La era de la reinvención

Fecha

, Tendencias

Por Carmenchi Gómez Fotos Subbotina Anna

En la vida llega un momento en que es necesario presionar el botón de “reinicio”. Puede ser por un cambio de mentalidad, algún evento de salud, asuntos profesionales, una relación, espiritualidad, estilo de vida o todas las anteriores. Lo indiscutible es que un gran cambio requiere una transformación total.

 

Nos levantamos una mañana y estamos cansados ​​de nuestro cabello, ropa o apariencia en general. Empezamos a cambiar el look y mudar la piel para abrir una nueva etapa, a veces sin estar seguros de por dónde empezar o con miedo a tomar medidas drásticas. En el caso particular de las mujeres, casi siempre empezamos por el cabello. Ya lo dijo Coco Chanel:Una mujer que se corta el pelo está a punto de cambiar su vida”. Pero en verdad, la psicología detrás del nuevo look va mucho más allá de las pulgadas que se corten o la técnica de coloración preferida.

“Todos pasan por diferentes etapas en su ciclo de desarrollo vital. Cada una llega con cambios que nos mueven a madurar y dejar etapas anteriores. Reinventarnos no sólo es bueno, sino necesario para nuestro desarrollo, para no estancarnos en el pasado”, Selenia Indhira Bobadilla, gerente de armonizarte.net.

¿Camaleón del cabello?

No es sólo cosa de celebridades. Las mujeres, por cambios de ánimo, estrés o sentirse abrumadas, normalmente alternan sus peinados durante las transiciones de la vida, como una ruptura o nueva carrera. El cabello es un factor que podemos controlar, por lo que es bueno para realizar transformaciones cuando otros aspectos de tu vida no están en tu zona de confort. Cambiar de estilo con frecuencia puede ser una señal de que estás buscando algo más fuera, y casi siempre el nuevo color o corte llena una parte de ese “empuje” que necesitas.

“El look del cabello siempre juega una importancia primaria al mejorar la belleza física y emotiva de una mujer. Verse diferente a su imagen habitual estimula una reacción de curiosidad a conocer una nueva forma de ser o verse. Jugando con los detalles necesarios puedes hacer de un cambio de look una verdadera experiencia”, nos cuenta Angelo Baiunco, colorista y estilista italiano.

“En mi experiencia como hairstylist, las mujeres sufren al elegir un nuevo corte de cabello y color. Esto se debe a que tienen un gran deseo por hacer un cambio y al mismo tiempo temor a equivocarse. Es normal, pero casi siempre terminan amando su cambio. La mayoría viene con fotos de alguna persona reconocida diciéndome “quiero esto”, pero una metamorfosis no es sólo plasmar lo que a alguien tiene, es crear un look único y personalizado”, agrega.

Más allá de la técnica

“Vivimos en constante cambio. Todo avanza y se perfecciona a gran velocidad. De manera que el llamado es a que suceda con nosotros. Mejorar en todos los aspectos de nuestras vidas continuamente es parte de la sensibilización frente al cambio”, indica Enilda Goico, psicóloga clínica, terapeuta familiar y de pareja.

¿Por qué un cambio puede desencadenar reacciones emocionales? “Aclararemos que existen códigos y mandatos que recibimos regularmente de nuestra familia de origen, de los que nos vieron crecer. Si éstos estuvieron cargados de ‘deberías’ y ausencias de ‘ámate’, es muy común que se genere una confusión entre lo que piensas de ti y lo que opinas de tu imagen”, aclara Enilda Goico.

“Una renovación dramática por un corte de pelo puede desencadenar reacciones emotivas y emocionales dependiendo de lo que significa el cabello para la persona y a  la vez el concepto de su imagen. Lo que afecta en las emociones no es que te recorten el cabello, sino la creencia o el significado que tenga. Desde luego, si la persona siente y entiende que el corte le queda bien. Se sentirá más segura de sí”, agrega.

Otras vías

Además de la cabellera, también puedes cambiar tu guardarropa, evaluar las tendencias y descubrir los diferentes looks de moda que te funcionan. O algo tan simple como atrever a usar un lápiz labial colorido, o empezar a ejercitar y amar más tu figura. No sólo es aceptar y hacer los cambios, sino adelantarnos a ellos de acuerdo a nuestros ciclos vitales. Por ejemplo, enfrentarnos a la adultez o a la vejez nos obliga a reinventarnos.

Según el sitio web de negocios womensmarketing.com, las mujeres hispanas son el sector del mercado que más gasta. Se estima que en 2016 el gasto total de la belleza en Estados Unidos fue más de US$62 mil millones de dólares, y un 13% corresponde a carteras de mujeres latinas.

Por ejemplo, por cada US$21 que una mujer no latina gasta en cosméticos, una latina llega a US$44.

“Las personas que pueden reinventarse apuestan a ellas, son responsables de sus propios cambios regularmente son  creativas y tienen autocontrol”, destaca Enilda Goico.

El mercado de la belleza es uno de los más prominentes de todas las áreas, con un aproximado de US$450 billones.

Desde el 2004 la industria de la cosmética sólo refleja crecimiento en sus ingresos, siendo el mayor porcentaje el de 2017; incrementó un  5%, de acuerdo a la página de estadísticas, statista.com.

Las mujeres en edades de 35 a 64 años, en camino a la reinvención, son el mercado que investiga más sobre un producto en Instagram. Sin embargo, los millennials buscan allí, más que nada, inspiración, de acuerdo a un estudio realizado por spreadfast.com.

MUJERES CAMALEÓNICAS

Lady Gaga, Rihanna, Katy Perry, Kim Kardashian y Cardi B son algunas de las celebridades que constantemente muestran su evolución y creatividad a través de su imagen. Y en los medios dominicanos también estamos presenciando cambios. Sin duda, reinventarse mantiene la percepción de uno mismo bastante fresca….

“Existen mujeres a las que les gusta cambiar de look todo el tiempo,  otras que prefieren mantener el mismo estilo. Pero en ocasiones es obvio que necesitan una transformación de imagen, pues esto ayuda mucho si estás a punto de cerrar un ciclo y empezar una nueva fase en tu vida, tanto personal como profesional. Emocionalmente, estrenar un nuevo corte o color te ayudará a sentirte lista y renovada para enfrentar todo lo que venga de una manera diferente”, Angelo Baiunco, colorista y estilista, en Reverse Hairspa.