¿Qué necesitas para emprender?

Fecha

, Telegrama

Tiempo. Esa fue mi respuesta cuando me hicieron la pregunta. Tiempo para desarrollar la idea, para definir tus finanzas, para contratar un equipo –en caso de ser necesario– y asignarle roles. Dirás, ¿y el dinero, Airam? Claro, la mayoría de los negocios lo necesitan, no sólo para ser creados, sino para sostenerse con los años. En esto último el tiempo también llevará la delantera: para conocer qué está sucediendo en el mercado y así desarrollar una estrategia que permita la capacitación de tu equipo en torno a los cambios que podrían generar una transformación empresarial.

Muchas ya están empoderadas como para decidir tomar las riendas de su futuro financiero a través de la creación de su propio negocio. Está muy bien. Pero entonces, ¿ahora qué haces con ese deseo y poder?

Una de las grandes fallas del proceso de emprender es que se nos dice “Sal, cómete el mundo. Si a mí me funciono a ti también”, pero las palabras motivacionales no se traducen en las herramientas necesarias para lograrlo o subsistir en medio de la adversidad; es entonces cuando nuestras ideas se estancan muchas veces antes de poder llevarlas a la acción. Con “herramientas” me refiero a todo: desde tecnología hasta una asesoría que te haga ver más allá del ego y aterrice tu realidad, para que puedas evitar no sólo las deudas o perder tus ahorros, sino también momentos de depresión.

Aclarado esto, es bueno saber que hay muchas cosas que no se dicen sobre el emprendimiento, como por ejemplo, que no es para todo el mundo. ¿Puedes lanzarte por cuenta propia? ¿Cómo saber si es el momento ideal para hacerlo? ¿Cuándo es necesario buscar ayuda? ¿Hasta dónde puedes empujar tu capacidad? Te damos las respuestas en nuestros reportajes de las páginas 36 y 70.