La Princesa Kate da a luz a su tercer hijo

Fecha

, Gente

La duquesa de Cambridge y el Principe Guillermo recibieron la llegada de un nuevo miembro de la familia real, un saludable varón de ocho libras. Kate Middleton junto al Príncipe Guillerno saludaron con entusiasmo y sonrisas a la prensa mientras abandonaban el hospital con el recien nacido, este pasado lunes 23 de abril.

El nombre del príncipe será anunciado en los próximos días de acuerdo al protocolo real.  Este es el tercer hijo de la pareja, quienes ya tienen siete años de matrimonio. El embarazo fue dado a conocer en septiembre 2017. Los otros miembros de la familia son el príncipe Jorge (cuatro años) y la princesa Carlota (dos años). Este nuevo bebe es el quinto en la sucesión al trono de Reino Unido, se encuentra luego de su abuelo Carlos I de Inglaterra Príncipe de Gales , quien la reina Isabel acaba de nombrar como sucesor oficial, seguido por su padre el príncipe Guillermo Duque de Cambridge, su hermano,  y su hermana. El príncipe Enrique se encuentra actualmente en sexta posición.

 

Parece que la familia real se encuentra en constante expansión no solo por la llegada del nuevo retoño, sino también con la incorporación de Meghan Markle, prometida del príncipe Harry, quien de forma oficial será parte de la historia británica el próximo 19 de mayo, día de su boda. El palacio de Windsor se encuentra en ebullición con estos recientes acontecimientos.

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, utilizó su cuenta en la red social Twitter para expresar sus felicitaciones a los nuevos padres, con el siguiente mensaje: Mis más cálidas felicitaciones al duque y la duquesa de Cambridge por el nacimiento de su niño. Les deseo mucha felicidad para el futuro.”

Luego del matrimonio de Kate y Guillermo, la casa real británica se ha revitalizado ante el ojo público, la vida familiar de la nueva pareja además de los nacimientos y el anuncio de compromiso de Enrique junto con la introducción de Markle han modernizado la monarquía y le han brindado una imagen más relajada y abierta que la percepción general durante los años ochenta, donde los divorcios de Carlos y Diana, el príncipe Andrew y Fergie brindaron inestabilidad y polémica.