Óscar 2018: el nuevo discurso femenino

Fecha

, Arte

Por Natalia Peralta Foto Fuente externa 

Han pasado cuatro años desde que la actriz Cate Blanchett, ganadora del premio a mejor actriz por Blue Jasmine, reivindicara el valor que las películas que tenían a una mujer como el centro de su trama. Tan solo tres desde que Patricia Arquette, ganadora del Óscar a mejor actriz secundaria por Boyhood, exigiera la igualdad salarial entre hombres y mujeres.

En su nonagésima edición, la lista de los premios Óscar presenta un nuevo discurso feminista. Ya no se trata de actrices talentosas reivindicando, en unos pocos minutos, una discriminación arrastrada durante siglos. Ahora, las protagonistas son ellas incluso antes de que hablen.

Greta Gerwig dirigiendo Lady Bird.

Greta Gerwig se ha convertido en la quinta mujer en ser nominada a un Óscar por mejor dirección. Lo consigue gracias Lady Bird, una historia que captura de una manera magistral la crisis existencial y de identidad que sufre una adolescente en su paso al mundo adulto. La película, que además le ha valido a Gerwig la nominación a mejor guion original, es una de las favoritas de la noche.

Mudboung.

Rachel Morrison acaba de pasar a la historia como la primera mujer nominada a un Óscar por mejor fotografía. Su bellísimo trabajo de tonos saturados le da a Mudboung la estética que la historia merece. Este hito supone un precedente para que la Academia siga reconociendo el valor de la mirada femenina.

Rachel Morrison.

Cabe resaltar que si Mudboung, con cuatro nominaciones, se llevase un premio en esta edición de los Óscar, veríamos a una mujer caminar hacia el podio. Además de a Morrison, la Academia ha nominado a la afroamericana Dee Rees (directora de la película) y a Virgil Williams, por mejor guion adaptado, así como a Mary J. Blige, que tiene una doble nominación a mejor actriz secundaria y mejor canción.

Meryl Streep.

Aunque pueda parecer reiterativo, no hay que subestimar a Meryl Streep, que un año más rompe su propio récord y se mantiene como la intérprete con más nominaciones a los Óscar. Gracias a su papel en Los archivos del Pentágono, acumula un total de 21 nominaciones (la siguen Katherine Hepburn y Jack Nicholson con 12 estatuillas).

Estas mujeres, junto con todas las demás nominadas en categorías de mejor mezcla de sonido, documental, cortometraje de ficción, diseño de producción, vestuario, montaje, entre otros, representan el nuevo discurso feminista. Un discurso pasional,  hecho sin palabras, que inspira a millones de mujeres dentro y fuera de la industria cinematográfica.