Un año sorpresivo

Fecha

, Telegrama

¿Qué hago si no cumplí mis metas? Es una pregunta constante para muchas, sobre todo, si somos muy exigentes con nosotras mismas. Es normal sentir rabia, tristeza… ese sentimiento de impotencia que se da cuando te sientes derrotada por no lograr lo que te habías propuesto. ¿Me comprendes? Pero, ¿qué sucedería si decidimos cambiar la pregunta? ¿Qué sucedería si mejor nos preguntáramos qué hemos alcanzado este año?

Quien me conoce –y me lee– sabe que soy fanática de ver “el vaso medio lleno”, y aunque no lo creamos, la forma en que formulemos ciertos enunciados cambiará nuestra percepción del “problema” o de las circunstancias. No se trata de tapar el sol con un dedo, sino de ver todo lo que has recorrido en el 2017 y enfocarte en los pasos que diste, y no en los que faltaron.

El año pasado tuve la oportunidad de compartir el festejo de año nuevo con mi amiga Techy y su familia. Entre los invitados se encontraba su mamá, Tania. ¡Qué dicha poder empezar el año con una coach de vida en casa! Hicimos un ejercicio bellísimo que incluía definir en una palabra nuestro año, yo elegí: “divertido”. No hubo dudas, así fue mi 2016. ¡Me lo gocé! Me percaté en ese momento de que había vivido los anteriores 365 días justo como había querido, junto a amigos y familiares, viajando y disfrutando. Aunque me empeñaba en pedir otras cosas, sólo al hacer este ejercicio supe que viví exactamente lo que necesitaba; incluso a pesar de los obstáculos en el camino, que fueron muchos.

Si hoy hiciera ese ejercicio, definiría mi 2017 como “sorpresivo”. No paró de asombrarme en lo laboral, en el amor, a lo interno… Supe este año que podía transformar tantas cosas en mí y a mi alrededor, si me lo proponía y le ponía un poquito más de buena energía. Así que mi deseo para ti y para mí, además de salud, paz y amor, es que en el 2018 podamos finalmente entender que somos luz, que venimos cargados de una gran fuente de energía que, usada sabiamente, es una fuerza capaz de mover corazones, de transformarnos –y a los que nos rodean– para bien. #ATodasMisChicas ¡Feliz Navidad y que el nuevo año sea el mejor de sus vidas!