FactorEX

Fecha

, Sexo y relaciones

Por Yaneris Michel Fotos Fizkes

Volver a amar después de haber tenido el corazón roto puede ser un proceso muy difícil. Pero con optimismo y la persona adecuada puedes dejar atrás el pasado y mirar hacia un futuro feliz sin cometer los mismos errores. Aquí te decimos cómo.

Tiempo de receso

Precisamente el mes pasado, un video en la cuenta de Instagram de la Dra. Ana Simó (@anasimord) lo explicaba más claro que el agua. Después de una ruptura significativa es súper importante asumir un tiempo de receso. “La gente me pregunta que cuánto es prudente. Cada ser humano es único, pero los psicólogos recomendamos de seis meses a un año. Y mientras pasa ese tiempo nada de besitos ni ‘coge’ pre’tao’, porque eso nos engancha y estamos en un período vulnerable”, dice la experta en dicho video.

Vulnerable: esta es la palabra clave y la razón por la cual el tiempo de receso es tan importante luego de una ruptura. Lo necesitas para sanar, para analizar tu situación y lo que sucedió en tu relación, para llorar antes de volver a reír, para descubrir que estar sola no es una maldición sino que puede llegar a ser tu mejor bendición.

En esa vulnerabilidad se puede caer en el error de buscar ansiosamente “un clavo que saque otro clavo”. O peor aún, en el error de “idealizar a la persona con la que acabamos de terminar” o de “autoculparnos y castigarnos por lo que pudo haber provocado la ruptura”, según escribe Guy Winch en su libro How to Fix a Broken Heart (Cómo reparar un corazón roto).

Todo esto es normal, pero debes proponerte superarlo antes de saltar a una nueva relación. Y si sientes que no puedes sola busca ayuda psicológica como lo harías cuando tu cuerpo se enferma y vas al doctor.

¿Cómo saber si necesitas de un psicólogo? “En toda ruptura hay un quiebre, representa una pérdida, y como cualquier otra se necesita un tiempo de duelo para asimilarla. Es necesario buscar ayuda cuando se siente que la tristeza ahoga, que al pasar los días todas las áreas de la vida en cierto modo están desequilibradas; hay descontrol en la alimentación y el sueño, falta de concentración, entre otros”, afirma la psicoterapeuta Liliana Cruz Pichardo.

Enamórate de ti

Practicar el “self-love” es una frase que está muy de moda en estos tiempos, pero ¿con qué se come eso? Pues con la soledad.

Nuestra cultura nos ha enseñado a ser mujeres dedicadas a los demás. Ponemos las necesidades de nuestras parejas e hijos ante nuestros propios deseos y necesidades, y es por ello que muchas chicas se pierden en sus relaciones a largo plazo.

Es posible que luego de la ruptura te encuentres ante un vacío existencial. Que sientas no tienes con quién hablar, salir, qué hacer… pues todo lo hacías con tu pareja o por y para ella. ¡Grave error! A partir de hoy debes entender que estar en una relación no es dejar de ser tú y olvidar tu vida y amigos, sino ser dos personas que pueden estar juntas sin sacrificar del todo su independencia.

Son muchas las razones por las cuales necesitas tiempo para conocerte a ti misma. Virgilio Postigo Cubo enlista algunas de ellas en su libro Dirige tu vida. “Es importante conocerte para descubrir tu individualidad, para identificar tus sueños y objetivos. Para dirigir mejor tu vida y tener más libertad sobre tus acciones”, dice este autor. En otras palabras, para hacer lo que quieras por ti y para ti, no porque lo quiera otra persona o porque tengas miedo de no estar acorde con los patrones sociales establecidos.

“También es importante conocerte a ti misma para aprovechar mejor los aspectos de nuestra personalidad, de modo que si tenemos fortalezas las aprovechemos y si tenemos debilidades, las podamos cambiar”, añade el autor. Así evitas cometer los mismo errores en el futuro.

81% de las personas  solteras encuestadas dijo pensar demasiado en su ex. 36% de los casados  afirmó que el apego o la comunicación con sus exes interfiere en su matrimonio.

Define lo que quieres y ve por ello

Cuando se tiene una relación a largo plazo se piensa que será para siempre. Si se da una ruptura viene el desconsuelo. “Es importante entender que cada relación es distinta y asumir el hecho de que no es necesario buscar a la “misma persona” otra vez –tampoco comparar– sino darse una nueva oportunidad en una relación donde no se vea comprometida tu individualidad, donde haya respeto en todo el sentido de la palabra; así entonces surgirá el amor de manera saludable y madura”, añade la psicoterapeuta Liliana Cruz Pichardo.

“Para no cometer los mismos errores, es importante trabajar tu interior, haciendo una profilaxis emocional, aprendiendo a ser asertiva”, afirma la especialista. Una vez ya sabes quién eres, lo que te gusta y lo que quieres, entonces estarás lista para ir por ello. O quizás, lista para esperar el tiempo que sea necesario hasta encontrar las cualidades que deseas en una pareja.

No te presiones ni sucumbas ante la presión de los demás, ante las frases tipo “ya está bueno”, “¿cuándo es?”, “con tanta exigencia no vas a encontrar a nadie”. Tú sé paciente y espera. Mejor sola que mal acompañada.

Ejercita la comunicación

Digamos que ya has pasado por todas las etapas antes mencionadas y conoces a alguien con quien sientes que vale la pena volver a intentar amar. Ahora es tiempo de que puedas poner en práctica las enseñanzas aprendidas durante tu tiempo de soledad.

Aprende a hablar y pedir lo que quieres; fundamentar tu relación sobre la base de una buena comunicación, donde puedas decir con franqueza si algo no te gusta o si hay cosas que no estás dispuesta a renunciar o comprometer, como las salidas con tus amigas, la fidelidad en la relación, etc. Y cuando llegue el momento es importante que seas capaz incluso de establecer aquello que quieres o no en lo referente al sexo.

Pero recuerda que la comunicación debe ser de doble vía y que el éxito se logra con el consenso. Escucha también a tu pareja, las experiencias que ha vivido en su pasado y que lo hacen ser y actuar de cierta manera. Trabajen juntos en balancear sus  fortalezas y debilidades. Por ejemplo, si uno es más organizado, pues que pueda ayudar al otro a organizarse; si uno es más paciente, que pueda esperar a que el otro se calme en el momento de las discusiones. En fin, aprender a trabajar en equipo, sabiendo ya tú cómo eres y conociendo más cómo es él.

“El amor requiere esfuerzo y entrega; dedicación y decisión. El amor no crece solo. Es un error creer que lo que un día fue un fuego ardiente se mantendrá en el tiempo sin cultivarlo, protegerlo y alimentarlo cada día”. Sixto Porras, El lenguaje del perdón.

 

Pedir perdón y perdonar

El perdón es fundamental para una pareja que desea un futuro a largo plazo. Muchos creen que el amor se esfuma con el tiempo y que luego de muchos años todo cambia. Pero la realidad es que cuando el amor es verdadero, puede sobrepasar todo, siempre que ambos tengan la capacidad de pedir perdón y perdonar.

“La muerte del amor no ocurre instantáneamente. El amor se ve amenazado por enemigos como la falta del perdón de las cosas pequeñas y de las mayores; la acumulación de rencor por situaciones que no resolvimos en su momento; las malas memorias de sucesos que dejamos pasar sin conversar”, esto dice Sixto Porras en El lenguaje del perdón.