“No digas me retiro”, Carolina Herrera

Fecha

, Noticias

Por Natalia Peralta Foto Fuente externa 

“No digas que me retiro”, con estas palabras Carolina Herrera pedía, durante una entrevista con The New York Times, que no asumieran su nuevo rol de embajadora de la marca como una despedida, sino como un nuevo paso en la historia de la firma.

Ayer lunes, el mundo de la moda fue testigo de la presentación de la colección Otoño/Invierno 2018-2019 de la casa Carolina Herrera, la última bajo la firma creativa de la diseñadora venezolana. Un acto emotivo, celebrado en el MoMa, al que asistieron las actrices, diseñadores y celebridades que la han acompañado durante estos 37 años de historia.

La filosofía de la diseñadora —que no le gusta mirar hacia atrás— hizo que esta transición estuviese marcada por la presentación de una colección nueva. No fue una retrospectiva de su carrera, ni un acto homenaje, sino una presentación más, cargada todos valores que caracterizan a la marca: la elegancia impoluta, el estilo sin fecha de caducidad y la máxima representación del saber estar.

El nombre de la venezolana quedará por siempre ligado a las camisas blancas estructuradas, a la más absoluta devoción por la silueta femenina, a sus inconfundibles bolsos y fragancias, y, sin lugar a dudas, a la ciudad de Nueva York.

Una reputación e ideal de belleza que ahora hereda Wes Gordon. El joven diseñador estadounidense supone una inyección de sangre fresca a la casa, pues con tan solo 31 años —Carolina tenía 42 cuando presentó su primera colección—asume la dirección creativa de la firma, luego de ser consultor de la marca y trabajar codo con codo con Carolina durante casi un año.

La mujer de las inconfundibles camisas blancas no se despide, ni dice adiós, ni pone un broche de oro, ni se retira. A sus 79 años, Carolina Herrera comienza una nueva etapa de su vida, en la que hará mucho más que preocuparse de si una falda debe ser más corta o más larga.

Ahora le toca viajar por el mundo como embajadora de la marca, como leyenda viviente, como refencia de estilo y elegancia. “Es un paso adelante”.