¿Viajas en pareja?

Fecha

, Escapadas

Texto y Fotos Paloma De la Cruz

En mi caso, algo que sorprende a quienes me conocen o siguen en las redes sociales es el hecho de que tengo sólo ocho meses de noviazgo; la mayoría piensa es una relación de años. ¿La razón de esta percepción? Pues justamente tengo la teoría que han sido los viajes… la mayoría de nuestros fines de semana nos dedicamos a hacer turismo interno y en menos de un año hemos viajado a más de cinco países.

La convivencia es uno de los retos de las relaciones de hoy día, y ciertamente es donde en realidad comprobamos la compatibilidad de dos personas. En mi caso, esto se da en nuestros viajes.

Cómo planificar

Diría que es el proceso más importante. Es decir, que ambos tengan el interés de visitar “x” destino, y si no, uno de los dos debe estar dispuesto a ceder para complacer al otro… aprender de la frase “hoy por mí, mañana por ti”. En mi caso tengo la dicha de disfrutar de las mismas experiencias que mi pareja, por lo que decidir “dónde” nunca ha traído inconvenientes.

¿Quién paga?

Cada relación tendrá una respuesta distinta, pero lo más importante en este apartado es “cuentas claras, relaciones largas”. Cada dupla tiene su técnica. En nuestro caso, la #cukiestcouple maneja una cuenta mancomunada donde mensualmente ambos depositamos un monto que se utilizará para nuestros viajes. Todo lo hacemos 50/50; tenemos una tarjeta de crédito para los gastos de viaje.

Qué hacer

Una vez tenemos el “dónde”, pasamos al “qué”. Para esto, los mejores aliados son un vinito y una computadora. Cada uno ya tiene ideas de lo que desea hacer, por lo que comenzamos a “googlear” y leer para ver qué vale la pena ver y qué no en cada destino. Muchas veces sus preferencias no son las mías pero siempre logramos un balance donde ambos estemos contentos.

 ¿Hospedajes? ¿Transporte? ¿Tours?

¡Decidan todo juntos! Y estén ambos conformes de las decisiones, que no hay cosa que pueda complicar más un viaje que un “esa fue tu idea”, “tú lo elegiste” o “te lo dije”.

 

 

El viaje planeado, todo seteado

¡Vámonos! Aquí es donde realmente comienzan “las pruebas” porque como seres humanos todos tenemos nuestras “mañas”. El éxito vendrá cuando las conozcamos y aceptemos. En esto les puedo decir: ¡Elija sus batallas! La clave puede estar en hacernos esta pregunta: ¿Me molesta tal o cual cosa lo suficiente para dañar un viaje? Les recuerdo que la intención principal siempre es disfrutar, por lo que debemos ser flexibles y sobrellevar. Ajústese a lo planeado pero al mismo tiempo fluya, todo está en conversar, ponderar, tomar decisiones juntos… hablar con amor es fundamental.

 Ceder, ser tolerante y sobre todo, tratar de sacarle el jugo a la experiencia son las claves de viajar en pareja.

 ¡Conozca a su pareja!

En mi caso, sé que él se toma “horas muertas” para estar listo, por lo que siempre calculo ese tiempo para mantenerme entretenida, ya que detesto esperar. Pero él también sabe que siempre compro y nunca tengo espacio, así que siempre me deja un huequito en su equipaje.