Turismo de salud y bienestar

Fecha

, Escapadas

Texto Leandro A. Sánchez  Ilustración Cienpies Design

Lo primero que debes de saber es que el turismo de salud no es una actividad nueva. Desde hace siglos la humanidad ha buscado respuesta a sus necesidades de salud, trasladándose a otros lugares con miras a mejorar su estado de salud o bienestar… Ante este contexto aclaramos que el turismo de salud no debe confundirse con medicina turística, pues esta última responde a la eventualidad de un turista que visita un país por razones de paseo o trabajo, es decir, se relaciona con las atenciones de emergencia que se le puedan presentar durante su estadía.

Para el turismo de salud, las condiciones indispensables se relacionan con la calidad del servicio, acreditaciones, capacidad de los profesionales, seguridad y reputación del destino, costos e infraestructura sanitaria disponible… Con esto concuerda nuestra entrevistada, Amelia Reyes Mora, vicepresidenta de la Asociación Dominicana de Turismo de Salud (ADTS), quien agrega que la capacidad hotelera y sus atractivos turísticos complementan las motivaciones del viajero en un segundo plano. “El turismo y la salud generan encadenamientos de alto valor que se traducen en nuevos empleos, captación de divisas y transferencia de tecnologías, así como mejores prácticas y oportunidades, que en adición a diversificar la oferta turística permiten fortalecer la seguridad y competitividad de un destino”, sostiene.

¿Son iguales?

Ojeando la prensa escrita o navegando en internet te habrás percatado que se habla también de turismo de bienestar. Pero, ¿se trata de lo mismo? Bueno… La realidad es que el turismo de salud se clasifica en dos grupos: de bienestar y médico. “El turismo de bienestar es un apartado de actividades orientadas al relajamiento, tratamientos homeopáticos, medicina tradicional, cambios de estilos de vida, spas, retiros espirituales, hogares y asistencia para personas de la tercera edad… Por otro lado, el turismo médico es un acto planificado donde una persona sale de su lugar de residencia para recibir atención médica, odontológica y/o quirúrgica”, explica Reyes. Sin embargo, aunque sean distintos se complementan.

Para ellas

La mujer resulta un público altamente atractivo para el mercado del turismo de salud, pues en general busca privacidad y confidencialidad en los tratamientos que se realiza, así como el ahorro de costos en países que presentan ofertas altamente competitivas como el nuestro. “La mujer gusta disfrutar de la privacidad, en particular en los segmentos de cirugía plástica, cosmiatría, cirugía dermatológica, bienestar y tratamientos para infertilidad, que generalmente no son cubiertos por sus seguros médicos. De igual forma buscan servicios de oncología (cáncer de mama, ginecológicos) y tratamientos que se realizan ambos sexos como medicina preventiva, procedimientos cardiovasculares, ortopédicos, cirugía de pérdida de peso, odontología y oftalmología, entre otros”, detalla Reyes, que desde la ADTS trabaja para fortalecer esta iniciativa en el país.

Hoy día, los resultados de la encuesta realizada el pasado 2016 por la Medical Tourism Association (MTA) colocan al país en el quinto lugar como industria de turismo de salud con mayor potencial, realizada en 41 países del continente americano; los primeros cuatro lugares los ocupan Canadá,  Colombia, Panamá y Costa Rica.

Esto ha traído consigo la elevación de los estándares de salud y la búsqueda de certificaciones y acreditaciones internacionales, y generado un importante cambio de cultura en nuestro servicio sanitario. “El turismo médico está en un interesante momento en la República Dominicana. A través de la ADTS se están creando importantes alianzas público-privadas que buscan organizar el sector y promover el destino, fortalecer la competitividad y calidad de nuestra oferta, realizando acuerdos con importantes universidades, entes acreditadores, cámaras de comercio y producción, cuerpos consulares y agencias especializadas, para favorecer el desarrollo de la planificación estratégica del sector”, comenta la vicepresidenta del gremio (adtusalud.org).

Ventajas del turismo de salud en  RD

La vicepresidenta de la ADTS las enlista:

*Centros de salud con experiencia en el manejo de pacientes internacionales.

*Amplia infraestructura sanitaria.

*Especialistas altamente capacitados.

*Situación geográfica favorable. Facilidades de acceso y múltiples conexiones aéreas.

*Costos competitivos de los servicios e insumos; moneda con atractiva convertibilidad ante la divisa extranjera.

*Atención inmediata, con listas de espera reducidas.

*Experiencia turística y disponibilidad de plazas hoteleras de alta calidad; atractivos turísticos y clima ideal para servicios de bienestar y recuperación.

*Cultura de servicio y calidez.

*País seguro y con estabilidad económica.

En cifras

60 países lo han declarado interés nacional.

US$100 mil millones anuales genera el turismo médico en el mundo.

2.5% de los viajes por avión son causa del turismo de salud.

20% aumenta cada año.

US$563 mil millones anuales, a nivel mundial, produce el turismo de bienestar.