7 preguntas a Riccie Oriach

Fecha

, Música

Por Camila Santana / Imágenes: Edgar Núñez

Si no lo conoces, este puede que sea un buen artículo para entender un poco quién es ese que lleva todo este año, poniendo a todos y todas a bailar, junto a la Alucinante Banda. Joven, pero con experiencia, relajado y directo, Riccie Oriach, vino a darle un giro inesperado a la música alternativa contemporánea en el país y mañana sábado 25 a las 9:00 p.m. lanzará su primer EP, en Mamey.

El miércoles compartió con la prensa y amigos cercanos la premiere de su primer video musical, Viaje al infinito, dirigido por Yoel Morales y Andrés Farías en el que vemos interactuar en él a la célebre actriz Judith Rodríguez y a la talentosa Laura Díaz, que teníamos desde Quien Manda, sin disfrutarla en un proyecto local.

Nos acercamos un poco más a Riccie para saber qué hay y hubo detrás de todo el trabajo de este año, que se resume en el EP que a partir de mañana puedes obtener en el evento o en Symphonic Latino – en sus portales digitales – o a través de las redes sociales de Riccie.

¿Cómo describes tu estilo musical?

Es una marea de ritmos tropicales, fusiones de música del mundo con temas dominicanos, es decir, con una identidad dominicana.

¿Cuál es tu identidad como artista?

Yo lo defino como afro caribbean rock and roll – se ríe -.

¿Qué sentiste en el proceso de realización del EP?

Sentí de todo. Desde felicidad hasta enfados. En momentos “estrallé todo’ luego volví a recoger eso que estrellé, y lo abracé. Fue una ola de emociones porque es algo que tiene que ver mucho conmigo y cuando uno se ve desde otro punto de vista, desde otra perspectiva uno comienza a analizarse.

Creo que ahora, ya que se grabó todo el disco siento que todo lo que se mentalizó, está en el disco y tiene más.

¿Qué es eso que te imaginabas?

Por ejemplo, yo quería incluir voces de amigos cercanos míos y eso hice. Hay uno de ellos que sale riéndose en una canción. También pasó que algunas canciones las quería en un género musical específico pero que no sabía como lo iba a lograr, y ahí están.

Antes de dedicarte a la música de lleno, tenías un trabajo con “normal”, ¿cómo fue el proceso de transición?

Fue chilling –relajado- porque el trabajo que yo tenía me permitía hacer lo mío. A la hora en la que todo el mundo estaba chateando, yo estaba escribiendo, escuchando música, construyendo todo esto, para darle una patada al trabajo. En pocas palabras usé el trabajo para mi beneficio; tenía mucho que ver con monitoreo de radio y televisión de Estados Unidos, entonces a mi me tocaba la parte de la música. Chequeaba la música de México que antes no me gustaba y ahora bastante.

Aunque tu tengas un trabajo, si tienes un plan o una visión, y le dedicas el tiempo, se logra.

¿Qué te hizo dar el brinco?

Fue confuso. Tenía todo en la mano, pero no sabía como repartirlo. Yo no me imaginaba ni la aceptación ni la calidad que estamos manejando ahora mismo. Aunque si me imaginaba “montao ahí”, no me imaginaba como sacarlo hacia el público. Me salí con la mía, por decirlo así.

¿Cuáles son tus expectativas con el EP?

Mi expectativa con este EP es simple: seguir trabajando. Dejar el trabajo de este año, plasmado ahí y en Enero, cuenta nueva y seguir mejorando.