Siete cosas que no sabías sobre el perfume

Fecha

, Belleza

Por Alexandra G Roca Foto Adolfo Florentino

El perfume es uno de los complementos más personales que podemos llevar, es como si el aroma se camuflajeara y adaptara a la esencia de cada quien, pues dos personas pueden usar el mismo y oler diferente.

En un encuentro en el hotel Embajador, pudimos conversar con Guillaume Jenot, Head de Calidad y Desarrollo de Producto de Perfumes Factory en París, quien nos dio algunos datos que no sabíamos sobre el arte de crear un perfume y la delicadeza de adquirir uno.

La franquicia internacional Perfumes Factory, está en ocho países.

  • El perfume es una combinación sofisticada de 1500 materias primas Usualmente se seleccionan entre 40 y 100 para crearlo, y la clave está en cómo se combinen y dosifiquen cada una.

 

  • Un perfume puede oler de una forma al principio y diferente después pues las materias priman se van superponiendo con el tiempo. El perfume no es solo el olor, sino el ritmo entre ellos.

 

  • A la hora de elegir un perfume no se trata de que nos quede bien o no, es puramente cuestión de gusto y de lo que un olor u otro nos recuerde. Un perfume ayuda a resaltar la personalidad, y puede adaptarse según lo que queremos demostrar en cada momento. Lo más importante es sentirse bien y cómodo con el momento que queremos vivir.

 

  • Existen seis familias olfativas diferentes para identificar los perfumes: la gourmant; maderosa únicamente para caballeros; la oriental; la frutal que es solo para damas; la cítrica y finalmente la fougere.

 

  • Cuando estamos probando perfumes hay dos maneras de neutralizar el olor, la primera es oler café y la segunda y más efectiva es oler la propia piel en un punto que no se haya aplicado perfume.

 

  • Se recomienda echar perfume donde late el pulso ya que la circulación hace que el olor tenga más movimiento y se difunda mejor.

 

  • Existe la creencia de que si se aplica el perfume y luego se frota (por ejemplo en las muñecas) el aroma cambia, pero esto es un mito.

Detrás de cada perfume hay una ingeniería y una arquitectura.