¿Sabes cambiar el neumático de tu vehículo?

Fecha

, Escapadas

Por Natalia Peralta Foto Fuente externa

Imagínate la siguiente situación. Aprovechando unos días de vacaciones, decidiste ir de turismo interno a un lugar remoto de la geografía nacional. Estás de road trip y, desafortunadamente, en tu trayecto de carretera, se te pincha una goma. ¿Sabrías cómo solucionar el problema, si la bomba más cercana está a muchos kilómetros de distancia?

Parte de una experiencia aventurarera, es aprender a ser totalmente autónomos y hacer las cosas por nosotros mismo. Es por esto que los expertos de Goodyear nos traen los pasos para que podamos cambiar nosotros mismos el neumático pinchado y volver a la carretera sin ningún tipo de problema:

  1. Ten a mano las herramientas que necesitas: un gato y su correspondiente palanca, una llave que coincida con la medida de las tuercas de sus neumáticos, tacos para bloquear el vehículo durante la maniobra y un juego de guantes para mantener sus manos limpias.
  1. Asegúrate de que el vehículo no se mueva. Estaciona el carro a la orilla del camino de forma que no interrumpa la circulación. Activa el freno de mano y coloca los tacos en los neumáticos para que el vehículo no ruede. Si solo dispones de un único taco, colócalo en la goma diagonal a la que deseas cambiar. 
  1. Remplaza la goma pinchada. Afloje las tuercas del neumático pinchado. Saque la goma de repuesto del baúl. Utilice el gato para levantar el vehículo hasta una altura que permita retirar el neumático fácilmente. Retire las tuercas y el neumático pinchado. Ponga la goma de repuesto y ajuste nuevamente las tuercas.
  1. Guarda todo lo demás. Luego de cambiar la goma, baja el vehículo y retira el gato. Recuerda guardar todas las herramientas y la goma pinchada en el baúl del vehículo. Asegúrate de haber guardado todo, incluido el gato y los tacos.

Como siempre, recuerda que es mejor prevenir que lamentar. Por eso también te traemos algunas precauciones que puedes tomar en cuenta antes de salir de viaje.

  • Revise periódicamente la zona de la goma que tiene contacto con el suelo, porque entre más lisas esté, existe una mayor posibilidad de que se pinche.
  • Verifique que el neumático de repuesto tenga la presión de aire adecuada.
  • Visite periódicamente su estación de servicio para calibrar sus neumáticos, incluida la del repuesto.