10 regalos de placer para pedirle a tu chico

Fecha

, Pareja, Sexo y relaciones, Temas

Las mejores cosas de la vida cuestan poco, y aquí te lo demostramos con 10 “obsequios” que puedes pedirle a tu pareja en los que tú serás la protagonista de todo el placer.

 

 

1)Fuera de la cama

Nada más placentero que el sexo en total relajación, pero cómo lograrlo si tienes mil cosas en la cabeza, incluyendo la ropa que tienes que lavar, las facturas que hay que pagar, ir al súper, la tarea de inglés de los niños, etc. Si es tu caso, pídele a tu pareja que por todo un fin de semana se encargue de aquellas responsabilidades que te tienen agobiada. Planifiquen juntos cómo lograrlo en un tiempo conveniente para ambos y, mientras él se encarga de todas las diligencias, toma tiempo a solas para relajarte y prepárate en casa para agradecerle con una noche que ambos disfruten.

 

2) Spa en casa 

¿No hay dinero? No hay problema. ¿Quién dice que no puedes tener tu propio spa en casa? Aparten un día en sus agendas y preparen todo para el spa. Pueden hacer un juego de roles en el que tú eres “la clienta” y él, el “sexy masajista”. Comienza por pedirle un masaje en la espalda o en los pies. Puedes usar aceite de almendras o de coco (sí, el mismo que te pones en el cabello). Luego pasen a la ducha, y que él te ayude a exfoliar toda tu piel –para ello puedes utilizar una mezcla de miel de abeja y azúcar morena o café. La experiencia sensorial será tan relajante y placentera que quizás toda la acción se quede en el baño y no llegue a la habitación.

 

3) Noche de cine 

Una opción del libro 2002 cosas para hacer en pareja, de Cyndi Haynes es hacer un listado de las mejores películas de todos los tiempos. Nosotros lo trasladamos a dos o tres de las mejores películas con escenas que te darían vergüenza ver con tus padres. Y ojo, no hablamos de pornografía, sino de filmes románticos con escenas capaces de despertar tu líbido. No importa si es The Notebook o Dirty Dancing, esa noche la película la eliges tú, y cuando les asalten las ganas, tengan todo listo para quedarse en el sofá.

 

4) Fantasías por cumplir 

Quizás ya han hablado de sus fantasías, ¿pero cuántas se han atrevido a cumplir? Pues esta vez la meta es llevar a cabo una de las tuyas, así sea que él tenga que disfrazarse de bombero o parquear el carro en un terreno baldío. ¡Tú pones las reglas del juego! ¿Necesitas alguna idea? ¡Ya está en tu mente! Un estudio realizado con 1.500 mujeres  por la Universidad de Montreal y publicado en The Journal of Sexual Medicine, arrojó que el 60% por cierto de ellas conincidió en que una de sus grandes fantasías es el sometimiento de parte de sus parejas en la alcoba, es decir, ella es la sumisa y él es el dominante.

 

5) Escápate de la rutina 

Salir de la cotidianidad es sumamente importante, sobre todo si están casados o tienen mucho tiempo juntos. para ello no necesitan ir muy lejos o gastar un dineral, una noche en un hotel o hasta en un apartamento tipo airbnb, en la misma ciudad, puede ser suficiente para tomar un respiro. “la pasión se despierta al estar en un lugar desconocido y al tomar tiempo libre para disfrutar de una refrescante escapada corta”, afirma alicia garcía en su libro matrimonios bien comunicados

 

6) One night stand 

Si no lo sabes, un one night stand es lo que los gringos definen como una noche de pasión con un desconocido o con alguien con quién no tienes ningún tipo relación y el sexo ocurre sólo una vez. Quizás nunca lo hayas hecho, pero nadie dijo que no puedes recrear la idea con tu pareja. Pídele que se vean en algún lugar, preferiblemente un bar o restaurante donde puedan compartir unos tragos o bailar. Jueguen a que apenas se conocen y rétalo a que te seduzca como lo haría con una extraña.

 

7) Cupones de caricias 

A las chicas nos encanta que nos apapachen, y ellos… bueno, a veces ni se enteran o creen que las caricias son sólo para cuando se anda buscando “algo más”. De hecho, según Allan y Bárbara Pease en su libro Por qué los hombres no escuchan y las mujeres no entienden los mapas, “las caricias repercuten menos en el hombre porque su piel es menos sensible que la de la mujer, para no sentir el dolor y mostrar más resistencia a las heridas”. Si quieres que él se muestre más cariñoso, ¡tienes que pedírselo! Y una manera creativa de educarlo para ello es creando un sistema de cupones de caricias. Canjéalos por “un masaje en los pies”, “Cinco minutos abrazados en la cama”, “10 besitos en la espalda”… Una experiencia divertida que quizás te encienda las ganas.

 

8) Viaje “al sur” 

Y con esto sabes a lo que nos referimos: “placer oral”. “El éxtasis que se logra con el sexo oral es una experiencia deliciosa, especialmente si se realiza con total maestría, conciencia y amor”, dice Mabel Iam en su libro Te amo… ¿para siempre?: Cómo lograr mantener o rescatar el amor. Quizás ya ustedes lo incorporan como parte de los preliminares, pero en esta ocasión, la idea es que le pidas a tu chico placer sólo para ti, concentrándose y dedicando tiempo a su tarea. Acaricia suavemente su cabello mientras él te complace, y guíalo hacia el punto donde quieres que enfoque su atención.

 

9) Lectura comprensiva 

¿Te gustan las novelas eróticas? Disfrútalas junto a tu pareja. Y no necesariamente hablamos de extremos sadomasoquistas como en las 50 Sombras de Grey. Elige la que te llame la atención y realiza sesiones de “lectura comprensiva” en la que tu pareja y tú recreen las escenas de los personajes.

 

10) Mayordomo al  desnudo

Un reto muy divertido (para ti). Por un día, tu chico se debe convertir en tu “mayordomo”, ¡pero sin ropa! Usar un delantal es opcional. Él se encargará de hacerte el desayuno, servir la comida, recoger la mesa… mientras tú lo diriges y admiras su cuerpo. Al final de la jornada, por supuesto, será también tu sirviente en la cama.