva de las mujeres, catalogadas erróneamente como el sexo débil”. Esto está muy lejos de la verdad.

Primero porque la mujer no es débil, físicamente es procreadora, da vida a otro ser, uno de los asuntos que más fortaleza requiere. Además de que tiene habilidades mentales, fisiológicas y emocionales muy diferentes a la de los hombres. Cada sexo puede caer en depresión sin distinción, pero la incidencia en el hombre es mucho menor.

Las mujeres tienen las estadísticas en su contra, pues se deprimen 50% más. No obstante, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, los suicidios en los hombres son más elevados, muchos reportes hablan de un 80%.

La diferencia

Psicológicamente los hombres se deprimen distinto a las mujeres, pues ellas suelen ser más expresivas con sus emociones, hablan, se desahogan…

Cuando hablamos de los hombres, la historia es otra. Ellos tienden a ser más reservados y callados. La sociedad facilita que la mujer se exprese si no está bien, pero es muy difícil para los hombres hacerlo, pues se “supone” que él es el que resuelve, el “jefe” de familia. Estos estereotipos hacen que lleve una carga muy pesada sin permiso a sentir y estar mal.

Con el paso de los años

Un gran factor a tomar en cuenta es la edad, con esta viene la andropausia, que es parecida a la menopausia, aunque no es igual. Se da a partir de los 40 años, donde una baja en la testosterona lo que produce falta de energía, aumento de peso, baja emocional, irritabilidad, poco interés por lo que antes le gustaba y baja sexual, entre muchos otros.

¡Toma acción!

Características de la depresión

  • Tristeza
  • Desesperanza
  • Irritabilidad
  • Disminución de atención
  • Deficiencias cognitivas
  • Decaimiento
  • Impotencia frente a la vida
  • Enlentecimiento psicomotriz
  • Ideas pesimistas
  • Anhedonia (poco deseo de hacer cosas, con una base ansiosa)
  • Cambio en el patrón de sueño y alimentación

Si la persona tiene más de dos semanas sintiendo signos como los siguientes, debe consultar a un equipo comprendido por un psicólogo y un psiquiatra para una evaluación que descarte depresión.

¿Qué se puede hacer aparte de esto?

El entorno y el día a día tendrán mucho que ver:

  • Rodéate de personas sanas que te sumen
  • Realiza actividades que antes te provocaban felicidad
  • Dedícate tiempo
  • Come sano
  • Haz ejercicio
  • Busca un pasatiempo o actividad
  • Mantente ocupado
  • Duerme adecuadamente
  • Ten un propósito en la vida, una razón para despertarte
  • Pide ayuda y ten un sistema de apoyo.

La edad media para el comienzo de la depresión es ahora de 14 años, comparada con 45 años en los 60. [Tomado del artículo Time To Talk Day, del periódico El Telégrafo]