Que cuidarte sea tu prioridad

Fecha

, Cuerpo & Alma

Por Pandora RD

A medida que la población mundial con el paso del tiempo va en aumento, que las tecnologías se desarrollan tan rápido y al ver cómo cada vez todos los aspectos de la vida cotidiana en cuanto a las interacciones humanas, se han vuelto tan impersonales, se podría pensar que los seres humanos deberíamos volvernos más altruistas. Es decir, pensar primero en el deseo de los demás, antes de cumplir los tuyos, sin ningún interés de recompensa a cambio. Sin embargo, ¿sonaría muy descabellado optar por lo contrario? ¿Pensar, actuar y tomar desiciones poniéndote a ti como prioridad?

Para muchos, esa última es la única vía para que podamos convivir en paz y que a raíz de un amor propio fuerte y verdadero, no solo enseñamos a los demás a cómo amarnos, sino que solo así, podemos ser de ayuda para los demás. A continuación algunas opiniones de personas plenas, felices y exitosas (Cassandra Bodzak y Will y Jada Smith), que predican esto con el ejemplo.

 

Cassandra Bodzak y los pequeños detalles

Experta en estilo de vida holístico, Cassandra se dedica a ayudar a personas de diversas partes del mundo a diseñar un plan de vida que saque lo mejor de cada quien, a través de elementos como la buena alimentación, meditación y pequeñas acciones de autocuidado, desde no responder el celular después de cierta hora, hasta hacer de tu hora de gimnasio una hora intocable e impostergable, desde escuchar tu cuerpo y darle lo que necesita cuando lo necesita, hasta cancelar planes a los que en otras circunstancias te sintieras en la obligación de ir.

Estos son los cinco pilares que Bodzak considera como razones irrefutables por las cuáles atender nuestras necesidades primordialmente, siempre.

  • Tu trabajo puede esperar: Eres más rápida, más creativa y más ágil cuando te sientes física y mentalmente bien. Te desgastas más si trabajas abrumada y no rindes igual.
  • Tu salud depende de ello: El estrés y la falta de sueño debilita tu sistema inmune y te deja más vulnerable hacia muchas enfermedades.
  • Tu relación romántica florecerá: Si te tomas tiempo para ti, ese mismo tiempo se lo estás dando a él y ambos estarán sintiéndose más completos, lo que hace afianzar la relación. Está bien que tu pareja te extrañe una noche que decidas tomar una clase de yoga y un baño de burbujas. La versión de ti que le entregarás es mucho mejor que la que no está descansada o satisfecha.
  • Tu amigos y familiares se beneficiarán: Si crees que las personas cercanas a ti no se dan cuenta de cuando estás medio dormida o mentalmente distraída cuando te hablan estás equivocada. Cuidarte a ti misma te hacer estar más presente en el ahora.
  • Sonreirás más: Mientras más feliz estés, más útil eres para el mundo.

 

Jada Pinkett Smith: autocuidado y maternidad

Esta enseñanza dio Jada Pinkett Smith, esposa de Will Smith, sobre cómo amarse a sí mismo es esencial para amar a los demás.

Esto compartió Jada a su hija Willow, quien en ese momento tenía algunos 11 años de edad:

Siempre tienes que recordar cuidarte a ti primero y principalmente. Cuando paras de cuidarte sales de balance y realmente olvidas cómo cuidar a los demás. Nos han enseñado que cuidarnos a nosotros mismos primero es un problema y te diré algo sobre ser madre y alguno de los mensajes que se nos inculca al respecto: que debemos sacrificarlo todo. Creo que como madres deberíamos reajustar ese mensaje y entender que debes cuidarte a tí misma para tener la lucidez y el poder de cuidar a los demás.

 

Will Smith: el autocuidado no siempre es fácil

En el caso de Will, el actor y rapero estadounidense nominado a cuatro Globos de oro y a dos premios Óscar, esto opina sobre la responsabilidad de cada quien, de gestionar su bienestar y nos deja entender que a veces, cuidarse a uno mismo no resulta tan sencillo cuando se tiene una situación difícil de afrontar.

En el vídeo: No importa de quien es la culpa cuando algo está roto y es tu responsabilidad arreglarlo. No es culpa de nadie si su padre era un alcohólico abusivo, pero de seguro sí es su responsabilidad buscar la manera de lidiar con esos traumas, y hacer una vida a raíz de ellos. No es tu culpa si tu pareja te engañó y arruinó tu matrimonio, pero de seguro sí es tu responsabilidad buscar cómo tomar ese dolor, superarlo y construir una vida feliz para ti. La culpa y la responsabilidad no van juntas. Cuando algo es culpa de alguien, queremos que esa persona sufra, que se le castigue, que paguen, queremos que sea su responsabilidad repararlo, pero no es así como funciona. Mientras estés apuntando el dedo hacia los demás, nos atrapamos en el modo de víctima y en el sufrimiento. El camino hacia el poder es tomar esa responsabilidad. Tu corazón, tu vida, tu felicidad.