MCM: Farid Dieck

Fecha

, Famosos

Por Pandora RD Foto Fuente externa 

El emprendedor mexicano Farid Dieck de apenas 24 años que cuenta con millones de reproducciones en YouTube gracias al contenido motivacional, directo, llano y espontáneo que comparte cada semana, nos dejo un mensaje muy bonito en su visita a República Dominicana.

“Donde quiera que miremos, cada cosa que vivimos, es una oportunidad que nosotros decidimos si la aprovechamos o no”,  dijo Farid.

A los 23 años, Farid Dieck fundó Ecü junto con su socio Daniel Noroña, empresa dedicada a fabricar zapatos con suela hecha de llantas que ya no se utilizan.

“Es una manera de contribuir al medio ambiente ya que el reciclaje de llantas es sólo del 5 al 7% en México”, explicó Dieck.

Ante la presencia de estos neumáticos, que una vez desechados representan un material muy contaminante, Dieck dice que su labor “no es una solución radical, pero es un granito de arena que sumado a otros esfuerzos multiplica el impacto”.

Por cada llanta, Ecü es capaz de obtener ocho pares de suelas de zapatos.

A través del e-commerce Ecü por México, los interesados pueden encontrar zapatos con diseños distintos desde 450 pesos y hasta un precio máximo de 820 pesos. Algunos de ellos están intervenidos por diseñadores locales.

Luego de dos años de haber reutilizado 700 llantas, este emprendedor social -que cuenta con estudios universitarios en Ingeniería en Producción Musical en ITESM- quiere dar un siguiente paso en el reciclaje de materiales.

Su próximo proyecto será reciclar plástico y convertirlo en camisas. “Quiero trabajar en la primera fábrica que recicle plástico para crear indumentaria”, ambiciona el joven.

 

“Las cosas pasan por algo”, Farid Dieck.

“Se dice comúnmente que las cosas pasan por algo, y sí, tiene algo de cierto… Lloré porque me hirieron, fracasé porque cometí un error, me engañaron porque confié… pero decir que las cosas pasan por algo, me hace ver los sucesos como justificantes de otros, casi como excusas. Prefiero cambiar esta perspectiva por otra que vea las experiencias que vivimos como oportunidades para hacer posibles otras, y que dice que LAS COSAS NO PASAN POR ALGO, sino que más bien, PASAN PARA ALGO.  Un evento A sucede para hacer posible un suceso B, y la suma de ambos hará posible una nueva experiencia, y así, un simple cambio de semántica, puede tener una diferencia enorme en nuestras vidas. Una lágrima es para un pronta sonrisa, un esfuerzo es para posibilitar un logro, un fracaso es el camino al éxito, una ruptura nos permite encontrar un nuevo amor, una adversidad nos deja más cerca de la prosperidad… donde quiera que miremos, cada cosa que vivimos, es una oportunidad que nosotros decidimos si la aprovechamos o no. Si te gusta esta perspectiva, te invito a que la siguiente vez que te suceda algo no te preguntes por qué pasó, pregúntate para qué te pasó.” reflexionó.