#WCW Matilde Ramos y su revolución culinaria

Fecha

, Entrevistas

Por Alexandra G Roca Fotos Fuente externa

Quiero que las personas se empoderen de su vida.

Matilde Ramos es una chef dominicana graduada de Le Cordon Bleu y especializada en Raw Cuisine o Cocina Cruda, que está lista para revolucionar el mercado local, aportando conocimiento y salud a través de talleres y productos alimenticios.

La historia de cómo Ramos pasó de ser carnívora, a tener una dieta 80% cruda se resume en tres palabras: enfermedad, empoderamiento y sanación. Tal cual lo lees. Luego de un proceso traumático de tratamientos tradicionales sin resultado y obesidad mórbida, la chef conoció Plant Lab Culinary y decidió tomar control de su vida y su cuerpo a través de la comida y en tan solo ocho semanas había pasado de una talla 16 a 12. Su ánimo, energía y autoestima aumentaron de forma notable. Y la verdad es que hoy en día, a sus 60 años, Matilde tiene una energía y una vibra de alegría y equilibrio que todos quisiéramos.

Conversamos con ella y nos contó algunas cosas importantes sobre lo que es la cocina cruda y cómo fue su incursión en ella.

¿Cómo se adentra al mundo de la cocina cruda?

Me hice vegetariana en el 2010, y comencé con el sistema Gerson por problemas de salud, decidí que no quería seguir ingiriendo más químicos, pues ya tenía 50 años y los que me quedaran de vida quería vivirlos bien. La verdad que ha sido un viaje de vivencias y experiencias. Después de esto, me topé con una página (Plant Lab Culinary), que me encantó por la calidad y belleza de sus fotos. Sin embargo no preparaba sus recetas porque no lo consideraba como un estilo de vida viable. Pero luego mi madre enfermó, y nos fuimos para Miami por un tiempo, entonces ahí decidí emplear mi tiempo tomando cursos y talleres  de nutrición.

En tres semanas bajé de talla 16 a talla 12 sin hacer ejercicio. Actualmente estoy en talla 6, nunca, ni cuando era adolescente, llegué a este peso.

¿En qué enfocaste tus estudios en esta época?

Me gradué en la escuela  PlantLab Culinary en cocina, alimentación para deportistas y nutrición elite para atletas. Ahora mismo estoy haciendo un curso en chocolatería fina cruda.

¿De qué depende el éxito de una persona en el cambio de alimentación?

Todo depende de la motivación, hay personas que lo hacen de forma paulatina y otras radicales. Pero la clave está en el frame of mind y como estás dispuesto a recibir el cambio.

¿Económicamente es viable?

Claro, y sale más barato que una alimentación tradicional. Esto es una cocina en la que las semillas son prácticamente la base de todo. Estas dan una gran satisfacción por un mayor tiempo. Las semillas se utilizan para  espesar, dar textura, la base, para realizar los quesos, etc.

¿Qué le recomienda a una persona que quiere empezar a comer crudo?

Lo ideal es empezar reduciendo el consumo de productos derivados de la carne y eliminando todo lo que es procesado (latas, botellas, funditas, embutidos…). Luego limitar el consumo de carne a tres veces a la semana, e irlo reduciendo paulatinamente mientras se introducen más vegetales a la dieta.

 Pasé de estar en una dieta con gran cantidad de suplementos y enzimas a tener una alimentación que realmente me nutre y me da vida y energía.

 

Existe mucha desinformación sobre la comida cruda, así que aquí Matilda Ramos nos orientó con los puntos esenciales que debes conocer:

La Raw cuisin se diferencia de la alimentación vegetariana por el proceso. El proceso en la cocina vegetariana es el proceso convencional , el que yo aprendí en Cordon Blue, es un alimento que está cocido en temperaturas mayores de 250 grados, mientras que aquí la cocción es a 115 grados y cuando se hierven los alimentos se hace a 85 grados máximo.

Automáticamente el alimento es sometido a una temperatura mayor a 160 grados, se desconstruye internamente, su textura y nutrición varían, la vitamina y las enzimas se destruyen. Entonces realmente no te estás nutriendo, estás comiendo.

Cuando hablamos de cocina cruda no hablamos de alimentos literalmente crudos, todo tiene que ver con la traducción pues en inglés la palabra crudo tiene un contexto más amplio.

Este tipo de cocina también se conoce como “cocina viva”.

No es una cocina exclusiva para los vegetarianos ni veganos, es para todo el mundo. El 80% del plato puede ser crudo y el 20% restante la proteína que prefieras (huevo, queso, carne o mariscos).

Debemos aprender que tenemos la autoridad, el poder y derecho de tomar el control de nuestras vidas.