Tendencias: la propuesta de Le Blanc

Fecha

, Tendencias

Por Camila Hermida / Imágenes: Adolfo Florentino

Entre los nuevos diseñadores de Dominicana Moda’17 se encuentran los jóvenes Yamil Arbaje y Ángelo Beato, diseñadores de la marca Le Blanc Studios. Su nueva colección titulada “Sungular Unity” de quince salidas, es una propuesta futurista que hace una crítica a la sociedad dominicana. Utilizaron elementos de la cotidianidad, como chalecos de los AMET, chalecos antibalas, piezas con la cara de Gregorio Luperón, un abrigo con el logo de la UASD con una falda militar, entre otros elementos acompañados con accesorios como unos lentes protectores.

Después del desfile hablamos con los creadores.

¿En que se inspiraron en su colección?

Ángelo: Nos inspiramos en la dominicanidad. El concepto de la colección es la singularidad entonces estamos explorando los estratos sociales, los estereotipos dominicanos y como la tecnología nos ha llevado a consumir mucha información.

¿Qué telas utilizaron en su colección?

Yamil: Utilizamos tejido de punto y tejido plano. La mayoría es algodón en denim, en Oxford y en popelín. Utilizamos telas sintéticas para un vestido, y a veces seda, plástico o chifón.

¿Cómo trabajan juntos para hacer la colección?

A: Todo es a base de pensamientos y eso nos da la estética de la pieza, la funcionalidad de la pieza y lo que queremos de ella. Primero empezamos con la parte contextual y luego salimos de ese plano y vamos a la práctica: nos juntamos a ver que debe tener la pieza, qué corte y como se verá.

Y: Juntos nos enfocamos en la investigación de la pieza.

¿Cómo será su próxima colección?

Y: No tenemos ni una idea. Nosotros duramos mucho tiempo para definir una colección ya que le dedicamos mucho pensamiento.

A: Salimos a las calles a tirar fotos para inspirarnos y ver realmente cómo interactúan estos personajes. Porque son estereotipos y arquetipos sociales. Teníamos el pecto del motoconcho pero puesto en una mujer, que es algo que nunca se ve. El ingeniero con la ropa del obrero, y viceversa. Jugamos con cada clase social y le damos ese contraste.